Relajemos » de Interés y Bienestar » Cómo reproducir y cuidar plantas suculentas para llenar de vida tus ambientes

Cómo reproducir y cuidar plantas suculentas para llenar de vida tus ambientes

plantas suculentas

Las suculentas son una categoría de plantas que poseen características excepcionales que les han hecho merecedoras de los más sublimes elogios.

Bien podrían mostrarse como la manifestación viva de arraigo y adaptación, ya que a lo largo de la superficie terrestre han sabido crearse las condiciones indispensables para asentarse y subsistir. En complemento, presentan un variado y exuberante atractivo que muchos aprecian y consideran lleno de gracia y encanto.

Características de las plantas suculentas

Las suculentas, también llamadas crasas, son un grupo de plantas que se caracterizan por almacenar agua en sus hojas, tallos o raíces; una propiedad que les ha permitido prosperar en climas secos. Pueden soportar períodos prolongados de sequía, confiando en el agua y los nutrientes almacenados en sus hojas. De sus cogollos brotan hermosas flores; y sus hojas tienden a ser gruesas, carnosas y, con frecuencia, presentan pelos o espinas.

Una de las más sorprendentes cualidades de las plantas suculentas, es su capacidad para proliferar fácilmente; se les puede encontrar en gran parte del mundo y en una gran diversidad de especies.

Espacio de publicidad: Eventos de Energía Qi en Argentina y Chile

Adaptación al ambiente

Las hojas engrosadas y los tallos voluminosos que poseen las plantas suculentas minimizan la pérdida de agua. Cuentan con cutículas cerosas que proporcionan una barrera física que optimiza el rendimiento del agua. Los pelos y espinas de la superficie,favorecen un microambiente que contribuye a la reducción de la transpiración.

Existe una variedad de plantas suculentas que se caracterizan por tener ausencia parcial o total de hojas; sin embargo, cuentan con tallos verdes que tienen propiedades fotosintéticas; a esta variedad pertenecen los cactus. Otra variedad de suculentas, se vale de sus raíces para almacenar el agua; de este modo, mantiene sus reservas acuíferas lejos del calor del sol y a resguardo de los ataques de animales hambrientos.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Para minimizar la pérdida de agua, las plantas suculentas utilizan una estrategia bioquímica denominada metabolismo ácido crasuláceo, en el que durante la noche fresca, se almacena e dióxido de carbono en forma de ácidos orgánicos (malatos) y por el día generan azúcares a partir del malato almacenado.

[También te puede interesar: Plantas para purificar los ambientes de forma natural]

Para lograr este proceso, las plantas suculentas, durante las horas de máxima insolación, sellan las estomas y permanecen así durante las primeras horas de la mañana y al caer la tarde. Esta habilidad biológica les ha servido para sobrevivir en los ambientes más desfavorables.

Las suculentas halófitas son capaces de sobrevivir en entornos salinos o ambientes desérticos marinos, gracias a la tolerancia bioquímica de la salinidad que las caracteriza; esta propiedad se determina por la acumulación de la sal del citoplasma en las vacuolas especiales con las que cuenta la planta o mediante un proceso de excreción de sal, que les permite mantener un nivel óptimo de salinidad.

Diversidad de las suculentas

Debido a la gran capacidad de adaptación de las plantas suculentas se les puede encontrar en una enorme diversidad. Botánicamente se clasifican en las familias:

  • Agaváceas: caracterizadas por presentar tallos leñosos, hojas alargadas, fibrosas y carnosas y de flores generalmente hermafroditas. Esta familia abarca unas 700 especies.
  • Apocináceas: se caracterizan por tener hojas opuestas lanceoladas, semejantes a las del laurel; alcanzan una altura de 1,5 metros y ofrecen flores de 4 centímetros de variados colores. A esta familia pertenecen unas 1500 especies.
  • Asclepiadáceas: son plantas herbáceas, en ocasiones árboles, caracterizadas por tener hojas opuestas, simples y carentes de estípulas. Esta familia abarca unas 1700 especies.
  • Asfodeláceas: son plantas de hojas carnosas, alternas, espirales o dísticas; suelen presentarse en forma de rosetas con ramas simples espinosas o serradas. A esta familia pertenece el aloe vera y otras 500 especies.
  • Cactáceas: sin duda es la familia más numerosa dentro de las suculentas, posee unas 2500 especies y si a esto se suma las variedades y las manifestaciones híbridas, se pueden contar más de 10.000 presentaciones distintas de cactus.
  • Crasuláceas: se trata de una familia que presenta hojas simples, alternas y de disposición variada y carente de estípulas, de flores hermafroditas y frutos capsulares. Esta familia abarca unas 1300 especies.

[También te puede interesar: Flores de Bach, fuente natural de bienestar]

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!
tipos de plantas suculentas
Debido a la gran capacidad de adaptación de las plantas suculentas se les puede encontrar en una enorme diversidad. Por ejemplo, las cactáceas, con más de 10 mil variedades de cactus.

Reproducción

Este tipo de plantas tienen un gran éxito en la decoración de espacios internos y paisajismo en general, debido a que prosperan muy bien con pocos cuidados y casi sin necesidad de riego; basta con regar 2 ó 3 veces al mes y proporcionarles buena iluminación.

Una de las características más llamativas de las suculentas es la facilidad de proliferación que tienen. La reproducción de estas plantas se puede realizar de las siguientes maneras:

  • Por esqueje: es la manera más común de reproducir plantas suculentas. El objetivo es tomar una hoja o parte del tallo para que éste forme su propia raíz y se desarrolle en un nuevo ambiente. Este nuevo ejemplar será genéticamente idéntico a la planta madre.
  • Por división: este procedimiento se basa en separar los pequeños hijuelos de las suculentas y permitir su desarrollo en un nuevo entorno. En el caso de las crasas esta manera de reproducción es muy utilizada y tiene una tasa de efectividad muy elevada, por lo que muchos le prefieren.
  • Por semillas: es quizá, el procedimiento menos utilizado ya que se reserva casi exclusivamente a los profesionales de la jardinería. Este método no es controlable y no se puede esperar resultados predecibles, como el método de división o esqueje, pues las semillas contienen código genético del padre y la madre. A este procedimiento se recurre generalmente cuando se busca obtener ejemplares híbridos.
Como reproducir suculentas
Una de las características más llamativas de las suculentas es la facilidad de proliferación que tienen. La reproducción de estas plantas se puede realizar por esqueje, división o semillas.

Distribución y hábitat

Se encuentran plantas crasas en todo el mundo, especialmente en los entornos áridos, gracias a su capacidad de adaptarse a medios poco favorables. Sin embargo, ciertas familias y especies tienen una endogamia propia. Por ejemplo, los cactus están distribuidos por todo el continente americano, incluyendo las zonas áridas del Norte, Centro y Suramérica, las selvas tropicales amazónicas y las cordilleras andinas. El 70% de las plantas crasas que no pertenecen a la familia de los cactus, son oriundas de zonas áridas y semiáridas; en un porcentaje menor encontramos plantas suculentas, diferentes a los cactus, en climas húmedos y zonas frías.

Los agaves son propias del norte del continente americano, especialmente de México. Las apocináceas, son originarias de África, la península arábiga y la India. Las crasuláceas y las euforbiáceas, naturalmente tienen una distribución mundial.

Riesgos de traslado de plantas suculentas a regiones diferentes a su lugar de origen

Entre las plantas suculentas se encuentra una amplia diversidad de formas, lo que las hace ser un importante blanco de coleccionistas; esta demanda por plantas suculentas exóticas fomenta el comercio internacional, una actividad que pone en riesgo de extinción a poblaciones y especies enteras.

Al igual que en otras plantas o flores silvestres, las suculentas o crasas, tienen un traslado internacional regulado por los entes que controlan las normativas sanitarias de cada país. En muchos casos el ingreso de plantas está sujeto a supervisión, prohibición e incluso a ser penado legalmente. Estas ordenanzas están orientadas a prevenir la propagación de enfermedades foráneas y plagas transmisibles a ambientes tanto vegetales, como animales o humanos.

Siempre que se pretenda movilizar una planta, ya sea suculenta o no, a una región diferente a su lugar de origen, se deberá tramitar ante las instancias competentes, la permisología sanitaria que autorice a realizar el traslado de la especie vegetal.

Espacio de publicidad: Congreso Online de Emociones y Salud

Dejar un comentario

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea