Qué es la meditación de los 40 días y en qué puede ayudarte a cambiar tu vida

el hábito de meditar

La meditación de los 40 días, también llamada la meditación de la liberación, es una poderosa herramienta para aprender a capitalizar la energía.

Kundalini yoga proporciona una serie de meditaciones que nos permiten adaptarnos a la energía de la Era de Acuario que estamos pasando ahora. Ésta requiere una gran capacidad para cuestionarnos: la energía de la Tierra está aumentando y nuestros cuerpos tienen que adaptarse a estos cambios que están ligados, concretamente, a los cambios espirituales.

Con la técnica de la meditación de los 40 días podrás alinearte y crear tu propia realidad, ya que todo comienza desde el interior, desde lo más profundo del Ser y no desde el ego.

Descubre en este artículo, qué es la meditación de los 40 días, en qué puede ayudarte a cambiar tu vida, en qué consiste, y cómo puedes conectarte a tu Ser interno, a tu Conciencia Superior o la Conciencia Divina.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia en este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

Cómo hacer la meditación de los 40 días

¿Qué es la meditación de los 40 días?

La meditación de los 40 días forma parte de la formación en Kundalini Yoga, que es en esencia el yoga del Despertar de la Conciencia.

Esta práctica está dedicada en particular a la activación de la energía Kundalini en el hombre, que parte de la base de la columna vertebral, y se irradia hacia el corazón y el cerebro a través de los canales y centros de energía. Esto amplía al mismo tiempo el estado de conciencia del practicante, más allá de su ego.

La meditación de los 40 días es un proceso progresivo que se alimenta de un esfuerzo sincero en los niveles físico, nervioso, emocional y mental. Es una práctica libre de recuerdos y creencias, y en su lugar, requiere de una buena dosis de humildad y perseverancia que, durante su evolución, proporciona una alegría profunda y duradera.

Clases en línea de yoga, meditación y más

¿Por qué 40 días?

En Kundalini Yoga, los kriyas y las meditaciones por lo general se practican durante períodos prolongados, siendo el más común, 40 días.

Cada kriya o meditación tiene un efecto útil sobre las personas y sobre sus patrones de comportamiento y hábitos. Estos hábitos son reacciones inconscientes en cadena que tienen lugar entre la mente, el sistema glandular y el sistema nervioso. Generalmente, estos patrones o hábitos nacen en la primera infancia y por lo general, complican algunas situaciones de la vida.

La meditación continua una o varias veces tiene un efecto maravilloso. Sin embargo, para lograr el efecto completo y para cambiar permanentemente los hábitos, es necesario practicar la misma meditación regularmente todos los días durante mucho tiempo.

La meditación de los 40 días garantiza la ruptura de cualquier hábito negativo que bloquee el efecto completo de la meditación, y logra un cambio permanente en el practicante.

“Se necesitan aproximadamente 40 días de práctica constante para romper un hábito. Se necesitan unos 90 días para establecer un nuevo hábito en acción y en el subconscienteYogi bhajan.

[También te puede interesar: Método de pasos para cambiar de raíz los hábitos que no nos hacen bien]

Meditar por 40 días

¿Qué hábitos se pueden cambiar?

El primer hábito que se cambia es precisamente no meditar, para pasar a meditar de forma continua.

De hecho, mientras más días se mantenga la meditación de forma ininterrumpida, el hábito se fortalecerá aún más.

  • 40 días: para cambiar un hábito.
  • 90 días: para fortalecer el nuevo hábito.
  • 120 días: el nuevo hábito ya forma parte de ti.
  • 1000 días: el nuevo hábito ya está consagrado y eres un maestro en la meditación.

Los hábitos de la vida diaria simplemente comienzan a mejorar por sí solos cuando se ha adquirido una práctica regular de meditación continua. En este contexto, el cambio de la conciencia, la forma de ver la vida con aspectos positivos, influyen directamente en la manera de enfrentarse nuevamente a las actividades diarias, y permiten corregir las irregularidades.

Por ejemplo:

  • Si perdías el tiempo en no hacer nada, seguramente comenzarás a invertirlo en cosas importantes.
  • Si te alimentabas de forma desordenada, comenzarás a tener conciencia sobre la necesidad de adoptar un hábito alimenticio adecuado.
  • Si te gusta gastar o comprar cosas superficiales, seguro tendrás la conciencia de aprender a valorar lo que tienes y a comprar sólo lo que realmente es necesario.

La recomendación en este punto, para quienes toman la decisión de llevar a cabo la práctica de meditación por 40 días, es identificar los puntos débiles o malos hábitos, ya sea en la forma de comunicarse o en la voluntad de hacer las cosas, etc. Esto es necesario parar poder comparar estos comportamientos, una vez que se haya finalizado el primer ciclo de meditación de los 40 días.

En qué consiste la práctica de la meditación de los 40 días

En una clase clásica, la primera hora se dedica a preparar el cuerpo y la mente para la meditación al final de la sesión. Con el apoyo de alientos, canciones, ángulos y mudras (posiciones de las manos), como lo enseñó Yogi Bhajan, maestro de Kundalini Yoga, se practican tres aspectos principales:

  • Limpiar el subconsciente.
  • Aumentar la frecuencia del campo magnético para reforzar la intuición y el discernimiento.
  • Anclar y relajarse en la identidad incondicional más allá del tiempo y el espacio.

[También te puede interesar: Claves para crear un nuevo hábito (y cómo hacer para mantenerlo)]

Kundalini yoga: meditación de los 40 días

Pasos para la práctica de la meditación de los 40 días

  • Siéntate ligeramente elevado en el borde de una manta.
  • Alinea la columna vertebral y deja que tus hombros se deslicen hacia atrás.
  • Estira tu dedo índice derecho, tu dedo de Júpiter, que recibe la sabiduría del planeta, diagonalmente hacia adelante y pon tu pulgar sobre tu puño.
  • Haz lo mismo con tu brazo izquierdo; sólo deja que apunte hacia abajo, de modo que tus brazos sean como una flecha, con tu corazón en el medio.
  • Cierra tus ojos y respira profundo.
  • Alinea tu rostro como si estuvieras mirando hacia tu frente. Ése es tu Centro Lunar, que equilibra las emociones.
  • Después de tres minutos, cambia tu mudra, es decir, la posición de tus dedos; puedes extender el dedo meñique derecho e izquierdo.
  • Después de seis minutos, abre todos los dedos, presiona tu pulgar contra tu dedo índice.
  • Cuando tu brazo se torne pesado, ¡no pares! Recógelo y medita más lejos de tu Centro Lunar.
  • Después de nueve minutos, ¡lo has logrado! Pon tus manos en tu regazo y descansa.

Si no deseas o no puedes mantenerte por nueve minutos, puedes comenzar con menos e ir aumentando progresivamente hasta que el tiempo completo ya no sea un problema. A partir de ahí, comienza el desafío personal de 40 días. Es importante mencionar que, aunque el tiempo mínimo requerido son 9 minutos, para un mayor efecto, cada práctica se pude llegar hasta a 31 minutos.

Antes de comenzar a meditar, se puede evocar un mantra como Adi Mantra, cantando Ong namo guru dev namo 3 veces; y luego seguirlo tres veces por el Mangala Charan Mantra:

Adgure nameh

Jugad gure nameh

Sat gure nameh

Siri guru dev-e nameh

Para finalizar la práctica, se debe entonar esta canción 2 veces:

Que el sol brille sobre ti desde hace mucho tiempo

Todo el amor que rodean

Y la luz pura dentro de ti

Guiar su camino en

 Y finalmente “Sat nam”.

Consejos para dar continuidad a la meditación de los 40 días

Es necesario tener la plena seguridad de querer mantener 40 días continuos de meditación, aceptar el desafío y hacerlo por convicción propia.

Para adquirir este hábito con mayor facilidad  y rapidez, es recomendable meditar todos los días a la misma hora; eso crea una rutina.

Se requiere de un lugar agradable y acogedor para meditar, tal vez con velas, flores o piedras aromáticas.

Es apropiado llevar un conteo muy bien diseñado, por ejemplo en la pared, donde se pueda ver un progreso de la práctica todos los días.

Es bueno mantener el contacto con otros yoguis o practicantes, para intercambiar ideas y encontrar motivación mutuamente.

Al comienzo de los 40 días de meditación, generalmente se experimenta mucha motivación y la meditación se realizará con alegría. Pero conforme avancen los días, se presentarán momentos en los que las excusas comienzan a aparecer: no hay deseos, no hay tiempo, no se descansó lo suficiente la noche anterior, el mal humor, etc.

En este caso, es bueno saber que con tan sólo 3 minutos de meditación se puede dar continuidad a la práctica, ya que el factor decisivo es la consistencia.

Aunque la forma de meditación sigue siendo la misma, con regularidad, e incluso a diario, se siente diferente.

El practicante incluso, puede contraer una gripe repentinamente. En este caso se debe mantener la firmeza, porque incluso es posible meditar tumbado en la cama. En todo caso, es mejor meditar una o dos veces por corto tiempo, que no meditar en absoluto.

Meditar por 40 días consecutivos

Origen de la meditación de los 40 días

Gurmukh cofundó y dirigió el Kundalini Yoga Center Golden Bridge Yoga en Los Ángeles y Nueva York. En 1972, fue bautizado por su Maestro, Yogi Bhajan, por su nombre espiritual, que se traduce como “alguien que ayuda a las personas de todo el mundo”. Desde entonces, Gurmukh se ha dedicado a su destino con todo su poder y ha enseñado yoga y meditación a los seguidores de Kundalini en todo el mundo durante tres décadas.

Gurmukh estuvo convencido de que la “meditación de la liberación” se debe practicar durante al menos 40 días, porque sólo así se desarrollará todo su efecto. Por lo tanto, al romper o interrumpir la secuencia, se debe comenzar de nuevo desde el día uno.

Llevar a cabo la práctica hasta el final tiene que ser el alcance de este compromiso. Gurmukh promete una experiencia increíble para quien medita al menos 9 minutos todos los días. Se dice que, al cabo de 40 días, toda la estructura molecular de la mente y el cuerpo cambia y se experimenta una renovación de la vida.

Beneficios para el cuerpo y la mente

Esta meditación de los 40 días usa el flujo físico de la energía para activar el poder de curación del propio cuerpo. Después de los primeros 15 días de meditación, preferiblemente durante 31 minutos, se comienzan a ver los verdaderos resultados.

  • Equilibra el diafragma
  • Combate la fatiga cerebral
  • Renueva el suministro de sangre al cerebro
  • Regenera el suero que pasa hacia la columna vertebral
  • Es beneficioso para el sistema hepático
  • Favorece el sistema linfático
  • En la parte emocional, alivia los dolores sentimentales
  • Fortalece la paz interior

[También te puede interesar: Cómo la meditación me ha ayudado a generar cambios positivos en mi vida]

Conclusión

Cuando el ser humano tiene la necesidad de ir más allá que el solo hecho de alimentar su ego, o cubrir las necesidades físicas y básicas de su vida, puede plegarse a los ciclos tradicionales de 40 días de meditación continua ofrecidos por Kundalini yoga, necesarios para cambiar un hábito kármico y establecer uno nuevo.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Esta práctica guarda grandes experiencias físicas, mentales y espirituales por descubrir. Es sólo cuestión de proponérselo.

Qué es la meditación de los 40 días y en qué puede ayudarte a cambiar tu vida
4.8 (95%) 8 votos

1 comentario

Clases de yoga y meditación en línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!