Bhakti yoga, el camino de la devoción

Bhakti Yoga
Bhakti yoga, el camino de la devoción
¿Qué te ha parecido este artículo?

Existen seis ramas de yoga principales o tradicionales que pueden conducir a la plena conciencia de la verdadera naturaleza. Estas rutas de acceso a la auto-realización son: el Hatha yoga, enfocado en la transformación de la conciencia individual a través de una práctica que se inicia en el cuerpo; el yoga Jñana que busca conocimiento interior y visión; Karma Yoga, asociado a la habilidad en la acción; Kriya yoga, relacionado a la acción ritual; Raja yoga o el camino de ocho ramas, también conocido como el yoga clásico de Patanjali y el Bhakti yoga o camino de la devoción. En este artículo, te presentamos brevemente éste último.

¿Qué es el Bhakti yoga?

Aunque en Occidente los sistemas de yoga han sido utilizados comúnmente para mejorar la salud y la forma física, los textos védicos explican que el yoga está destinado a conectarse con Dios o el Ser divino. Bhakti significa devoción, servicio devocional o amor puro. De este modo, Bhakti-yoga significa practicar la conexión con la divinidad y el restablecimiento de nuestra relación, a través de actos de amor y del servicio devocional.

Entre sus más notables propulsores se encuentra el movimiento Hare Krishna, creado en los años 60, cuyos seguidores enfocan sus acciones y pensamientos a la devoción de Krishna.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

El sendero del Bhakti yoga

Bhakti implica sentir amor intenso por el Ser divino. Es un profundo anhelo de experimentar el amor en su forma más pura y más elevada, para unirse con aquello que es eterno e inmutable.

El camino de Bhakti yoga nos permite utilizar todos nuestros sentidos, todas nuestras emociones y todas nuestras acciones, para expresar el amor en nuestras interacciones diarias y ofrecerlas a Dios, entendido en sentido amplio. La devoción Bhakti puede practicarse cualquiera sea la forma de la divinidad que se adapte a nuestra formación cultural o individual, ya sea Krishna, Cristo, Alá, Jehová, Hanuman, la Madre Divina o cualquier representación sagrada. Cada una se respeta igualmente como una manifestación válida de un principio subyacente de la conciencia pura.

Etapas del Bhakti yoga

Hay tres etapas que un devoto debe experimentar en el camino de la aparabhakti (Bhakti superior):

1.- La luna de miel

Al igual que en el amor humano, hay una fase inicial de enamoramiento en el camino devocional. Este es un momento en que nuestra relación con nuestra práctica espiritual es novedosa, fresca y llena de esperanzas. Podemos tratar de encontrar el camino a Dios por nuestra cuenta, pero por lo general, es necesaria la ayuda de un maestro espiritual.

2.- El desierto

Nadie quiere que la luna de miel termine. Sin embargo, si tu determinación de avanzar en el camino espiritual es seria, comenzarás a ir más profundo, entrando en lo que se conoce como la fase de desierto o lo que San Juan de la Cruz llamó “la noche oscura del alma”. Es en esta etapa donde se hace el trabajo real. La fase desierto es un tiempo de gran esfuerzo y sequedad espiritual; un momento en que es posible dudar de tu propia fe; un periodo de profundo anhelo y desesperación. En esta etapa, un auténtico maestro puede alejarte de manera que te veas obligado a internalizar. El desierto puede durar unas pocas horas o largas décadas, para alcanzar el avance espiritual y requiere de mucha fe y humilde aceptación.

3.- La entrega y Gracia

En la última etapa de aparabhakti, el culto es principalmente interno. Llega un momento en el que se han agotado todos los esfuerzos y el practicante entiende que ya no puede hacer nada más; en ese momento, algo finalmente se rompe. A continuación, el practicante se convierte en la oferta final y el yo inferior se rinde humildemente al Ser superior interno. En este acto de rendición profunda, se abre la puerta para recibir la gracia; la luz de la divinidad desciende y se manifiesta, y el yo inferior se precipita hacia arriba para aceptarlo. Hay una sensación de alegría inefable, como ondas de luz divina que inundan su ser; rompe las barreras internas y recibe la purificación de la mente y el corazón.

Los 9 Principios de Bhakti

Existen 9 acciones o modos de practicar Bhakti que pueden realizarse de forma individual o todos juntos. Esto depende, en general, del temperamento del devoto.

  1. Shravana – “escuchar” las escrituras, atendiendo a las glorias y virtudes de la divinidad. A través de este modo, la mente se ve absorbida por la Divnidad y se abstrae para pensar sólo en ella.
  2. Kirtana – “cantar” las glorias de la Divinidad, elogiándola. Es importante que esta práctica provenga de un lugar de pureza del corazón, y que no se realice solo como una muestra externa.
  3. Smarana – “recordar” ta Dios y mantener su nombre y forma al frente de nuestros pensamientos.
  4. Padasevana – “servicio devocional” a través del servicio hacia otros, particularmente con los débiles y los enfermos, hacia la humanidad en su totalidad.
  5. Archana – “veneración” a través de imágenes y prácticas rituales externas. También puede realizarse de forma interna, pero se trata de una forma de adoración muy compleja que solo los Bhaktas de gran intelecto consiguen realizar.
  6. Vandana – “oración” ante la Divinidad que uno ha decidido adorar. Incluye la humilde postración ante su gracia.
  7. Dasya – “actitud servil” para con la Divinidad, cumpliendo sus deseos y mandamientos
  8. Sakhya – “amistad” entre el devoto y la Divinidad; establecer una relación de intimidad con ella, como si se tratara de un miembro de la familia
  9. Atmanivedana – “rendición” u oferta de uno mismo en su totalidad

Beneficios del Bhakti yoga

Los beneficios de Bhakti yoga son inmensos, como escribe Swami Sivananda: “Bhakti ablanda el corazón y elimina los celos, el odio, la lujuria, la ira, el egoísmo, el orgullo y la arrogancia. Infunde alegría, éxtasis divino, felicidad, paz y conocimiento. Todos los cuidados, preocupaciones y ansiedades, miedos, tormentos mentales y tribulaciones desaparecen por completo. El devoto se libera de la rueda del Samsara de nacimientos y muertes. Se alcanza la morada inmortal de eterna paz, dicha y conocimiento”.

El objetivo final de la práctica de Bhakti yoga es alcanzar el estado de esencia, un sentimiento de felicidad puro logrado en la rendición devocional a la Divinidad.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

1 comentario

  • Son las herramientas para despertar conciencia, ientificar el ser y establecer la unidad con el UNO
    Namaste

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!