Conectar con la fuente

Conectar con la fuente por Leila Klein

Pocos de nosotros podemos atravesar ésta vida sin haber estado deprimidos o haber tenido momentos de tristeza alguna vez. Cuando uno se separa de alguien que amó mucho, o cuando uno pierde su trabajo o cuando uno pierde algún ser querido, o cuando te estas por mudar, todo esto puede producir tristeza o dolor.

Hay una gran diferencia entre sentirse triste y sentirse deprimido. La depresión baja como una “nube negra” a veces sin una causa racional ni clara. La depresión te saca las ganas de interesarte por las cosas o las ganas de disfrutar de la vida. Algunos de los aspectos que afecta es el apetito, el sueño, la confianza y la habilidad de poder concentrarse en cualquier cosa.

Es importante que toda persona que este atravesando estos síntomas tenga el acompañamiento de un terapeuta con quien se sienta cómodo en hablar de todas las cuestiones que van surgiendo mientras se atraviesan éstos estados.

Cuando estamos tristes o deprimidos, ¿qué nos puede ayudar?

El Yoga junto a la terapia pueden ayudar a identificar cuales son los pensamientos negativos o destructivos y conscientemente reemplazarlos por pensamientos más positivos y al mismo tiempo brindar herramientas para poder atravesar ésta etapa con más liviandad.

Hay evidencia científica que la personas que hacen actividad física tienen menos probabilidad de caer en estados de ansiedad o depresión. Especialmente aquellas personas que realizan ejercicios que no tienen que ver con competencia ni presiones externas, como el Yoga. El efecto de ésta antigua disciplina, es que te pone en contacto con el presente, ni con situaciones del pasado, ni con el futuro, vas ganando confianza clase a clase a medida que ves que tus acciones producen un cambio en lo real e inmediato.

Poner tu atención en los desafíos físicos es algo más tangible que poner la atención en los desafíos mentales. Muchas veces sabemos qué necesitamos soltar y al sentirlo en nuestro propio cuerpo, podemos liberarlo de forma física mediante ejercicios físicos y de respiración para luego sentirnos más alivianados.

Cuando estamos en un desequilibrio físico, mental y emocional, acumulamos tensiones. Cuando se duerme mucho acumulamos tensiones, cuando se duerme poco acumulamos tensiones, cuando tenemos una dieta desequilibrada acumulamos tensiones, cuando trabajamos mucho o no se trabaja en absoluto acumulamos tensiones.

Todas estas tensiones se acumulan tanto en las diferentes capas de nuestra personalidad, como en el sistema muscular, emocional, y mental. Esto conlleva a un circuito vicioso: por ejemplo si nos damos cuenta que la mente está tensa, el estomago también está tenso, y por consecuencia todo el sistema muscular está tenso. A través del Yoga no sólo estamos relajando los diferentes sistemas, sino también estamos reestructurando y reformando nuestra personalidad interior, viendo los cambios internos que van surgiendo en cada práctica. Como el ave fénix mitológico en cada clase de Yoga estamos quemando viejos hábitos y tendencias para volver a renacer.

Clases en línea de yoga, meditación y más
De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!
Cómo conectar con uno mismo
Cómo conectar con uno mismo

“El secreto de las transformaciones está en la liberación de las tensiones, la relajación y la paz mental¨ – Swami Satyananda Saraswati

Beneficios de la práctica de yoga

Los beneficios de realizar una práctica de yoga cuando uno se siente bajo la “nube negra” son:

  • Es una disciplina fácil de seguir, sin exigencias
  • Encuentras un espacio donde podes ser sin sentirte juzgado, donde hay otros que están pasando lo mismo que vos.
  • Sentís que algo se está movilizando y no estas parado siempre en el mismo lugar
  • Conectas con afirmaciones y pensamientos positivos
  • Al hacer ejercicio liberas endorfinas, las hormonas que te conectan con el placer y el disfrute

Fuentes:

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Revista Spectrum Summer 2016.
Yoga Nidra de Swami Satyananda Saraswati

Conectar con la fuente
4.8 (95%) 4 votos

Leila Klein

Leila Klein es profesora de yoga, psicóloga y terapista ocupacional. Dicta clases y formaciones de Hatha Yoga Adultos y Niños en su estudio en Amanazca en Nuñez y en Valletierra, Palermo.

7 comentarios

  • Buenos días, les comparto mi experiencia al practicar yoga, es mi pasión, me a ayudado en los momentos más difíciles de salud, al practicar las rutinas conozco más mi cuerpo y me doy cuenta que si puedo hacer las posturas, y con eso me siento muuuuy feliz, el yoga me enamora de mi cuerpo, amo el yoga.

    • Hola Maricela! Muchas gracias por compartir tus hermosas palabras y ese amor que sientes por esta maravillosa disciplina. Esperamos poder seguir transitando juntos este camino!

  • Llegue a una práctica de yoga y mi vida cambio por completo porque yo empecé a cambiar, hoy hace algunos años que práctico y que siento una gratitud enorme hacia esta disciplina y forma de vivir que me ha permitido atravesar diferentes momentos armada de herramientas y sobre todo con otra visión. En el camino te encontré a vos y pude tomar un poco de tus conocimientos y hoy trato de transmitir a todo el que puedo también lo que fui aprendiendo. Te agradezco una vez mas por expandir

    • Hermoso testimonio, Eliana. Muchas gracias por compartir con nosotros y con Leila.

  • Realmente el Yoga Sana.
    Gracias a la amorosidad y sabiduría de Leila, es posible experimentarlo.
    Gracias por Seguir Expandiendo Conciencia.
    Namasté✨✨