Mindfulness para personas que están muy ocupadas para meditar

Mindfulness para personas ocupadas

Cuando incursionamos en el mundo del yoga y entendemos los beneficios de la meditación, queremos dedicarle más tiempo a esta actividad tan importante. Sin embargo, el agitado ritmo en el que vivimos muchas veces no nos lo permite. En este sentido, queremos indicarte algunas técnicas de Mindfulness para personas que están muy ocupadas para meditar, con la idea de que puedas encontrar en algunos espacios del día, el momento para llevar a cabo esta práctica y gozar de sus beneficios.

Mindfulness podría definirse como “atención plena”. Consiste en el entrenamiento de la concentración, la atención y la conciencia, sin dejar de ir a la oficina, preparar la comida, pagar tus facturas, atender a tus hijos, llamar a tus seres queridos, etc. Conoce aquí algunas formas de mindfulness para hacer mientras estás ocupado.

¿Cómo integrar Mindfulness en tus actividades si estás ocupado/a y tienes poco tiempo?

A continuación te enumeraremos algunas situaciones donde puedes encontrar la oportunidad de poner toda tu atención en el momento presente. Ciertamente, no necesitas comenzar con todas ellas, pero sí es importante que elijas al menos tres o cuatro para empezar. Luego, intenta agregar una más a la semana para que puedas practicar la conciencia plena, mientras realizas la mayor parte de tus actividades diarias.

Mindfulness al despertar

El momento de comenzar el día es la ocasión perfecta para poner en práctica una Mindfulness. Tan pronto como te despiertes, antes de levantarte de la cama, respira profundamente tres veces. Siente cómo el aire que respiras entra por tus fosas nasales, llena tus pulmones y es expulsado por tu boca.

Espacio de publicidad: Actividades de Energía Qi en Latinoamérica

Esta acción tendrá el doble beneficio de calmar tu mente y darle a tu cerebro un impulso de oxígeno para que te levantes de la cama con energía y ánimo para afrontar todo lo que está por venir.

[También te puede interesar: Secuencia Kundalini para comenzar el día]

Mindfulness mientras te duchas

Mientras te duchas, aprovecha la oportunidad de conectarte con todos los elementos que te proporcionan frescura y relajación. Trata de imaginarte el agua corriendo por tu cuerpo; nota la temperatura, la presión y el sonido de la caída de agua. Siente la suave espuma de tu gel de baño que se desliza sobre tu piel y en cada extremidad; respira la dulce fragancia de tus productos de baño. Observa todos esos detalles que suelen pasar desapercibidos cuando no estás consciente de la importancia que realmente tienen.

Mindfulness al vestirte

La mayoría de las personas nos apresuramos al momento de cambiarnos, desperdiciando la oportunidad de practicar mindfulness mientras nos vestimos por la mañana. Cuando lo hagas, tómate unos segundos para prestar atención a la textura de la tela, de los hilos y el material que rosa con tu piel, piensa en la satisfacción que te proporciona la prenda de vestir, el abrigo que te produce en el invierno y la frescura que te envuelve en el caliente verano.

Mindfulness al beber tu té o café
Incorpora Mindfulness a tu vida ocupada buscando pequeños momentos, como disfrutar de una taza de té

Mindfulness al beber tu té o café

Cuando bebas cualquier bebida, como un té o un café, hazlo lentamente y respira suavemente el aroma que desprende antes de probarlo; presta especial atención a su delicioso sabor y a la temperatura. Una vez digerido, reflexiona sobre el efecto que esta bebida produce a tu cuerpo.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

[También te puede interesar: Ceremonia del té, meditación y tradición]

Mindfulness al cepillarte los dientes

Esta actividad cotidiana es otra ocasión perfecta para practicar mindfulness en el día. Al momento de hacerlo, trata de enfocarte en el momento presente. Siente cómo las cerdas de tu cepillo se introducen en las separaciones que hay entre cada muela, cómo pasan por la parte interna de los dientes y cómo escarba en cada una de sus cavidades. Siente la sensación de limpieza y frescura que ha dejado en tu boca al finalizar la actividad.

Mindfulness escuchando música

Escuchar música es una de las mejores oportunidades que tienes para poner en práctica el mindfulness. La música es una herramienta ideal que te permitirá sumergirte y concentrarte completamente en la melodía. Ten en cuenta el volumen, el tempo, la singularidad de los sonidos, y disfruta cada nota musical en el momento.

Mindfulness en una fila de espera

Cuando te encuentres esperando, ya sea en una parada de autobús, en el tráfico o en una cita médica, trata de relajar todos los músculos de tu cara, tu mandíbula, tus cejas, tus párpados, tu frente, etc. Siente cómo desaparece la ansiedad que produce la espera y disfruta de la sensación de relajación que te proporciona esta actividad de mindfulness.

Mindfulness cuando estás caminando

Al caminar por la calle en dirección a tu oficina, por una plaza, por la playa, etc. presta atención a cómo tus piernas y pies tocan el piso, revisa tu respiración cuando inhalas y exhalas lentamente, y asegúrate de respirar bien a través del diafragma.

Mindfulness cuando estás comiendo

A la hora de sentarte a comer, bien sea en el desayuno, el almuerzo, la cena o al tomar la merienda, dedica un tiempo para masticar lentamente cada bocado. Toma en cuenta la textura de los alimento, si es crujiente o suave. Disfruta del sabor de cada elemento que conforma el plato, de los ingredientes y especias; si es picante, amargo, dulce o agrio. Siente el nivel de la temperatura, si está caliente, fría o simplemente tibia.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

Mindfulness cuando mantienes una conversación

Intenta estar completamente presente y concentrado cuando mantengas una conversación con otra persona, bien sea en el entorno profesional, familiar o social. Escucha lo que dice tu interlocutor sin pensar en lo que deseas agregar o lo que dirás más adelante. Trata de estar presente y deja que las cosas sucedan naturalmente sin interrumpir la intervención de la otra persona.

Mindfulness mientras mantienes una conversación
Practicar la escucha activa y plena es una forma de incorporar Mindfulness a una vida ocupada

Mindfulness cuando estés cocinando

La cocina ofrece una amplia variedad de formas de estar alerta y de poner en práctica el mindfulness. Puedes refinar la atención a tus propios movimientos, los sonidos que produce la cocción de los alimentos, conocer sobre el origen de los ingredientes que utilizas, si son vegetales, carnes, etc. Imagina la granja donde se produjeron antes de llegar a tu cocina. Concéntrate en la esencia que emanan las especias que debe llevar la receta, el aroma que desprende la combinación de todos los elementos y el sabor que resulta al final de la preparación.

Mindfulness antes de dormir

Cuando estés en tu cama, antes de dormir, tómate un momento para cerrar los ojos y pensar en algo por lo que estás agradecido al final del día, sin importar cuán fácil o difícil haya sido llegar tener este resultado. Esta práctica acondicionará tu mente para manifestar mayor gratitud y te ayudará a dormir mejor y despertar alegre y conforme con la vida.

[También te puede interesar: Mindfulness aplicado a la vida diaria]

Beneficios de la práctica del Mindfulness

La concentración a través de la práctica del mindfulness aporta una gran variedad de beneficios, mentales y físicos. Éstos son algunos de ellos:

1. Aumenta la creatividad
2. Baja los niveles de ansiedad
3. Mejora la memoria
4. Fomenta la conexión en las relaciones interpersonales
5. Aumenta las energías
6. Fortalece las defensas para proteger la salud
7. Contrarresta el insomnio
8. Mejora la libido en las personas

Conclusión sobre la práctica de Mindfulness

La lista de actividades basadas en mindfulness para personas que están muy ocupadas para meditar es infinita y dependerá siempre de la vida y la disposición de cada individuo. Lo realmente importante aquí es que necesitas conscientizar que, a medida que vivas más en el momento, te sentirás más enfocado, con menos tensión y más feliz. Además, el mindfulness es el trampolín perfecto para sesiones de meditación más enfocadas.

Comienza a tomar unos momentos de tu día, todos los días, para practicar la atención plena ahora, y disfrutarás de una mejor calidad de vida durante todos los años venideros.

4 comentarios

  • A mi me suena contradictorio, meditar y sentirse ocupado, primero debemos ser concientes de qn euq ocupamos nuestro tiempo no no creo que haya que encontrar tiepmo para meditar

  • Hola Relajemos! Llegué de casualidad a este bello articulo con el cual concuerdo y del cual he sacado lindos aprendizajes. Empecé con minfulness de la mand e vision clara en Argentina, hace pocos años. Me gustó mucho, lo incorporé, se lo transmití a amigas y familila, todos quedaron encantados. Propongo siempre ejercicios simples para incorporar a la rutina. Creo que es muy subrealista pensar que todos vmos a dedicarle horas a meditar cada dia. Es fundamental proponer soluciones cortas de pocos minutos para quiene sno tengan mas tiempo. El mindfulness permite eso y por eso creo que es una herramienta tan util. Me encanta que la difundan, sigan así!

  • Gracias por darnos una nieva técnica para que logremos tener equilibrio y biena salud mental. Por el dia a dia, el estres laboral las ocupaciones. Gracias

  • Yo creo que el mindfulness es meditación, es una variante, o una forma moderna para acercar la meditación a aquellos que están tan sumergidos en el caos del día a día que piensan que “meditar no es para ellos”. Para mi mindfulness fue la puerta de entrada y es cierto que con ejercicios simples uno puede lograr beneficios maravillosos y luego ir explorando otras formas.

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!