Bikram Yoga

Bikram Yoga Cuáles son sus beneficios
Bikram Yoga
4 (80%) 1 voto[s]

“El yoga es el vehículo perfecto para cambiarte a ti mismo. En primer lugar, crea un fuerte y poderoso enlace entre cuerpo y mente. Es un punto de partida desde el que puedes comenzar a aceptar tu espíritu humano”, con esta frase se resume el propósito del Bikram Yoga, una variante que ha gozado de excelente aceptación, pues ofrece resultados que sus practicantes definen como sublimes y sobresalientes.

Origen del Bikram

Bikram Choudhury, su fundador, nació en la ciudad de Calcuta en el año 1946 y comenzó a practicar yoga cuando apenas tenía 4 años de edad, bajo la tutela de Bishnu Ghosh, uno de los más influyentes maestros de yoga del siglo pasado.

Cuando Choudhury contaba con 17 años, sufrió una lesión en la rodilla de tal dimensión, que en opinión de los médicos que le atendieron, jamás volvería a caminar. Inconforme con tal dictamen, Bikram emprendió un procedimiento de trabajo que incluía 26 posturas y dos ejercicios de respiración que le permitieron, apenas seis meses más tarde, tener una recuperación completa de su rodilla y fue cuando comprendió el alcance del método implementado.

Características del yoga Bikram

Entre las razones por las que ha tenido tan buena acogida a nivel global, encontramos que esta especialidad puede ser practicada por cualquier persona y no exige condición física alguna ni conocimientos previos del yoga. Uno de los efectos más inmediatos que se obtienen se ve reflejado en la liberación de toxinas del cuerpo.

Espacio de publicidad:
Clases en línea de yoga, meditación y más
Formación Anusara Yoga Buenos Aires 2019
Frase de Bikram Choudhury
El yoga mantiene la juventud, le otorga al cuerpo vitalidad e inmunidad a las enfermedades

La condición característica de esta especialidad tiene que ver con el ambiente en que se practica; para lograr los resultados esperados las sesiones, que duran 90 minutos, deben realizarse en una sala que tenga 40% de humedad y 40o centígrados de temperatura constante; estas condiciones atmosféricas inducen al fortalecimiento de músculos, ligamentos y huesos de manera rápida, esto deriva en una mejora de la condición física. Dichos aspectos atmosféricos, provocan que la sangre se torne más fluida, facilitando su irrigación a los órganos del cuerpo durante la ejecución de las posturas.

A pesar de la dinámica activa que tiene la práctica del bikram yoga, no se deja de lado uno de los aspectos distintivos del yoga como lo es la relajación y la meditación. Se vale de dos técnicas de respiración; durante la ejecución de las asanas se instruye al practicante a tener inhalaciones y exhalaciones lentas, profundas y tranquilas que van a ayudar a mantener las posturas y a profundizar en ellas.

Beneficios

Existe un extenso registro de testimoniales, ofrecidos por las personas que practican la disciplina Bikram Yoga, donde manifiestan los beneficios que han obtenido con este adiestramiento, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Expande y maximiza la capacidad pulmonar
  • Mejora del equilibrio
  • Fortalece y tonifica los músculos
  • Aumenta de la circulación de la sangre
  • Vigoriza el sistema cardiovascular
  • Revitalizar los nervios, las venas y los tejidos
  • Aumenta la flexibilidad
  • Corrige las malas posturas
  • Promueve la función renal
  • Alivia la artritis, el reumatismo y la gota en las piernas
  • Instruye a la relajación
  • Mejora la digestión
  • Amplía el plexo solar
  • Equilibra los niveles de azúcar en la sangre
  • Aumenta la nutrición de los nervios espinales
  • Exhala toxinas del cuerpo
  • Ayuda a la curación de Hernias discales.
  • Contrarresta el estreñimiento
  • Favorece la desinflamación de las hemorroides
  • Alivia la sinusitis crónica y la amigdalitis
  • Aumenta la autoestima y la confianza
  • Auspicia la tranquilidad y equilibrio interior

Posturas del Bikram Yoga

La especialidad del Bikram Yoga contempla la ejecución de 26 asanas por sesión; a diferencia de otras disciplinas, dichas posturas pueden llegar a ser dominadas completamente en poco tiempo.

Asanas del Bikram Yoga
Asanas del Bikram Yoga

Respiración profunda (Pranayama)

Erguido con los pies juntos, manos entrelazadas y pegadas a la barbilla; al tiempo de inhalación, la cabeza está en posición normal y los codos se elevan hacia arriba; durante la exhalación, la cabeza se echa hacia atrás y los codos se juntan hacia el frente. Ver más.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Media Luna con manos a pies (Ardha-chandrasana con pada hastasana)

Erguido con los pies juntos, los brazos arriba de la cabeza manos entrelazados y los dedos índices apuntando hacia el techo; estírate desde la cintura y baja despacio hacia la derecha en una línea recta al mismo tiempo que empujas las caderas hacia la izquierda. Conocela aquí.

Posición de la silla (Utkatasana)

Erguido con los pies a una distancia de quince centímetros y paralelos, con los brazos completamente estirados hacia el frente, a la altura de tus hombros, eleva los talones, has una sentadilla, mantén la espalda recta y al bajar echa las caderas hacia atrás, manteniendo siempre los abdominales contraídos. Ver más.

Posición del águila (Garudasana)

Parado con los pies juntos, brazos arriba de la cabeza, deja caer tus brazos hacia abajo por los lados y los cruzas, el codo izquierdo debe estar por arriba del derecho. Llevas las palmas de las manos hacia fuera y hasta que puedas poner tus palmas juntas; lleva el peso de tu cuerpo a la pierna izquierda y levanta la pierna derecha sobre la pierna izquierda, de forma que el empeine de tu pie derecho esté tocando la pantorrilla izquierda. Ver más.

De pie, frente a la rodilla (Dandayamana-Janushirasana)

Inicia erguido con los pies juntos, seguidamente agarra tu pie derecho con ambas manos, luego estira la totalmente la pierna hacia el frente, de modo que los brazos y la pierna queden totalmente extendidos; a continuación baja los codos como abrazando la pierna y junta la cabeza a la rodilla de la pierna levantada.

Posición en Arco, de pie (Dandayamana-Dhanurasana)

Toma el pie derecho con tu mano derecha por detrás y por adentro a la altura del tobillo, después alzas el brazo izquierdo hacia el techo, debes mantener la rodilla izquierda extendida. Carga tu cuerpo hacia adelante hasta que tu abdomen y pecho queden completamente paralelos hacia el piso, los dos brazos se tienen que estirar en direcciones opuestas y siempre procura mantener el agarre de la mano derecha con el pie derecho.

Poste balanceándose (Tuladandasana)

Con los pies juntos, los brazos van estirados arriba de la cabeza, las palmas juntas, entrelazadas, lanza el torso hacia adelante exactamente al mismo tiempo que levantas la pierna de atrás. Tiene que ser un movimiento simultáneo, no debes bajar primero el torso y después levantar la pierna ya que es importante mantener el balance de la postura.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

De pie, piernas separadas, estiramiento (Dandayamana–Bibhaktapada–Paschimotthanasana)

Separa tus piernas procurando que haya un metro y medio entre ellas, baja el tronco hacia adelante y asegúrate que tus brazos estén completamente estirados, al igual que tus piernas y sujeta tus talones por afuera. Más sobre Paschimottanasana.

Posición del Triángulo (Trikonasana)

Con los pies juntos y los brazos arriba, separa tus piernas, gira el pie derecho hacia la derecha y flexiona tu rodilla formando un ángulo de 90 grados con tu muslo, rodilla y tobillo; mueve los dos brazos al mismo tiempo llevando tu codo derecho adelante de la rodilla derecha y subes el brazo izquierdo hacia el techo. Ver más.

De Pie, piernas separadas, frente a la rodilla (Dandayamana-Bibhaktapada-Janushirasana)

Comienza con los pies juntos y levanta los brazos arriba. Separa tus piernas, un metro puede ser suficiente, ahora gira sobre los talones hacia la derecha noventa grados, estira los brazos hacia arriba y baja con los brazos pegados a la cabeza, metiendo el estómago y mirándote el ombligo. Tu objetivo es tocar con la frente la rodilla derecha.

Posición del Árbol (Vrksasana)

Erguido con los pies juntos, apoya tu peso sobre el pie izquierdo, levanta el pie derecho, colocando la planta de tu pie derecho en el interior de tu muslo izquierdo; inhala y eleva los brazos hacia el cielo. Ver más.

Parándote en la punta de los pies (Padangustasana)

Con las manos en posición de oración, eleva la pierna derecha de modo que el pie se soporte en la parte superior frontal del muslo izquierdo, seguidamente flexiona la pierna izquierd de modo que quedes completamente apoyado en ese mismo pie, debes apoyar todo tu cuerpo sólo en la punta de tus dedos del pie izquierdo, quedando en puntilla.

Cuerpo muerto (Savasana)

Túmbate en el suelo con las piernas un poco separadas, coloca los brazos a los lados del tronco, separándolos con las palmas de las manos hacia arriba y los dedos un poco curvados, sin rigidez; repasa mentalmente todo tu cuerpo desde los pies hacia la cabeza procurando alcanzar el máximo nivel de relajación posible. Ver más.

Posición removedora del viento (Pavanamuktasana)

Una vez te encuentres tumbado en el piso, lleva las rodillas al pecho, abraza tus rodillas para ejercer mayor presión y para mantener la posición.

Abdominal

Partiendo de la postura de cuerpo muerto, se mantienen completamente estiradas las piernas apoyadas en el suelo y elevamos el torso hasta que la cabeza toque las rodillas, los brazos deben permanecer a los lados de las piernas.

Posición de la Cobra (Bhujangasana)

Recuéstate boca abajo, coloca ambas manos contra el suelo; te inclinas hacia arriba, extendiendo tus brazos, tus muslos se mantendrán firmemente apoyados contra el suelo; mantén las manos, la cadera y la parte superior de los pies firmemente apoyados en el suelo y la cara apuntando al cielo. Ver más.

Posición de la Langosta (Salabhasana)

Acuéstate boca abajo, coloca tus brazos extendidos debajo de tu cuerpo; las piernas deben estar estiradas y juntas; levanta todo lo posible la pierna derecha, sin doblar las rodillas; vuelve a la posición inicial y haz lo mismo con la pierna izquierda.

La Langosta Completa (Poorna-Salabhasana)

Acuéstate boca abajo, coloca tus brazos extendidos debajo de tu cuerpo; las piernas deben estar estiradas y juntas; posteriormente elevas las dos piernas estiradas y juntas, al punto en que la pelvis quede separada del piso, los brazos extendidos en la misma dirección de las piernas, de modo de los hombros y el pecho estén separados del piso.

Posición del Arco (Dhanurasana)

Acuéstate boca abajo, coloca tus brazos extendidos debajo de tu cuerpo; las piernas deben estar estiradas y juntas; posteriormente y en un mismo movimiento, elevas las dos piernas estiradas, al punto en que la pelvis quede separada del piso, con las manos deberás agarrar los tobillos sin flexionar las piernas.

Posición Fija y Firme (Supta-Vajrasana)

Arrodillado pegando el empeine en el suelo, coloca las manos sobre las rodillas; seguidamente empuja la parte superior del cuerpo hacia atrás hasta que tu espalda toque el suelo.

Posición de la Media Tortuga (Ardha-Kurmasana)

Arrodillado pegando el empeine en el suelo, los glúteos se apoyan de los talones y estirando los brazos te inclinas, de modo que el pecho haga contacto con tus muslos y que la cabeza toque el piso.

Posición del Camello (Ustrasana)

Arrodillado pegando el empeine en el suelo; te inclinas hacia atrás de modo que con tus brazos extendidos, puedas agarrar tus tobillos. Ver más.

Posición del Conejo (Sasangasana)

Arrodillado pegando el empeine en el suelo, te inclinas hacia adelante al punto en que el pecho haga contacto con tus muslos y con tus brazos extendidos agarra tus tobillos.

Frente a la Rodilla con Estiramiento (Janushirasana con Paschimotthanasana)

Siéntate en el suelo en posición de piernas cruzadas (Sukhasana), extiende completamente la pierna izquierda, inclina la parte superior de tu cuerpo hacia el frente, al mismo tiempo, trata de tocar los pies a la izquierda con las manos; repite con la otra pierna.

Torsión de la espina dorsal (Ardha-Matsyendrasana)

Sentado con piernas flexionadas, pasa la pierna izquierda sobre la derecha de modo que el pie esté al lado de tu muslo izquierdo y con la mano derecha agarra tu pie izquierdo. Posteriormente, apoya la mano izquierda en el suelo detrás de tu glúteo derecho. Repite del lado contrario.

Respiración de Fuego (Kapalbhati)

Siéntate en el suelo en posición de piernas cruzadas (Sukhasana), asegúrate de tener la espalada recta; las palmas de las manos hacia arriba apoyadas sobre las rodillas, las puntas del pulgar y el índice haciendo contacto. Inhala lenta y profundamente, luego de manera rápida y firme exhala contrayendo los músculos abdominales.

Recuerda que debes seguir al pie de la letra las indicaciones de tu instructor de Bikram Yoga, quien va a orientarte en técnicas de respiración; además de corregir posturas va a ayudarte a desarrollar concentración, paciencia y determinación, a crear y fortalecer la conexión entre cuerpo y mente.

71 comentarios

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!