Relajemos » Yoga » Tipos de Yoga » Cómo aprender AcroYoga

Cómo aprender AcroYoga

Practicar AcroYoga

Las redes sociales y medios de comunicación nos hacen llegar hermosas fotos y videos de parejas practicando Acroyoga. A eso le llamamos “volar” porque es la sensación de estar suspendido en el aire.

Lo especial del AcroYoga es que es una disciplina que podés experimentar gracias a otra persona que está dispuesta a elevarte o ser elevada. Esto quiere decir que hay un sostén, alguien que da y alguien que recibe; es un momento compartido.

Quizás para algunos parezca complicado practicar AcroYoga, pero en realidad no se requieren muchas habilidades. Lo que se necesita para arrancar vuelo es técnica.

AcroYoga reúne diferentes disciplinas, entre ellas la más evidente es acrobacia que, al fusionarse con yoga y otras técnicas (como el masaje tailandés y digitopuntura) hacen que sea una práctica más segura y progresiva. De esta forma hay un cuidado mutuo y se avanza paso a paso.

Espacio de publicidad: Congreso Online de Emociones y Salud

Existen 3 roles principales en la práctica de Acroyoga:

  • Base: que es quien principalmente sostiene el peso del otro en la postura.
  • Volador: quien es sostenido y debe entregar a través de la confianza el peso de su cuerpo, sin resistencias.
  • Spotter: cuidador; su cuerpo no se encuentra implicado en la postura, ya que su rol es cuidar a los participantes y ayudarlos a través de la observación, toques y comunicación verbal.

Aspectos fundamentales del AcroYoga

Comunidad

Acroyoga es una vivencia comunitaria ya que se practica en parejas o grupos. Además, es es una forma de llevar la práctica de Yoga al aire y a la comunidad.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

[También te puede interesar: Qué es el Yoga Interpersonal y cómo puede ayudarte a repensar tus relaciones]

Hacer Yoga juntos es muy poderoso. Argentina es reconocida mundialmente en el ámbito por su comunidad unida, trabajando en equipo, sin competencia. Podés conocerla en su Instagram: @AcroYogaArgentina

Yoga

Muchos instructores de Yoga cuestionan: ¿qué es lo que hace que AcroYoga pueda llevar “Yoga” en su nombre?

La práctica de Yoga tiene que ver con una actitud interna y externa. Una postura física se convierte en una “asana” cuando estamos presentes con nuestra conciencia, buscando la quietud y estabilidad para estar confortables, estables, cómodos en la quietud.

En AcroYoga es lo mismo; lo podés practicar de una forma más inconsciente, exponiéndote a las lesiones, o podés elegir estar presente en cada instante. Ése es el momento en el que la práctica es Yoga y no mera acrobacia o “trucos”. Por supuesto, es fundamental superar un nivel principiantes de Yoga antes de comenzar con AcroYoga.

Cómo empezar a practicar AcroYoga
La práctica de AcroYoga se basa en el amor y respeto al compañero, para crecer y aprender juntos

La actitud del practicante debe ser de amor y respeto al compañero, avanzando de manera progresiva, explorando los movimientos para evitar lesiones, buscando no sólo la belleza en las posturas sino también estar estables y cómodos. La idea es crecer y aprender juntos.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

[También te puede interesar: Yoga en parejas]

Meditar con otro

Cuando practicamos Yoga enfocamos nuestra atención en un elemento de meditación, por ejemplo, la respiración. Progresivamente nuestro estado de concentración sobre ese elemento se profundiza hasta convertirse en meditación. Patañjali explica el proceso en detalle en los Yoga Sutras, un texto clásico de Yoga.

Durante la práctica de AcroYoga nuestra atención se encuentra en el cuerpo del otro; meditamos con ese elemento externo. Practicando AcroYoga generamos un vínculo, un canal de comunicación a través de los cuerpos. Se utilizan señas, gestos, toques, miradas y palabras para comunicarse.

Cómo acercarse y aprender AcroYoga

Para aprender a practicar AcroYoga de manera segura, te recomiendo tomar clases o seminarios y practicar mucho, eso es lo más importante.

Cada vez hay más profesores de AcroYoga. ¡En Argentina somos aproximadamente 80! A través de los canales de comunicación de AcroYoga Argentina te podes comunicar con la comunidad y mantenerte al tanto de todos los eventos para empezar a acercarte.

Éstas son algunas alternativas:

AcroYoga Jam

Se denomina Jam de AcroYoga a un espacio de práctica libre, generalmente en parques. Es un momento en el que los practicantes se encuentran en un punto de la ciudad/pueblo para practicar.

En una Jam podés hacer nuevos compañeros de vuelo, y se entrena o practica en equipo.

Las Jams son puertas de entrada a la práctica, la idea es compartir con todos esto que nos une y nos lleva a jugar como niños.

Si ves a un grupo haciendo acroyoga en un parque, ¡entonces es una jam! Te podes acercar y volar; siempre va a haber alguien abierto a compartir con vos.

Hay grupos en Facebook de algunas ciudades principales en donde la comunidad es activa y podes preguntar en dónde se reúnen.

Escuelas de AcroYoga

La práctica de AcroYoga fue desarrollada por diversas escuelas en todo el mundo a partir del 2000. Cada una de ellas tiene su estilo y técnica particular. Por el momento, son todas internacionales. En Argentina contamos con profesores de las escuelas: AcroYoga Internacional, AcroBhakti y AcroYoga Montreal.

Juan Pablo Restrepo fundó la Formación de Yoga Interpersonal en Buenos Aires, en donde se practican técnicas de AcroYoga y duplas, es una buena forma de explorar lo que esta práctica grupal nos propone.

Dónde aprender a practicar AcroYoga
A través de los canales de comunicación de AcroYoga Argentina te podes comunicar con la comunidad y mantenerte al tanto de todos los eventos para empezar a acercarte.

Todas las escuelas profundizan en conceptos yóguicos; la propuesta de base es el cuidado y la comunicación entre los acroyoguis. Se propone el desarrollo de valores para el crecimiento de la comunidad.

Lunar y solar, acrobático y terapéutico

Una de las formas de practicar AcroYoga más activa y fogosa es AcroYoga Solar, que se caracteriza en que el volador se encuentra 100% activo y tonificado haciendo fuerza y moviéndose voluntariamente. Otro aspecto es AcroYoga Lunar, que tiene que ver con lo terapéutico, es que el volador puede relajarse, recibir un masaje y estiramientos asistidos de parte del base, quien manipula el cuerpo de forma libre.

Nuestro código al finalizar un vuelo es compartir un momento de masajes o “leg love” hacia el “base”, quien cuidó y sostuvo la práctica. Es una forma de devolver lo recibido. Por eso en los profesorados, clases, seminario y festivales de AcroYoga se enseñan técnicas de “Masaje tailandés” o “Thai Circus Yoga”. Esto nos invita a conectar con la suavidad, el tacto y el agradecimiento al compañero.

Si te interesa aprender a practicar AcroYoga, te pueden interesar conocer más sobre nuestra comunidad en http://www.acroyoga.com.ar/

Cande Soengas

Nací en Buenos Aires y durante mi infancia por el trabajo de mi familia viví en diferentes ciudades. De espíritu aventurero y emprendedor, en busca de un destino para la vida me encontré con Yoga a los 19 años. Me formé como Técnica Universitaria en Yoga en la Usal y entrené para profesora de AcroYoga International. Tengo también una faceta empresarial y marketinera que me llevó a fundar Yoga Bonito, #RedDeYoguis y Fútbol Yoga.
Creo que todo lo bueno hay que compartirlo, por eso empecé a escribir.

1 comentario

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea