Lo que aprendí después de un año enseñando Yoga

Enseñar yoga: reflexiones de una profesorsa

La enseñanza es un camino de aprendizaje recíproco; no solo aprende el alumno, sino que también el maestro va adquiriendo nuevas destrezas y herramientas. Esto es cierto al transmitir cualquier disciplina, y enseñar yoga no es la excepción.

Por eso, invitamos a Jimena Muñoz, profesora de Power Vinyasa Yoga y Prenatal, a compartir con nosotros su experiencia desde el otro lado de una clase, donde también se puede aprender y crecer muchísimo. Te invitamos a leer este artículo en primera persona y, luego, a contarnos qué lecciones te ha dado a ti la práctica de yoga.

Lo que aprendí después de un año enseñando Yoga

Enseñar Yoga es una tarea retante, en donde no solo te dedicas a compartir todo lo referente a una disciplina que tiene más de 5000 años, sino también a conocerte mejor y aprender constantemente. Hace un poco más de un año comencé este camino, el cual me ha enseñado muchísimo. Aquí les comparto los más importantes aprendizajes durante esta experiencia.

Amar el cuerpo humano

Aprendí a amar el cuerpo humano no por cómo luce, sino por lo que hace. Muchas veces nos enfocamos solo en su apariencia y no es la forma correcta de honrarlo. Gracias a él podemos respirar, caminar, sonreír, practicar Yoga y dar calma a nuestra mente. Siempre es bueno agradecerle todo lo que hace por nosotros.

No importa la edad

La edad no determina si serás un buen yogi o no. Se cree que los yogis más jóvenes son los más hábiles en la práctica. Sin embargo, he visto en clases a muchos yogis adultos mayores, que siempre llegaban temprano a clase, ponían empeño en cada postura e incluso hacían las más avanzadas sin ninguna dificultad. Eso me hizo comprobar una vez más que los límites se encuentran en la mente. Nosotros somos capaces de todo lo que nos propongamos, solo es cuestión de hacerlo.

Vivir con la incertidumbre

Si planeas enseñar Yoga, deberás aprender a vivir con ella. Es muy probable que te cancelen las clases, no vaya nadie a alguna de ellas o el estudio de Yoga en donde trabajas cierre. Habrán meses en los que vendrá mucho dinero y otros no. La incertidumbre es una gran maestra, la cual te enseña a ser más fuerte y a mirar con optimismo el futuro. Lo único seguro en esta vida es el cambio, debemos acostumbrarnos a fluir con él.

Tus colegas no son competidores

No ver a mi colega como mi competencia, sino como mi amigo/a. Cuando comencé en este mundo, me di cuenta que algunos colegas veían a otros profesores como una amenaza la cual te puede quitar alumnos/as. Esto no debe ser así. Un profesor/a de Yoga es tu hermano en el camino, el cual te ayuda a llevar Yoga a todas partes y a más personas. Esa es la misión la cual se te encomienda al enseñarlo. Y esto se aplica a todas las profesiones.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

Lidiar con la incomodidad

Habrán veces en las que un alumno/a no siga las instrucciones de tu clase o llegue tarde. También cuando le hagas un ajuste a la postura se incomode. Lo que debes tener en cuenta es que todo esto no es nada personal. No puedes controlar la actitud de otros pero sí puedes controlar cómo tu te sientes con respecto a ella y sacar lo positivo. Simplemente respira y sigue adelante.

Clases en línea de yoga, meditación y más

Aprender a escuchar

Tus alumnos te verán como una persona de confianza y en la cual te contarán sus asuntos más personales. Esto me ayudó a ser más empática, entendiendo que a veces lo que la persona necesita es ser escuchada y recibir tu apoyo.

Ser agradecido

Enseñar Yoga es un don que el universo te pone en el camino y cuya misión será llevarlo a todas partes, a quien lo necesite. He tenido momentos lindos enseñándolo, como cuando una alumna me abrazó y me agradeció por la linda clase que tuvimos. O cuando otra me agradeció por que la práctica de Yoga la estaba ayudando con su embarazo. Esas fueron señales las cuales me indicaron que estaba en el camino correcto y me hicieron sentir agradecida por hacer algo que me apasiona. Creo que todos debemos agradecer siempre por todo lo que tenemos y por los retos que se nos ponen en el camino.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Si no te gusta tu trabajo, agradece que tienes el poder de cambiar tu situación y mejorarla. Si tienes un mal día, agradece por lo que este te enseñó. Toda situación negativa siempre nos trae aprendizaje, el reto es aplicarlo en nuestro día a día.

Lo que aprendí después de un año enseñando Yoga
5 (100%) 1 voto

Jimena Muñoz

Licenciada en Comunicación y Profesora de Power Vinyasa Yoga & Prenatal, registrada ante el Yoga Alliance. Es autora del blog YogaByJimena.com, en donde comparte su experiencia practicando y enseñando Yoga, así como tips para mejorar la práctica de esta disciplina

14 comentarios

  • Exelente nota,comparto plenamente los conceptos vertidos en ella.Estoy experimentando esa emocion de una practica fluida en la que persivo el estado de mis practicantes , veo el progreso,recibo agradecimiento.Namaste

    • Hola Ines! Nos alegra que hayas disfrutado leer la nota de Jimena tanto como nosotros. Gracias por compartir tu hermosa experiencia.

  • Hola , ante todo gracias por compartir tu experiencia, me parece interesante el Yoga ayuda a muchas personas y tienes razón las cosas negativas existen o las situaciones pueden cambiar y no siempre estar a favor de nosotros pero tenemos la opción de pasarlo lo mejor con tranquilidad.

    • Por supuesto, Yesenia! No siempre está en nuestras manos cambiar una situación, pero siempre podemos elegir cómo afrontarla.

  • Mi desafío es poder ayudar a cada alumno q es especial a mejorar su postura pero mas a flexibilizar su mente, para mi no es una buena clase el que halla mil alumnos sino cuántos se logren relajar, cuántos se lleven tarea para el hogar de aprender a dejar fluir, de vivir el presente, ,de auticorregirse cuando estén mal sentados ,de practicar pranayamas antls ira o la anciedad, mi tarea no termina cuando terminó na la clase, sino cuando el alumno ya no viene por alguna necesidad en particular sino por el placer de practicar

  • Estoy muy Agradecido con DIOS por haber puesto en mi camino a personas que de una u otra manera me llevaron a la práctica del YOGA=UNIÓN, una hermosa disciplina que cada día se le consigue algo muy pero muy interesante, para mi persona dar clases de YOGA=UNIÓN, y lo que he aprendido es realmente hermoso en todo este año, ser más paciente, más atento, con más entrega a lo que hago, he aprendido el don de servir, de ser más amigo, hermano, ser más humano, este último más humano, hace ser más Consciente… aprender a aprender, porque esta práctica es un propósito de vida, escuchar a cada uno de mis participante sus grandes anécdotas me llena de gratitud, Humilde y sencillamente se puede vivir y con el YOGA=UNIÓN se hace posible. Que la LUZ de LUNA, las mantenga hermosas y seguir unidos para seguir llevando esta disciplina a todos los rincones del planeta… ¡Mucho Amor Paz!

    • Nos alegra que hayas podido identificarte en estas reflexiones, Rubicelia! Gracias por comaprtir.

  • He practicado diversas técnicas y modalidades de movimiento durante muchos años, cuando comencé a practicar yoga 🧘‍♀️ me di cuenta que en ella existe una conexión especial entre cuerpo-mente-espíritu que me acompaña y ayuda en cualquier disciplina de movimiento, me siento motivada y feliz de reencontrarme a través de esta enseñanza de vida.

    • Hermosa reflexión, Andrómeda. Sin dudas, el yoga nos brinda una experiencia especial, mucho más allá de lo físico y en conexión más profunda, y eso repercute en cualquier otra actividad que realicemos 🙂

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!

Clases en línea de yoga, meditación y bienestar