Homeopatía

Homeopatía

La homeopatía es percibida como medicina natural y alternativa. Se le considera la heredera de la sabiduría ancestral, teorías de la medicina antigua, y la experiencia inspirada por generaciones de herbolarios, quienes han transmitido con el tiempo, las virtudes beneficiosas de las plantas naturales. Conoce todo acerca de la homeopatía, sus principios, remedios y beneficios.

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es una forma de medicina alternativa. Se basa históricamente en la teoría de que una sustancia que causa un síntoma en una persona sana, podría, en una persona con este síntoma, hacerlo desaparecer.

Es un enfoque complementario de la salud y la medicina convencional que se aplica sin toxicidad, sin efectos secundarios y sin crear dependencia. Esta práctica se lleva a cabo mediante el uso de sustancias activas en concentraciones infinitesimales, las cuales consisten en varios principios básicos que se deben respetar.

¿Quienes practican la homeopatía?

Esta práctica medicinal se practica en todo el mundo por médicos, dentistas, farmacéuticos y veterinarios, así como homeópatas, naturópatas, quiroprácticos, practicantes de Ayurveda y muchos otros profesionales de la salud.

Esta práctica medicinal, usa generalmente plantas en gran medida en su conjunto terapéutico, pero no es siempre así; numerosas sustancias minerales y animales, también son parte de su composición.

Principio básico

El principio de la homeopatía es simple: administrar sustancias minerales, vegetales o animales que desencadenen en el paciente, síntomas similares a los de la enfermedad a tratar. La homeopatía tiene como objetivo estimular las defensas del cuerpo del individuo enfermo, para que éste combata su propia enfermedad.

Cuatro principios son fundamentales para crear la medicina homeopática: similitud, dilución, dinamización y globalidad.

  • Principio de similitud: cura un mal con una planta que causaría los mismos síntomas que la enfermedad en un sujeto sano, pero en una cantidad suficientemente pequeña como para no ser tóxica.
  • Principio de dilución: las cantidades de moléculas activas están extremadamente diluidas, varias cientos de veces.
  • Principio de dinamización: se trata de sucuciones bajo normas rigurosas que le proporciona mayor efectividad a una sustancia, mientras más diluida ésta se encuentre, con el fin de incitar al organismo a activar sus propias funciones vitales.
  • Principio de globalidad: se maneja al individuo como un todo, físico y psíquico. De manera similar, un tratamiento no es intercambiable de un individuo a otro, incluso si los síntomas son los mismos.

Origen de la homeopatía

La homeopatía fue creada en 1796 por Samuel Hahnemann, basado en la teoría de que “lo similar cura lo similar” (similia similibus curentur).

Clases en línea de yoga, meditación y más

Es este principio el que dio su nombre a la homeopatía, las palabras griegas homeo y pathos que significan respectivamente “similar” y “enfermedad o sufrimiento”.

Principales usos y beneficios

Estos medicamentos están especialmente indicados para dolencias pequeñas como:

  • Resfriados
  • Sinusitis
  • Para tratar alergias
  • Estados de ansiedad
  • Aliviar períodos dolorosos
  • Control durante el embarazo
  • Cólicos
  • Infecciones del oído
  • Rino-faringitis

También se puede usar como medida preventiva, especialmente antes del invierno o cuando se practica un deporte; antes de una competencia, para tratar los nervios antes de un examen, etc.

Además, puede proporcionar soporte para mejorar tratamientos de apoyo y convalecencia.

Sin embargo, es importante saber que la homeopatía no puede curar cánceres y otras enfermedades graves, bajo ninguna circunstancia.

El método homeopático

La homeopatía se basa en la premisa de que el cuerpo tiene la “energía vital” necesaria para generar un proceso de curación natural. Desde esta premisa, su creador argumentó, contrariamente a la tendencia dominante de los científicos, que era menos importante conocer la causa específica de la enfermedad que encontrar formas de estimular el proceso natural de curación inherente a cualquier organismo vivo.

Por lo tanto, el homeópata se esfuerza por identificar cuidadosamente todos los síntomas del paciente con el fin de desencadenar o apoyar el proceso de curación. En este contexto, el médico homeópata buscará saber cuándo y cómo aparecen los síntomas, lo que amplifica o disminuye su intensidad, los tiempos en que aparecen, las acciones que exacerban o alivian estos síntomas, etc.

Por ejemplo: a dos pacientes que padecen la misma enfermedad en el sentido de la medicina clásica, se les puede recetar diferentes remedios homeopáticos porque su constitución es diferente o sus síntomas específicos no son los mismos, tienen el “mismo” resfriado, pero no la “misma secreción nasal”.

Los homeópatas hoy tienen bases de datos computarizadas que le ayudan a elegir remedios basados ​​en la cantidad de combinaciones de síntomas y temperamentos de sus pacientes.

Remedios homeopáticos

La teoría homeopática afirma que la dilución de un remedio puede potenciar sus efectos curativos. Por lo tanto, los remedios homeopáticos se diluyen repetidas veces en una mezcla bien proporcionada de agua y alcohol. Entre las diluciones sucesivas, al remedio se le administra una serie de sacudidas, llamadas sucusiones en la jerga de los homeópatas.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

En la homeopatía, se cree que los remedios preparados en alta dilución tienen una duración de acción más prolongada que los preparados en baja dilución, pero su inicio de acción es más lento.

Una vez que el extracto diluido, el remedio se presenta en forma de comprimidos, gránulos o pequeñas bolas solubles con una base sacarosa que permite una fácil dilución bajo la lengua, o soluciones dosificadas en varias gotas a la vez.

Para usos tópicos, también hay algunos preparados homeopáticos en forma de lociones o ungüentos.

Ventajas de la homeopatía

El uso de la homeopatía como medicina alternativa, genera muchas ventajas y beneficios.

  • Son tratamientos simples fáciles de seguir y generalmente bien tolerados
  • Lo pueden usar mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños
  • No tiene efectos secundarios o rara vez se han registrado
  • No hay contraindicaciones ni riesgos de habituación o dependencia
  • Se puede alternar con otros tratamientos

Limitaciones de la homeopatía

La homeopatía no puede reemplazar a la terapia tradicional. Puede completar un tratamiento, pero no puede reemplazarlo. Además, no es posible tratar ciertas patologías o afecciones, como las infecciones agudas, los accidentes cardíacos, los trastornos digestivos graves, las molestias causada por diabetes o a enfermedades graves como cáncer.

En resumen, los remedios homeopáticos no deberían reemplazar los tratamientos tradicionales en casos de enfermedades graves, ya que no hay pruebas científicas de la efectividad de la homeopatía.

Contraindicaciones de la homeopatía

La homeopatía hasta ahora no ha registrado ningún efecto secundario o toxicidad. Sin embargo, algunas formas, especialmente los gránulos, pueden contener lactosa o sacarosa que pueden afectar a las personas que no toleran este tipo de sustancias.

En ningún caso se debe utilizar la homeopatía para la automedicación o considerarse un tratamiento a la ligera.

Críticas a la homeopatía

Poco después de su creación, la homeopatía divide el mundo médico, enfrentando a los que abogan por la terapéutica innovadora y menos agresiva, con los profesionales escépticos que son reacios a cambiar y que generalmente protestan y claman que las conclusiones extraídas por Hahnemann, al final de sus diversas experiencias, son poco convincentes.

En el corazón de la controversia, encontramos principalmente la teoría de la dinamización que, para la gran mayoría de los contemporáneos de Hahnemann, de ninguna manera puede ser corroborada por la lógica científica y además se ha mencionado que las altas diluciones a las que se someten los remedios, anulan todas las propiedades curativas de los principios activos utilizados.

De hecho, en homeopatía, es esencial diluir varias veces las tinturas madre obtenidas de la maceración o trituración de las cepas para que los fármacos no presenten ningún riesgo de toxicidad al final de su preparación. Sin embargo, se ha establecido que después de unas pocas diluciones, no se puede encontrar ninguna molécula activa del ingrediente activo utilizado para la preparación del remedio en el disolvente utilizado.

Precisamente para llenar este vacío, Hahnemann desarrolló la dinamización de las sustancias activas, es decir, el recurso a sucusiones específicas después de cada dilución. De este modo, a pesar del muy bajo porcentaje de sustancia activa que queda después de las diluciones llevadas a cabo, según los homeópatas, las virtudes terapéuticas del remedio se encuentran amplificadas sólo por la impregnación del ingrediente activo en el disolvente utilizado.

Es justamente esta impregnación la que otorga a los remedios todo su poder de curación a pesar de las muchas diluciones, aunque los científicos dicen que ninguna molécula puede disociarse del solvente.

Conclusión

Hoy en día, la homeopatía continúa siendo noticia a pesar de muchos resultados que pacientes en todo el mundo reportan haber notado. Con el paso de los años, miles de médicos y pacientes de todo el mundo han optado por confiar en una forma de medicina, cuya capacidad terapéutica no les genera duda y cuyo método, aseguran, es capaz de proporcionarles una curación física y mental duradera.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Pero a pesar de que los médicos homeópatas son cada vez más numerosos, la controversia sobre la homeopatía continúa dividiendo tanto a los profesionales de la salud, como a los pacientes y en consecuencia, provocando nuevos debates e intentos de prohibición.

Homeopatía
¿Qué te ha parecido este artículo?

2 comentarios

    • Hola Catherina! Te agradecemos mucho tu comentario. Por el momento no contamos con artículos sobre Naturopatía y Osteopatía, pero definitivamente lo agregaremos a nuestra lista de pendientes ;). Por el momento, te invitamos a echar un vistazo al resto de nuestros artículos sobre Medicina Alternativa. Saludos!

Día del Yoga 2018

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!

Clases en línea de yoga, meditación y bienestar