La importancia de cuidar tu salud energética

La importancia de cuidar nuestra salud energética

Actualmente estoy recibiendo muchísimas consultas de personas que están teniendo los mismos síntomas y que no son conscientes de qué les sucede. La mayoría no tiene indicio de que además de un cuerpo físico tenemos un cuerpo energético y que ambos están completamente relacionados.

El cuidado de nuestra energía vital, en especial en estos tiempos de cambio y evolución acelerada, es sumamente importante, tan importante como comer o bañarnos.

Muchas veces sentimos agotamiento, nos volvemos muy sensibles emocionalmente sin razón aparente, tenemos cambios de humor repentinos, nos irritamos con facilidad y no sentimos energía para realizar todas las actividades que queremos.

Entre los síntomas físicos podemos encontrar: dolores de cabeza, mareos, náuseas, tensión y dolor en diversas partes del cuerpo (en especial: cuello, hombros y en la parte alta de la espalda).

Estas sensaciones pueden deberse a múltiples causas: contaminación en el aire y en el agua, alimentación baja en nutrientes (exceso de alimentos procesados que son bajos en Prana, energía vital), ambientes laborales tóxicos, exposición a campos electromagnéticos no naturales que nos afectan (en especial si uno vive en la ciudad donde abundan ondas de televisión, radio, telefonía, líneas eléctricas, etc.).

Todo esto hace que nuestro Aura (campo electromagnético) se debilite y quedemos más expuestos a absorber energías densas del entorno, en especial de otras personas, ya sea de: nuestra familia; compañeros de trabajo o gente en general que nos cruzamos, la cual se van pegando a nuestro cuerpo energético, entorpeciendo su proceso de absorción, transformación y liberación de energía.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Con el tiempo, todo esto hace que nuestro cuerpo sutil (Aura, Chakras, Meridianos) comience a tener fugas energéticas, lo cual afecta también a nuestro cuerpo físico, que está completamente relacionado con el cuerpo sutil.

Ejercicios para equilibrar y limpiar nuestra energía

Podemos entender entonces, que la enfermedad en el cuerpo físico es el último eslabón. De esta manera es posible evitar múltiples enfermedades y dolencias físicas manteniendo limpio y fuerte nuestro cuerpo energético. Actualmente tenemos muchas herramientas para lograr esta limpieza, lo cual, además, nos hará menos permeables a las energías que puedan afectarnos.

Recomiendo probar varios métodos y quedarnos con los que más nos gusten o vibren con nosotros para poder disfrutar de este proceso y así no convertirlo en una obligación más.

Trabajar con la respiración consciente, absorbiendo de forma correcta el suficiente Prana (energía vital) es parte fundamental del proceso, lo cual también nos traerá mayor disfrute del momento presente, una correcta oxigenación y eliminación de Apana (energía de desecho). Además, provee un mayor equilibrio mental, físico y emocional.

[También te puede interesar: Karuna Reiki, canalizar la energía para la sanación]

Aquí les comparto dos ejercicios que pueden realizar para equilibrar y limpiar su energía.

Respiración consciente + exhalación de descarga

Esta respiración es de suma importancia. Nos ayudará a conectar con el momento presente, logrando así calmar mente, emociones y tomar consciencia de nuestro cuerpo físico.

Eliminamos un 70% de las toxinas por medio de la exhalación, por eso es tan importante respirar de forma consciente para poder liberarnos de todo lo que ya no nos beneficia. Con la práctica lograremos absorber mayor cantidad de energía vital y exhalar mayor cantidad de energía de desecho, toxinas.

Para hacer esta respiración, sentado, parado o acostado en una postura cómoda, lleva una mano sobre el pecho y otra sobre el abdomen. En principio, simplemente observa cómo está la respiración, si el aire entra por boca o por nariz, si lo que se infla al inhalar es el pecho o el abdomen, cuál es el ritmo de la respiración, etc.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

Mientras respiras, haz un recorrido por todo el cuerpo, de pies a cabeza, para sentir dónde hay tensión o molestias, sin juzgar, sólo sintiendo.

El segundo paso, una vez que ya has sentido todos los detalles de tu respiración, es hacer la respiración de descarga. Para eso, toma una inhalación bien profunda por nariz, reten el aire unos segundos (en la retención se da una mayor concentración de energía) y exhala por boca con un suspiro, con la intención de que en esa exhalación se suelten todas las tensiones y energía de desecho.

Repite dos veces más, haciendo las exhalaciones bien profundas.

Luego pasa a la respiración consciente, llevando toda la atención a la nariz, sintiendo cómo entra y sale el aire, sólo por nariz. También, lleva la atención al abdomen, sintiendo cómo se llena de aire al inhalar,. El ombligo quiere ir hacia afuera y hacia abajo y, al exhalar, el ombligo quiere ir hacia adentro y hacia arriba, vaciándote por completo.

Continúa con esta respiración, haciéndola cada vez más lenta y profunda, siendo consciente de que en cada exhalación absorbés energía vital y en cada exhalación sueltas toda la energía residual.

Le pondrás un tiempo a las respiraciones, pudiendo inhalar contando 3 segundos y luego exhalar contando 3 segundos. Con la práctica puedes incrementar este tiempo e incluso hacer la exhalación en el doble de tiempo que la inhalación.

Haz el ejercicio al menos por un minuto, pudiendo extenderlo todo el tiempo que quieras. Es ideal para calmar y focalizar, también es una buena introducción antes de meditar. Además notarás cómo al llevar al aire a la parte baja, la parte alta de la espalda se relaja, pudiendo soltar hombros y brazos.

Este ejercicio puedes hacerlo en cualquier momento y lugar, sumándolo a tu rutina.

[También te puede interesar: Respiración abdominal o baja]

Baño de descarga

La sal gruesa es usada desde tiempo antiguos para limpiar la energía residual.

Para hacer este baño, busca un recipiente donde entren tus pies cómodamente y llénalo con agua a la temperatura deseada. Colocar unas cucharadas de sal marina gruesa y sumerge los pies 15 minutos.

Usa este tiempo para respirar de forma consciente. Puedes poner música agradable, siempre con la intención de que toda la energía residual se libere y limpie.

Es normal que durante el proceso surjan bostezos o lagrimeos, son signos de limpieza. Una vez pasado el tiempo, tira el agua del recipiente; tal vez notes que ésta cambió de color y textura, es una muestra palpable de cómo la limpieza hizo efecto. El último paso es enjuagar los pies. Seguramente notes como si se hubieran sacado un peso de encima.

Recomiendo hacerlo una vez por semana.

Pueden encontrar más información y ejercicios en mis próximos talleres de salud energética y respiración. Aprenderemos muchas técnicas de respiración, visualizaciones, armonización de chakras y sahumos para limpiar nuestro cuerpo energético.

Pueden encontrar las próximas fechas en Instagram (@Reiki.Palermo) o en el www.reikipalermo.com

Victoria Engelberger

Miembro de la Alianza Argentina de Maestros de Reiki

Empecé mi camino de sanación en 2010, cuando me abrí al mundo de Reiki.
En 2013 terminé el profesorado de Yoga y Mantras, y durante 3 años fui parte del proyecto Sanamúsica, en Argentina y Brasil, donde descubrí el poder de la sanación vibracional.
En 2014 hice la Maestría de Reiki Usui y Karuna, en la Alianza Argentina de
Maestros de Reiki. En 2016 viajé a Costa Rica para aprender más sobre ayunos de agua, higienismo y frugivorismo. En 2017 fundé Reiki Palermo, donde actualmente brindo:Sesiones de Reiki acompañadas con masaje vibracional con Cuencos Tibetanos y Aromaterapia, Cursos de Reiki Usui y Karuna Reiki,Salud Energética, Respiración y Meditación, y Cocina Consciente.

6 comentarios

  • Me encantó el enfoque y es cierto siempre nos preocupamos para la salud del cuerpo, lo que comemos, como entrenamos, estiramos y tonificamos, tambien por nuestra salud mental al meditar, ir a terapia, etc, pero muy poco de la salud energetica

  • cuanta verdad y es cierto que hay muchas herramientas desde aquellas que activan los chakras, el reiki, incluso meditar y el yoga por supuesto, y yo creo que la salud energetica no tiene que ver con “estar siempre con energia”, sino mas bien con sentirse pleno en todo momento a veces con mas energia que otars depende el momento lugar y la situacion

  • Que linda nota en un momento en el que todos nos preocupamos por la salud y el bienestar de nuestro cuerpo fisico nos olvidamos que hay algo más allá que es improtante cuidar de igual manera!!!

  • Me gustó esta información, he dado masajes relajantes por algunos años en un lugar donde llegan personas enfermas o estresadas y puedo sentir como vibra el cuerpo de las personas y como esto cambia al recibir un masaje, sin embargo ultimamente terminaba muy agotada despues de dar dos o tres sesiones, es como si mi energia vital bajara. Al cabo del tiempo he tenido que hacer una pausa por cuestiones de salud donde me doy cuenta que poco que poco voy recuperando mi energia. Preguntaba con compañeros terapeutas pero no padecian lo mismo que yo, otros me dieron alguno que otro consejo, pero no es tan facil encontrar informacion como esta. ya me han dicho de baños con sal de mar pero no sabia de las respiraciones. Las he utilizado pero no para mi limpieza energetica.Gracias por compartir.

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!