Relajemos » Alimentación » ¿Que es el Detox y cómo practicarlo hoy?

¿Que es el Detox y cómo practicarlo hoy?

¿Qué es y cómo se hace un Detox?

Hoy te invitamos a explorar una forma de vivir que puede que te sea desconocida o no, pero que poco a poco va a ir alineando tu cuerpo y tu sentir y acercándote a tu mejor versión humana de todos los días. El Detox, una disciplina que nace de cambio de hábitos alimenticios y luego se expande a cambios de hábitos generales en tu vida. Es posible y lo único que necesitás son herramientas sólidas y confianza en tu poder personal.

Detox: los beneficios de un cuerpo desintoxicado

La mayoría de nosotros creemos que lo que comemos no afecta nuestro estado de salud, pero a medida que vamos profundizando en la relación directa entre el alimento y nuestro cuerpo, empezamos a ver cómo el alimento que decidimos a diario tiene un efecto mucho más directo del que creíamos en nuestro estado físico, emocional y psíquico.

Un cuerpo desintoxicado es un cuerpo saludable, vital. Es un cuerpo que se despierta fresco y energizado por la mañana. Es un cuerpo que recupera su elasticidad, brillo y belleza natural. Es un cuerpo que vive libre de lo que llamamos enfermedad, tiene energía abundante, estabilidad emocional, claridad mental, inspiración y creatividad. Hay muchos más beneficios que podemos obtener a medida hacemos nuestra alimentación más limpia.

Antes que nada deberíamos entender que el cuerpo tiene dos tareas diarias fundamentales: alimentación y desintoxicación; y que no puede hacerlas a la vez. La alimentación normal que llevamos día a día, demanda mucho más tiempo que la alimentación fisiológica basada en frutas y hojas verdes tiernas. Esto lleva a que el sistema digestivo esté constantemente en trabajos de digestión y asimilación, y muy poco tiempo en tareas de desintoxicación. Esta última fase sólo comienza cuando no hay comida en el estómago y esa energía disponible es utilizada para tareas pendientes.

Clases en línea de yoga, meditación y bienestar

Cuando no le damos al cuerpo el tiempo suficiente para eliminar los residuos que genera, entonces necesita eliminarlos por otra vía que las normales: por la piel (acné, y diferentes enfermedades de la piel) o a través de resfríos, gripes, fiebres y enfermedades recurrentes.

Aquí adquieren un papel muy importante las prácticas depurativas como el ayuno – la terapia de “no comer o no digerir” (por ciertos períodos) – o las monodietas frugales. Tanto Bárbara como yo practicamos este estilo de vida hace años porque comprobamos lo bien y plenos que podemos sentirnos. ¡Por eso también buscamos compartirlo con la mayor cantidad de personas posible!

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Lee también sobre la experiencia de Bárbara: Soltar todo para recibir el todo

A través de una dieta más limpia, y aún mucho más, a través de un sistema de ayunos cortos y recurrentes, podemos darle al cuerpo todo ese tiempo para que elimine desechos que no ha podido desechar hasta ahora. Eso se reflejará como mínimo en un incremento de energía; y será la prueba de la gran cantidad de energía que se utiliza para la digestión. Pero además de ello vamos a disfrutar de claridad mental, estabilidad emocional, más brillo en la piel, mejor pelo y uñas, mejor tránsito intestinal, mejor calidad del sueño, mejor descanso y mucho más.

Es increíble lo que se puede experimentar en sólo 3 días de depuración a jugos. Si bien la gente cree que va a ser muy difícil porque están acostumbrados a comer seguido y mucho, una vez que comenzamos a tomar los jugos, nos damos cuenta de que estamos muy saciados, y hasta podemos registrar que casi siempre comemos de más, simplemente porque está rico o para terminar el plato.

¿Cómo comenzar?

Un consejo para comenzar a experimentar estos beneficios es hacer 24 hs de frutas por semana. Un día a la semana vamos a comer en los mismos horarios de siempre pero en lugar de comer cualquier cosa, elegimos un sólo tipo de fruta por comida.

Un ejemplo sería:

  • Desayuno: naranjas
  • Almuerzo: uvas
  • Merienda: peras
  • Cena: bananas

Podemos comer en la cantidad que deseemos hasta sentirnos saciados, pero debemos respetar comer un sólo tipo de fruta por vez para facilidad su digestión.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

Con el paso del tiempo, cuando esto sea ya un hábito, verán qué bien se sienten al día siguiente de hacer la dieta frutal, y notarán en contraste lo pesados que podemos sentirnos un lunes después de un fin de semana de permitirnos varios gustos.

También podés hacer el mismo experimento en lugar de frutas, con jugos puros (filtrados). ¿Te animás a probar?

Matías Papini

Dedicó sus últimos 10 años a explorar la espirtualidad en varias corrientes. Se formó en meditaciones de Osho, Maestría en Reiki, Maginified Healing, Diksha Giver y sanador intuitivo.
En el 2006 inició un viaje por Nueva Zelanda, Australia y países del Sudeste Asiático, en donde profundizó en la Alimentación Viva o Raw Food. 3 años después volvió a Argentina a compartir lo aprendido a través de talleres y seminarios, creando en el 2011 el Primer Festival de Alimentación Viva en Argentina.
Ese mismo año conoció a su Maestro Guruji Sri Vast y vivió junto a él por 3 años en el "Centre For Evolutionary Consciousness".
Se formó en Inner Yoga y desarrolló el Gaia's Grace Raw Food bar en India y Suecia ofreciendo jugos depurativos y platos gourmet basados en el Raw Food para los huéspedes del Ashram y pacientes de la clínica ayurvédida.
Actualmente se dedica a inspirar y a vivir un estilo de vida más natural a través de retiros, Talleres Detox. Además creó una línea de Jugos desintoxicantes (Jugox).

Dejar un comentario

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!