Cómo aquietar la mente

Cómo aquietar la mente
Cómo aquietar la mente
¿Qué te ha parecido este artículo?

¿Sabias que el yoga te puede enseñar a regular la respiración y éste es el primer paso para descubrir cómo influir sobre otras funciones esenciales del cuerpo que operan de forma involuntaria? En este artículo, escrito por nuestra autora invitada Leila Klein, exploramos el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, los orígenes de la ansiedad, y cómo las técnicas de respiración utilizadas en yoga pueden ayudarte a controlarla.

El Sistema Nervioso y la percepción de peligro

La ansiedad es una enfermedad que afecta a muchas más personas de las que uno cree. Es un trastorno que se da con más frecuencia en el mundo occidental, pudiendo afectar una de cada diez personas. La organización mundial de la salud informa que entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad ha aumentado cerca de un 50%, de 416 millones a 615 millones. Ésto significa un aumento de 200 millones en 23 años, el equivalente de 5 veces las población de la Argentina.

Para comprender la ansiedad, necesitamos saber un poco cómo funciona nuestro sistema nervioso. De la misma manera que tenemos un Sistema Circulatorio, tenemos un Sistema Nervioso. Es como el cableado eléctrico dentro nuestro cuerpo.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

El Sistema Nervioso es uno de los sistemas más importantes del organismo. Tiene múltiples funciones que se basan en recibir y procesar de información proveniente tanto desde el entorno, como del interior del cuerpo con el fin de regular el funcionamiento de los demás órganos y sistemas. Esto lo puede realizar tanto por acción directa o mediante el apoyo del sistema endocrino, que funciona mediante la regulación de la secreción de las distintas hormonas.

El Sistema Nervioso esta compuesto por el Sistema Nervioso Central y el Sistema Nervioso Periferico. El Sistema Nervioso Central comprende la parte recubierta por un sistema de protección óseo formado por el cráneo y el canal vertebral de las vertebras. El Sistema Nervioso Periférico está formado por las prolongaciones o trayectos nerviosos que parten de la médula hacia los diversos tejidos.

A su vez, se establece una división entre el Sistema Nervioso Voluntario y el Sistema Nervioso Autónomo. Dentro del Sistema Autónomo se encuentra el Sistema Nervioso Simpático.

Cuando tenemos ansiedad se pone en funcionamiento el Sistema Nervioso Simpático. En el cerebro tenemos una especie de detector de amenazas. Ante cualquier percepción de peligro, se activa éste sistema que prepara nuestro cuerpo para afrontarlo. Es un mecanismo de supervivencia, que nos permite huir, congelarnos o atacar si nos encontramos en una situación de peligro real. Para nuestros ancestros, todos estos síntomas se activaban al ver a un depredador, por ejemplo. Ahora, un llamado de tu jefe también puede detonar los mismos síntomas.

¿Cuándo se produce la ansiedad?

¿Qué pasa en nuestro cuerpo si no existe un peligro real, pero comenzamos a preocuparnos o anticiparnos de manera negativa ante ciertos acontecimientos del futuro? ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?

En este caso, aunque no existe un peligro real y nuestro organismo no necesita huir de nada ni atacar a nadie, el cerebro interpreta igualmente que existe peligro y activa el mecanismo fisiológico del que disponemos para las situaciones de peligro. Al igual que cuando existe un peligro real, nuestro cuerpo empieza a funcionar de manera más rápida de lo normal: el corazón late más rápido, respiramos más rápido, los músculos se tensan, ya te das una idea de todo lo que ocurre en nuestro cuerpo.

Pero como no tenemos que huir de nada, simplemente podemos estar en el sofá de nuestra casa o realizando las tareas de la vida diaria, y sin apenas darnos cuenta, solo con nuestras preocupaciones activamos en nuestro organismo el sistema de alarma innecesariamente, y todo ese exceso de tensión innecesaria es lo que se traduce en nuestro cuerpo como ansiedad.

Todos necesitamos un poco de estrés como supervivencia: ayuda a la memoria, a estar alertas y a tener precaución. Pero si ocurre repetidamente ante situaciones de la vida que no son de alerta o de huida éstos síntomas ya se convierten en trastorno de ansiedad.

Reacciones hormonales

Ante una situación estresante nuestro cuerpo produce una hormona que se llama Cortisol que desata todo lo descripto anteriormente.

Como contrapunto al Cortisol, existe otra hormona que se llama la Oxitocina, que se produce en situaciones placenteras y muy diversas, como un masaje, una conversación con un amigo, relaciones sexuales, algún hobbie que produzca placer, cuando nos reímos, o cuando hacemos yoga.

La Oxitocina no solo nos relaja sino también aumenta nuestro autoestima y nos ayuda a conectarnos con la gente a nuestro alrededor. Nos sirve para disminuir nuestros niveles de estrés y ansiedad. Estar distendidos en grupo y reírnos relaja la musculatura, y estamos mas abiertos a relacionarnos con otros.

Pranayama para controlar la ansiedad
Pranayama para controlar la ansiedad

Yoga y Pranayama para controlar la ansiedad

En los antiguos textos fundacionales del yoga, escritos por el sabio Patañyali en el siglo III a.c el sutra dice que el Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente (“Yoga Chitta Vritti Nirodha”). La clave para aquietar la mente es la respiración, que a su vez es una de las herramientas más poderosas del yoga. Las técnicas para conducir o controlar la respiración son llamadas Pranayama. Mediante estos ejercicios podemos llevar a la mente y al cuerpo a estados de calma y tranquilidad.

La ansiedad con miedo y el miedo con ansiedad contribuyen a robarle al ser humano sus cualidades más esenciales. Una de ellas es la reflexión. Cuando sentimos ansiedad no podemos realizar ninguna decisión constructiva. Estos son los momentos cuando podemos aplicar las técnicas de respiracion de yoga.

Todos los humanos tenemos la capacidad de cancelar transitoriamente la función autónoma de la respiración. De ésta manera podemos acelerarla, desacelerarla o retenerla. A través del pranayama, que forma parte de la práctica del Hatha Yoga, es posible utilizar la respiración para influir sobre el estado físico y mental en momentos de ansiedad o ataques de pánico. Estos ejercicios de respiración se practican durante las clases de yoga para luego poder realizarlos en la vida diaria ante un evento que puede producir ansiedad, nervios, terror, temor,inquietud, desesperacion o panico.

El poder de la mente

Por otro lado, existen estudios que demuestran que si uno realmente cree que puede hacer algo para cambiar su situación de salud, hay mayor probabilidad de sanarse. Al darse por vencido y creer que no se puede hacer nada, hay mayor casuística de enfermedad o mortalidad.

Esto corresponde al pensamiento budista “Uno Crea lo que Cree”. Es importante saber que nosotros mismos podemos cambiar nuestro pensamientos para un mejor estado de salud y que tenemos las herramientas para hacerlo.

Tanto los ejercicios físicos (yoga, taichi, caminar, bailar) como los ejercicio de pranayama enseñados en yoga nos llevan a un estado de placer, tranquilidad y bienestar. Esto nos demuestra que la ansiedad no es un monstruo indomable, sino que podemos amigarnos para que nos acompañe en los momentos necesarios y no nos abrume en los momentos innecesarios.

¨La ansiedad no puede evitarse, pero sí reducirse. La cuestión en el manejo de la ansiedad consiste en reducirla a niveles normales y en utilizar luego esa ansiedad normal como estímulo para aumentar la propia percepción, la vigilancia y las ganas de vivir¨ Rollo May.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Leila Klein

Leila Klein es profesora de yoga, psicóloga y terapista ocupacional. Dicta clases y formaciones de Hatha Yoga Adultos y Niños en su estudio en Amanazca en Nuñez y en Valletierra, Palermo.

12 comentarios

  • Hola!! Gracias por tanto . Dónde queda Valletierra. Vivo en Palermo (Scalabrini y Paraguay)
    Me encantó lo que me mandaron y me gustaría participar de charlas y Meditación.
    Por favor, pueden enviarme datos,
    Gracias Besos.

    • Hola Diana! Valletierra queda en Costa Rica 4562, frente a Plaza Armenia. Te recomendamos seguirnos en facebook para estar al tanto de todos los eventos que compartimos con nuestros seguidores. Saludos y gracias por el interés!

  • Muy acertados y constructivos sus comentarios. Son de gran ayuda para nuestro bienestar.. Estoy pasando por un episodio d ansiedad por estrés y es muy difícil el manejo.. Me anima y me da esperanzas el escuchar sus planteamientos que me ayudaran a mejorar.

    • Esperamos puedas superar pronto esta difícil etapa, Giovanna. Muchas gracias por tu comentario, te deseamos lo mejor.

  • Excelente articulo, de gran ayuda para mi. Muchas gracias
    Me gustaría saber más sobre el ejercicio de pranayama y la respiración para calmar la ansiedad.
    De antemano gracias.

    • Hola Norma! Te invitamos a que leas nuestro artículo detallado sobre Pranayama, donde encontraras mucha más información sobre las técnicas de respiración. Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales y canald e youtube, donde compartimos videos con ejercicios de respiración, meditación, yoga, etc.
      Saludos!

  • Gracias por estas sabías palabras. Es tan importante conocerse uno mismo y saber que podemos controlar nuestra mente, espíritu y cuerpo que asimismo nos llevará a una mejor clase de vida y generar mejores vínculos

    • Gracias a ti por compartir con nosotros, Julieta! Nos encanta saber que podemos a´portar nuestro granito de arena apra que más personas conozcan el camino del bienestar.

  • Excelente artículo! Muchas gracias por compartirlo. Desde el momento en que vislumbramos una salida para las dificultades, todo cambia. A mi el yoga me cambió la vida. Le dio un sentido más profundo, un sentimiento de alegría y un vínculo diferente conmigo misma, con los otros y con Lo Otro. Leila es una profesora increiblem Namaste.

    • Gracias por compartir tu experiencia Alejandra! Y que bueno que eres o fuiste alumna de Leila, tus palabras valen mucho, de nuevo gracias por compartirlas con nosotros 🙂 Namaste!

  • cuál es el ejercicio de pranayama indicado para calmar la ansiedad ?, soy practicante de yoga y me interesa aprender más de esta ciencia. Namasté

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!