Balasana, la postura del niño

Balasana, la postura del niño

Balasana, la postura del Niño, es una de las asanas de descanso o relajación más elementales, y es de las primeras posturas que enseñan gran parte de los instructores. Por su simplicidad y por los beneficios físicos que aporta, es muy común que sea practicada en clases de actividades ajenas al yoga, como danza, stretching, e incluso clases de gimnasia.

Se trata de una asana sumamente habitual, que puede realizarse antes o después de cualquier otra postura. Suele incorporarse como descanso entre las series más avanzadas. Para alguien que recién se inicia en el mundo del yoga, Balasana puede representar un bienvenido descanso, una postura relativamente fácil de adoptar. Para un practicante avanzado, se convierte en una posibilidad para explorar y profundizar cada vez más, experimentándola con más consciencia del cuerpo, de la respiración y de la esencia misma de la postura.

En muchos casos, esta postura despierta una especie de recuerdo físico y psicológico de nuestra infancia. Esa sensación de paz y seguridad es ideal para calmar la mente, relajar el cuerpo, y profundizar la respiración.  A largo plazo, ayudará a generar una sensación general de calma y bienestar, tanto en el mat como fuera de él.

La práctica habitual de Balasana es excelente para trabajar la flexibilidad corporal, particularmente la apertura de las caderas. También ayuda a corregir la mala postura, ya que relaja la tensión de los hombros y el cuello, además de alargar y estirar la columna.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia en este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!
Balasana, la postura del niño
Balasana, la postura del niño

Balsana y la respiración

La postura del niño hace que el cuerpo adopte una posición en la que el frente de la caja torácica se ve, en cierta forma, comprimida. Esto genera una resistencia a la respiración superficial y frontal que la mayoría de las personas han adoptado como su respiración cotidiana.

Para muchos, practicar Balasana por primera vez es ser confrontado con la necesidad de respirar de una forma que resulta nueva y ajena. La presión ejercida al frente hace que naturalmente se busque una respiración más profunda, que ayude a evitar la sensación incomoda que genera la distención del abdomen en esta postura. Lentamente, se empieza a llevar el aire hacia otras zonas más que la parte superior de los pulmones, explorando su capacidad total.

Ficha técnica

Balasana Paso a Paso

  1. Arrodíllese en el suelo. Junte los dedos gordos de los pies y siéntese sobre los talones.
  2. Separe las rodillas al ancho de las caderas.
  3. Con una exhalación, lleve lentamente el torso hacia abajo, de modo que quede entre los muslos.
  4. .
  5. Lleve la frente al piso y coloque sus brazos a los lados del cuerpo, con las palmas hacia arriba, y relaje los hombros, de modo que tiendan hacia el suelo. Sienta como el peso y la gravedad llevan a abrir la parte alta de la espalda.
  6. Por ser una pose de descanso, puede mantenerla desde 30 segundos hasta un par de minutos.
  7. Para subir, estire el torso hacia adelante y, con una inhalación, vuelva a la posición original, sintiendo como el coxis presiona hacia abajo.

Beneficios de la Postura del Niño

Clases en línea de yoga, meditación y más
  • Es una forma suave de estirar y abrir las caderas, muslos y tobillos.
  • Brinda alivio a personas fatigadas o que se encuentran bajo mucho estrés.
  • Aumenta la circulación de sangre hacia la cabeza.
  • Ayuda a relajar y calmar tanto la mente como el cuerpo.
  • Es una excelente postura para practicar la respiración consciente.

Consejos para principiantes

Como ya dijimos, la postura del niño es una posición de descanso, por lo que debe resultarle cómoda. La flexiblidad y anatomía de su cuerpo pueden hacer una u otro variación más confortable, así que no dude experimentar hasta encontrar la modificación que funcione para usted.

Precauciones

  • No se recomienda realizar esta asana si tiene lesiones en las rodillas o tobillos. Balasana puede ejercer bastante presión en los tobillos y requiere de una gran flexión de rodillas, por lo que se aconseja reemplazarla por otra asana de descanso.
  • Si tiene problemas en el cuello y su frente no llega a apoyarse en el suelo con comodidas, apóyela sobre sus antebrazos, o sobre almohadas o bloques.

Variaciones

  • Si sus glúteos no llegan a descansar sus talones, es recomendable colocar una almohada entre ellos y sus talones para poder descansar en esta pose.
  • En caso de que la postura le resulte incómoda en la zona de los tobillos o el empeine, puede enrollar una manta o una toalla y colocarla debajo de sus pies.
  • Si su cabeza o sus caderas no llegan a apoyarse donde deberían por falta de flexibilidad, puede utilizar una almohada de forma que la postura le resulte más cómoda. Balasana es excelente para trabajar la flexibilidad de forma progresiva; con el tiempo dejara de necesitar esta modificación.
  • Algunas personas pueden experimentar la sensación de estar tendiendo hacia adelante, llevando demasiado peso hacia la cabeza. Para solucionarlo, puede extender los brazos hacia adelante en lugar de mantenerlos a los lados. Esta modificación también hace a la postura un poco más activa y profundiza la elongación de la espalda.
  • Por lo general, muchas de las incomodidades experimentadas en Balasana pueden solucionarse ampliando la separación de las rodillas. Ésta modificación es ideal para embarazadas o personas con un abdomen más prominente, así como para quienes experimentan una sensación de ahogo o claustrofobia con las rodillas más cerradas.

Asanas complementarias

Balasana es una postura de descanso que puede realizarse en cualquier momento de una práctica de yoga, precediendo o seguida de cualquier asana.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Balasana, la postura del niño
5 (100%) 1 voto

47 comentarios

  • Es una hermosa postura, aunque al principio debo confesar que la padecí: se ne acalambraban los empeine, me molestaba la frente y se me dificultaba respirar. Pero pasado el tiempo las molestias fueron desapareciendo y hoy estuve postura favorita para relajarme, aún cuando en medio de la noche me despierto con dolor de cintura.

    • Hola Silvina! A muchas personas les ha pasado que una postura que debería ser relajante y reparadora resulta ser inesperadamente incómoda. Claro, con el tiempo el cuerpo se va acostumbrando y vamos encontrando la posición justa que funciona con nuestra anatomía. Nos alegra que ya puedas disfrutar de balasana! 😀

  • Maravilloso !!! Un estado de relax y profundo bienestar. Acalla la mente por completo y respirar así me da vida nueva en todo el cuerpo. Gracias !!!

  • Muy buena la explicación y la practique y me sentí muy relajada Gracias me gusta mucho practicar Yoga y siguiendo el paso a paso fui llegando a poder realizarla !!

    • Hola Hilde! Nos alegra que te haya servido nuestra pequeña guía para realizar Balasana. Esperamos que sigas compartiendo con nosotros.

  • Hace apenas un mes que empecé con yoga. Me parece una disciplina fantástica. Realmente es un cambio de vida. Me han enseñado esta postura y me hace sentir relajada y en paz. Es como un encuentro consigo misma

    • Hola Graciela! Gracias por dejarnos este lindo testimonio de tu experiencia con el yoga. Esperamos poder seguir acompañándote en este camino. Saludos 🙂

  • Practico yoga desde hace un tiempo y me hace muy bien. Esta postura la hacemos en la clase para descansar y me da una gran sensación de paz

  • Gracias por las explicaciones y por difundir todos los beneficios ya que es de mucha utilidad para muchos que recién empezamos con esta práctica! GRACIAS

Clases de yoga y meditación en línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!