Meditación Vipassana

Meditación Vipassana: 10 días de silencio para su alma
Meditación Vipassana
¿Qué te ha parecido este artículo?

Una vida humana es extremadamente corta en comparación con la vida de los seres celestiales Devas y Brahmas. Aunque es muy corta, esta vida es la que ofrece las mejores oportunidades para la realización del Nibbana, el estado de la liberación total del sufrimiento. La mejor manera de llegar a este estado supremo, es por medio de la meditación Vipassana. En este artículo te hablaremos de esta importante práctica de meditación del budismo.

¿Qué es la meditación Vipassana?

La meditación Vipassana es una herramienta importante para transformar la mente, cuya conciencia es atraída por las experiencias sensoriales físicas y conceptuales. A través de la meditación Vipassana, aprendemos a enfocar la mente en nuestro interior, evitando estar constantemente detrás de los objetos, de los sentidos o de los factores externos a los que normalmente nos encontramos expuestos.

De esta forma aprendemos a mantener un estado constante de alerta a la presencia de la mente con el fin de poner de manifiesto la conciencia de nuestro estado de ánimo en neutro. Este estado está libre de aflicciones originada por los recuerdos, los pensamientos del pasado o conceptualizaciones, a las reflexiones sobre el futuro, preocupaciones, temores o expectativas.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

Práctica de la meditación Vipassana

Ambientes preparados para la meditación
Ambientes preparados para la meditación

Es tan sólo mediante la práctica de Vipassana, que el ser humano puede llegar a eliminar las impurezas de su interior que lo mantienen en los planos miserables donde el dolor predomina; estas impurezas se refieren principalmente al lobha: el deseo, dosa: la ira y moha: la ignorancia. Al mismo tiempo, el ser humano encuentra la perfección de la concentración y la sabiduría, el estado ideal para experimentar el . Por lo tanto, cuando en términos humanos se busca obtener el máximo beneficio, este es posible a través de la práctica de la meditación Vipassana.

Origen de Vipassana

Proviene del sánscrito Vipasyana y es una de las más antiguas técnicas de meditación que existe. Esta técnica se propagó hace 2.500 años por Gautma Buda, quien ayudó a erradicar el gran malestar universal que expresaban los seres humanos desde el principio de los tiempos. El término Vipassana es una palabra original Pali, que significa visión o ver las cosas como realmente son.

Propósito de la meditación Vipassana

El propósito de la meditación Vipassana es purificar la mente mediante la eliminación de los viejos hábitos y pensamientos negativos. Es una técnica fantástica que lleva al individuo a los niveles inesperados de la comprensión y que le permite tener cierta distancia con sus emociones para un mejor control de sí mismo. Vipassana también ayuda a desarrollar la compasión, lo cual es muy importante para poder entender a los demás y a las situaciones de la vida cotidiana, de una manera neutral y objetiva.

¿En qué consiste esta práctica meditativa?

Toda la información sobre la Meditación
Toda la información sobre la Meditación

Esta terapia de meditación Vipassana, conocida también como una práctica espiritual vital, consiste en un retiro de 10 días de sesiones continuas y 10 horas diarias, basada en un código de disciplina o de conducta moral que debe cumplir cada aspirante con el objetivo claro de obtener la mayor parte de los beneficios del curso. Esta enseñanza es una actividad totalmente gratuita sin fines de lucro. La idea fundamental es hacer un despliegue de sus grandes beneficios para erradicar las angustias físicas de las personas por medio de una conexión espiritual.

Durante ese tiempo al participante se le limitan muchas acciones, dentro de las más relevantes, se encuentran el no utilizar el habla, ni leer, ni escribir, tampoco podrá mantener relaciones sexuales, ni mentir; es una terapia donde se trata sólo de mantener una relación profunda consigo mismo.

Cómo es la terapia de 10 días de Vipassana

Para ayudar a mantenerse equilibrado durante las largas horas de sesión, el participante deberá realizar un ejercicio previo que consiste en una hora de meditación caminando. Al iniciar la terapia, el participante debe asegurarse de encontrar una posición cómoda, sentado en posición de flor de loto, con la espalda completamente recta y dejar que la respiración fluya naturalmente al inhalar y al expirar con los ojos completamente cerrados evitando en lo posible, los movimientos bruscos.

Los tres primeros días de terapia, se aplican a la concentración profunda para lograr la paz de la mente. Lo único que debe hacer el participante, es escuchar el silencio y centrar la atención en una pequeña área bajo las fosas nasales y el labio superior para lograr la concentración, pero siempre vigilante de lo que ocurre en todo momento, ya que esta es una meditación de observación; tal vez durante el ejercicio, en algún momento, se expresa una emoción relacionada con el recuerdo desagradable de ira o con recuerdos muy amenos; en cualquier caso, el individuo debe abandonar el pensamiento de la emoción expresada y volver a concentrar la atención en la pequeña área situada bajo las fosas nasales y el labio superior y concentrarse nuevamente en lo que ocurre en el momento.

Los sentidos del ser humano, por lo general, etán perfectamente desarrollados, este sería el paso más complicado de dominar, ya que cualquier ruido, olor, sentido o pensamiento desviaría con facilidad la atención del participante.

Por lo tanto, la idea de enfocar la mente en el área debajo de las fosas nasales, concentrarse y visualizar en nuestra mente el flujo de entrada y el flujo de salida del aire, es lo que permitirá encontrar el estado ideal de meditación Vipassana.

Esta terapia consta de diez horas los primeros tres días, dentro de las cuales se encuentran las pausas con caminatas, tiempo para alimentarse, etcétera. Aun así, esto puede parecer mucho tiempo para cualquier persona, pero mientras la mente se encuentra centrada y en calma, el tiempo sencillamente no existe, porque no se tiene presente y por lo tanto, no perturba la concentración; el único riesgo es aferrarse a cualquier pensamiento en el período de meditación. Al final de cada sesión, esta terapia genera emociones intensas en el individuo por haber logrado desarrollar un diálogo interior con sí mismo.

La meditación Vipassana continúa durante el cuarto día de sesión, en ese nivel la atención se vuelve a centrar en la pequeña área debajo de sus fosas nasales y el labio superior y luego hacia todo el cuerpo, enfocándose en cada área, como abdomen, manos, piernas, pies, etc. El proceso continúa el día siguiente hasta el final del retiro, donde la atención se logra centrar en las sensaciones de todo el cuerpo, logrando enterrar en el subconsciente, las reacciones provocadas por el entumecimiento, la rigidez y hasta de picor en algunas partes del cuerpo.

En caso de que algún factor de distracción sea frecuente y no cese por completo, la mente debe ser consciente de ello y si debe hacer algún movimiento, lo decidirá primero en su mente y decidirá hacer el movimiento enfocando la concentración en ese acto, evitando siempre reaccionar impulsivamente. Lo mismo ocurrirá cuando se presenten pensamientos sobre planes del futuro, o conversaciones con alguien en la mente, análisis o reflexiones. Siempre la mente deberá estar consiente de cada uno de esas sensaciones, observarlas y hacerlas parte de la meditación de observación y cuando desaparezcan, regresar al estado de concentración en la respiración.

Centros Vipassana en India donde practican la meditación de los 10 días
Centros Vipassana en India donde practican la meditación de los 10 días

Estas sensaciones pueden observar que el cuerpo está en movimiento en la transitoriedad de la vida y no son observables en un estado normal de conciencia, porque la mente no está lo suficientemente apta como para captar esta percepción de profundidad. En resumen, el cuerpo experimentará muchas sensaciones internas durante los días que transcurra la meditación. Lo importante es no rechazar, ni reprimir, ni borrar, ninguna de estas sensaciones, sino, hacerlas partes del proceso de meditación por medio de la conciencia presente. De esta manera lograremos alcanzar el control consiente de nuestra mente.

Esta experiencia es personal y no se puede describir, ya que puede dar lugar a malas interpretaciones.

Cuando llega el día 10 de la sesión, las cuerdas vocales del individuo se encuentran completamente adormecidas, tras haber evitado el habla durante ese tiempo. El día 10 es una transición para volver a encontrarse con el mundo moderno acelerado. Durante ese tiempo, el único contacto debe ser el maestro o el administrador responsable de controlar el grupo de meditadores. Esta parte de la sesión a menudo representa un shock para la mayoría de los practicantes, al enfrentarse nuevamente a su vida normal.

¿Cuál es el aprendizaje que deja la meditación Vipassana?

Estas sesiones de tan sólo 10 días no eliminan por completo los malos hábitos aprendidos durante tantos años, de hecho, 10 días es un periodo muy corto si se desea alcanzar los niveles más profundos del inconsciente. El éxito de esta jornada, radica en la continuidad del ejercicio regular de la meditación Vipassana, la cual se debe practicar todos los días, una hora por la mañana y una hora por la noche. Sin embargo, al finalizar el retiro, el participante puede percibir la pureza desarrollada durante el curso y manifestarla con actos nobles hacia los demás y con el deseo de aplicar buenas acciones.

Algunas personas que ya han practicado esta disciplina, se reúnen con frecuencia para mantener la técnica. En los casos donde el individuo no puede mantener una práctica regular, la recomendación es realizar un retiro por lo menos una vez cada año.

La meditación Vipassana es una manera de lograr la paz interior, si se desea mantener ese nivel de paz, es preciso la práctica de esta disciplina bien sea, solo o acompañado. Una experiencia de diez días de meditación Vipassana, permite el encuentro con el yo interior y con la verdadera naturaleza; es un auto aprendizaje que ayuda a entender las reacciones inconscientes en la raíz del propio sufrimiento.

Práctica de la meditación Vipassana en la actualidad

En el pasado, la meditación Vipassana Budista se alcanzaba con mucha facilidad, sólo requería mantenerse en silencio, observando la mente. Para los hombres y mujeres de la antigüedad, no fue tan complicado lograr un estado de relajación óptimo ya que la forma de vida era muy tranquila y natural.

Esta disciplina occidental se ha extendido en todo el mundo, sin embargo, en la actualidad, observar la mente no es un trabajo fácil, ya que ésta se encuentra sobrecargada con impurezas, ocasionadas por el mismo ritmo de vida tan agitado que llevamos la mayoría de las personas.

Muchos aspirantes que inician la práctica del Vipassana se duermen casi sistemáticamente, esto ocurre porque en vista de que se trata de una meditación que se lleva a cabo en silencio y completamente relajado, la mente recibe el mensaje de que es hora de dormir. Pero contrario a esto, el Vipassana no es sueño, sino, vigilancia de la mente.

La práctica de Vipassana resulta difícil para muchas personas cuando se inician, ya que el flujo incesante de nuestros pensamientos surge con más fuerza de lo habitual, especialmente al principio. Lo más recomendable para las personas que les llama la atención la meditación Vipassana y que nunca se han iniciado en ninguna de estas disciplinas, es poner en práctica primero, algún tipo de meditación activa como la danza, o la catarsis (expresión emocional) con la idea de ir ejercitando la mente y prepararla para algo más intenso como es el Vipassana. También es aconsejable, acompañar estas terapias con otras prácticas, como masajes, tratamientos holísticos, terapias alternativas, etc. De manera de poder iniciarse en el Vipassana y poder aprovechar todos sus beneficios.

¿Quiénes pueden practicar el Vipassana?

Aun cuando se trata de una técnica budista, la meditación Vipassana es una disciplina que puede ser practicada por cualquier persona de cualquier creencia religiosa, color o estatus social, sin miedo a enfrentar ningún conflicto relacionado al dogma que profesan tener. Actualmente, son muchas las personas de distintas índoles religiosas y razas que han practicado ya esta disciplina y la razón que los ha motivado, han sido los mismos problemas cotidianos que enfrentamos todos los seres humanos y por lo tanto, buscan probar nuevas herramientas que les ayude a erradicar todas esas sensaciones.

Sin embargo, esta es una herramienta sumamente poderosa, recomendada a todo ser sincero y honesto que desee practicar la meditación Vipassana con el fin de darle continuidad a esta práctica, en beneficio propio y en el de los demás

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

19 comentarios

    • Muchas gracias Diana! Esperamos que puedas seguir comaprtiendo tus experiencias con nosotros 🙂

    • Gracias, Magalí! Ojalá tengas la oportunidad y puedas volver a contarnos tu experiencia.

  • Yo deseo aprender ya que la mente están poderosa ” el Vipassana , vigilancia de la mente.” voy saliendo de una inervenccion quirujica que removido sentimiento, miedos angustias. sostengo que esta tecnica me permitira descubrir lo bello que mi vida.

    • Te deseamos lo mejor en tu recuepración, Gerardo! Sin duda la meditación puede ser la mejor opción para ayudarte a transitar este camino.

  • Afortunadamente en dos meses iré a un retiro de 10 días. Agradecida a la vida por poder aprender y experimentar esta oportunidad. Gracias por el artículo.

    • Maravillosa oportunidad, Manuela! Esperamos que vuelvas renovada y con ganas de contarnos sobre tu experiencia 🙂

  • que bueno esta el articulo, como profe de yoga me es sumamente util ,ya que una de las cosas mas costosas de hacer y de transmitir es el tema de la meditacion guiada y de transmitir ese estado de plenitud y armonia con los consabidos despistes que ocurren en una clase.muchas gracias¡¡¡¡

  • quede sorprendida con la nota , medito y jamas escuche este tipo de meditacion , me parecio fascinante y empezare a descubrirla

    • Que bueno que te hayamos ayudado a descubrir algo nuevo, Elsa. Gracias por tu interés.

  • Practico la meditación pero me llama la adtebcuob que se profundiza más con esta técnica me gustaría probarla ya me ah dado las herramientas la llevare acabo creo que será fabuloso el resulta ya que meditar es maravillosos muestra ese lado que no se ve en la vida diaria .
    Bajar los niveles de pensamientos e irá es lo maravillosos d eneditar gracias les mando un abrazo ????

    • Gracias por tu comentario, Ana. Ya que practicas con constancia la meditación, te animamos a que realices estos 10 días de terapia y luego pases a contarnos tu experiencia. Saludos 🙂

    • Gracias Mario, y no dudes en contactarnos ante cualquier pregunta puntual que tengas sobre meditación vipassana u otras técnicas. Saludos!

  • Me emocioné de tan solo leer este artículo sobre la meditación vipassana, y ahora no puedo esperar a realizar este retiro de 10 días que sin lugar a dudas creo que cambiará mi forma de ver las cosas. Gracias por compartir esto con todos nosotros!

    • Gracias Emilia! No dejes que te agarre la ansiedad, todo con calma, paso a paso, ya llegará el momento para realizar el retiro y para continuar avanzando en esta potente técnica meditativa. Saludos!

  • Excelente, gracias por la información, justo me habían hablado de este tipo de meditación hace poco tiempo y llegué a la nota buscando en internet, me queda claro qué significa, ojalá pueda probar pronto la meditación vipassana. un gran abrazo

  • Les quiero contar mi experiencia con la meditación vipassana. Yo medito desde los 18 años, hoy tengo 27. Hace apenas un año descubrí las técnicas de vipassana, lo hice medio de casualidad, pero me sorprendió enormemente. Tuve mi primer retiro de vipassana hace 7 meses, fueron 10 días de intensa conexión con mi cuerpo, con mis pensamientos más profundos, al mismo tiempo que renové mis energias por completo. Desde aquel momento, aunque muchos no pueden creerme, siento que soy una nueva persona, Con otras fuerzas, más energias, otra forma de ver la vida. Es increíble el efecto que la meditación vipassana tuvo en mi. Queda en cada uno probar esta poderosa técnica. Yo diría, no se pierde nada, y la oportunidad adelante de uds es inmensa. Un gran saludo a todos y muchas gracias a los autores de la nota por compartirla.

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!