Cómo relacionarse amorosamente con los demás

Cómo relacionarse amorosamente con los demás
¿Qué te ha parecido este artículo?

El ser humano tiene, para resumir, dos grandes problemas. Uno de ellos es encontrarse y encontrar su rol en esta vida; y el otro, relacionarse con sus afectos y con todos los demás, de manera sana y correcta, con amor y en paz. Como ambos problemas no están muy resueltos que digamos, porque no sólo no nos enseñan cómo resolverlos sino que, al contrario, todo lo que nos rodea nos educa y alimenta para que estos problemas se agudicen.

En este artículo vamos a desarrollar el tema de vincularnos correctamente con los demás para llevar paz a nuestros corazones y, por lo tanto, salud y plenitud a nuestras vidas.

Esto de pedir peras al olmo ya no va más para el tipo de consciencia planetaria que hoy se vive. Cada persona te puede dar lo que tiene dentro de sí. No te va a poder dar otra cosa. Incluso, en un momento de la vida, puede tener algo que, en otro, puede no tenerlo más. La gente cambia. Debería cambiar, si es que está evolucionando realmente. Y esto es lo primero que debes aceptar. Si la gente cambia, las situaciones cambian. Si quieres que las cosas “sean como antes”, realmente la vas a pasar mal. Y si quieres que en este presente o en un futuro, las cosas sean “de otra manera” con esa persona, también la vas a pasar muy mal.

El gran problema con los vínculos es un problema de NO ACEPTACIÓN de la persona y de la situación que vives con esa persona. Nos manejamos por contratos mentales y sociales, por compromiso, forzando a través de enojos y malestares una situación que es insostenible. Y éste es el peor de los errores. A fluir y dejar que todo sea. El Cosmos nos lo está pidiendo.

Espacio de publicidad:
Clases en línea de yoga, meditación y más
Formación Anusara Yoga Buenos Aires 2019

¿Por qué caes en demandas, en enojos, en juzgamientos hacia tus seres queridos? Eso no te hace bien. Y no le hace bien al otro. Y, por lo tanto, arruina los vínculos pues esas energías son nocivas y desgastan y rompen. ¡Y cuidado que rompen de verdad! Enferman, por ejemplo.

Tú puedes decir lo que quieres, o quisieras, o lo que necesites, pero desde el amor. Si el otro puede y quiere, genial y si no puede, también genial. Tú luego decides si te adaptas a esa persona y cómo, o prefieres soltarla porque te hace daño.

Cómo relacionarse con los demás
Tú decides si te adaptas a una persona, o si prefieres dejarla ir porque te hace daño.

Por ejemplo, si tú amas a tu pareja y quieres compartir tiempo con ella, pero ella sólo pasa todo su tiempo trabajando o saliendo a bailar con sus amigos, tú manifiestas lo que quieres; si el otro no modifica, quizás debas soltar y punto. ¿Para qué el enojo? ¿Porque antes sí te acompañaba y ahora no? Bueno, puede pasar. Las personas pueden cambiar las elecciones. Puede doler, claro que sí. Transita el dolor en calma, y suelta. Por eso, es muy importante, antes que nada, saber bien lo que se quiere y desarrollar el desapego, pues a quien tenemos siempre e incondicionalmente es a nosotros mismos; a nadie más que a nosotros mismos tenemos siempre y eternamente.

Cuánto más íntimo es el vínculo, más se establece tácitamente el cuidado y el compartir diario. Si es una pareja, si es un familiar muy directo, o un amigo de contacto habitual. Pero, ¡ojo! Ten cuidado, hay familiares directos con los que no puedes contar para todo. Por lo tanto, ¡no pidas peras al olmo!

Lo que más nos une a las personas o nos des-une es la sincronicidad en la energía, es la coincidencia de intereses, de gustos, la cercanía o lejanía de nuestras mentes. Cuanto más parecido eres con alguien, más tiempo y cosas “buenas y malas” vas a compartir. Eso no quiere decir que no quieras a otros. El amor puede y debería estar con todos y hacia todos tus seres queridos, pero sólo con algunos se va a dar un compartir y cuidado diario. ¡De lo contrario tampoco te darían las manos y los brazos!

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Por lo tanto, tampoco lo exijas de otros. También una pareja o un amigo de contacto muy cercano pueden cambiar, pueden estar transitando momentos especiales, pueden no poder siempre. Sé comprensivo; el otro también tiene una vida y no está allí para resolverte todos tus asuntos o cubrir tus espacios de soledad porque te cuesta estar contigo. Disfruta de tu propia compañía primero, y la compañía de los demás será un regalo, una bendición que puede estar o no, pero no puede alterar tu estado de felicidad, que lo encuentras dentro de ti o no lo encontrarás en ningún otro lado ni persona.

[También te puede interesar: Las herramientas del Yoga para transitar tus emociones]

Fluye con la vida, con el pulso que propone tu energía y respeta el pulso de energía de los demás. Muchas veces los seres humanos buscamos excusas mentales para justificar distanciamientos con algunos vínculos: “me hizo esto y aquello”, “dejó de verme”, “no me escribió más”, bla… bla… bla… Necesitamos encontrarle una lógica a algo que no la tiene.

Vínculos y relaciones afectivas
El Universo y sus energías nos influyen constantemente.

La energía que mueve al Universo es mucho más intensa y verdadera que todos esos pruritos mentales que uno adjudica a las rupturas. La cosa es simple: el Universo y sus energías nos influyen constantemente y lo que sucede, simple y prioritariamente, es que dibuja bifurcaciones en los caminos de las personas. Ya no hay cierta coincidencia energética que hace que un vínculo pueda sostenerse de la misma manera que antes.

La vida manda a algunos para un lado; y a otros, para otro lado porque quizás es muy diferente lo que deben transitar y punto. Así de simple. No cierres, deja abierto. No condenes ni juzgues a esa persona; así será más fácil reencontrarse porque no te olvides que el Universo puede volver a unir los caminos porque sí, o porque evolutivamente vuelve a ser el momento indicado para compartir.

Trata de entenderte y trata de entender a los otros. No de todas las personas puedes pretender lo mismo. Es más: mejora un poco más aún y trata de no pretender nada de nadie. ¡Y ojo otra vez! Que no vaya a ser que eso que pretendes tanto que alguien te de, no sea lo que tú necesitas darte a ti mismo, una carencia tuya a resolver.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

[También te puede interesar: El sentido de la Empatía]

No con todas las personas vas a compartir lo mismo, la misma cantidad de tiempo, las mismas cosas, la misma frecuencia en las visitas. Un ejemplo muy simple: si le pides a un amigo no muy íntimo, algo muy íntimo, estás errando y no va a ser más que frustrarte y traerte y traerles problemas.

En fin… No sólo respeta, no sólo acepta, sino que DISFRUTA de cada vínculo tal cual es. Vive el hermoso ARCO IRIS de amor que puedes tener de todos tus vínculos, disfruta de esa diversidad, que en ella está la belleza y riqueza de la vida.

Danita Manfredi, creadora de El ABC del Buen Vivir. 

 

Daniela Manfredi

Daniela Manfredi es autora del libro "Ser feliz por el sólo hecho de existir". Es educadora humanitaria, especialista en crecimiento y evolución personal y espiritual. Creadora de "El abc del buen vivir". Se dedica a transmitir conocimientos y herramientas para el desarrollo de la inteligencia emocional, meditación y control de la mente, y para el cuidado del cuerpo, a través del entrenamiento y la alimentación conscientes. Es Maestra de Yoga Integral y terapeuta holística. Sus conocimientos abarcan: Metafísica, Reiki Usui, Masaje Ayurvédico, Reiki Milenario Hindú, Gestalt Transpersonal, Filosofía Oriental, Psicología hindú, y diversas técnicas de respiración consciente y de Meditación. Creó una terapia basada en su libro, que junto con sus seminarios, meditaciones y clases, aporta "El ABC" para que el individuo logre aprender a vivir en plenitud. Se trata de un método de inteligencia emocional que desarrolla con sus pacientes en su exclusiva terapia: Santoshaterapia. Allí, ellos sanan y evolucionan a partir de sus conflictos y aprenden a manejar el método por sí mismo; sin depender de ella ni de nadie para transitar los conflictos vinculares de una manera sana, correcta y en calma.

8 comentarios

  • CUanta riqueza, Hermosa la nota…no es fácil encontrar ese camino… pero es liberador…gracias, gracias.

  • Excelente ,artículo cómo dice Luciana es todo tal cual lo escrito yo estoy logrando manejar estos temas emocionales , he aprendido a quererme , cuesta conectarse con otra persona pero creo que todo sucederá normal . Conseguiré tu libro “Namaste “

  • Excelente este artículo!!!!! Muy bien explicado, muy claro, de sencillo lenguaje, me encanto! Y lo volvere a releer!! Muchas gracias por transmitirnos estas lecturas!! En lo personal : me sirvio y agradezco a mi amiga Cristina que me lo envío!!!!! Gracias gracias gracias

  • Es excelente el artículo y como creo en la sincronía de la vida, hoy domingo 11:00 am me levanto y leo esto… Justo en un momento de mí vida que me siento muy sola, que estoy muy sola, pq ya las relaciones que tenía no podían sostener la nueva vibración que estoy adquiriendo. Yo estoy desarrollando un camino espiritual profundo y dejé atrás relaciones por una cuestión que ya no puedo compartir ciertos códigos y valores que para mi sin fundamentales. O siempre tuve tendencia sumisa y en todos los vínculos sufro la humillación. Entendí que tuve que decir no para manifestar relaciones sanas pero no llegan. No tengo amigas, no tengo pareja y no tengo familia (solo se reduce a mí mamá, hermano y sobrina) si tengo un trabajo que me conecta con niños y eso me llena de energía y amor. Y mí perrita que la tengo de hija. Me gusta estar sola pq es necesario para mí autoconocimiento pero también quiero tener nuevas relaciones o pareja sana, y conozco gente cada tanto pero si no están en la misma vibración o me dañan las dejó atrás. No quiero volver a someterme por no estar sola, pero me está costando el encontrar nuevas personas. Agradezco una devolución si me puede servir. Gracias a la autora y voy a comprar sus libros porque el artículo es genial!!

    • Bella Luciana, te comprendo con todo mi corazón. No estás sola, estás contigo. Principalmente contigo y con toda esta maravillosa Existencia. Además tu perrita y algunos familiares muy directos que no es poco. Es excelente lo que estás haciendo. No tengas miedo en hace espacio. Estás haciendo espacio…. Las personas más afines Irán apareciendo, quizás no hace falta tantas, sino pocas y bien acordes. Cuanto más estés metida en cosas que te gustan, que te apasionan, más habrá posibilidad que aparezcan. Y como dice el artículo que escribí, a todas esas personas que soltar, déjalas pero con amor, comprendiendo si evolución y comprendiendo la tuya. Quizás algún día la vida se encargue de volver a sincronizarlos, o puedes conectar muy de vez en cuando, pero no tan seguido ya, pues las mismas vibras hablan y hay que respetarlas, por sobre todo. Soltarlas con amor porque fueron parte de tu vida y han hecho la mujer valiente que sos hoy. Adelante!!! Tenés todo mi apoyo, Danita Manfredi, autora del artículo y creadora de El ABC del Buen Vivir. Puedes conectarme bajo ese nombre a través de todas las redes sociales. Abrazo de luz. Namasté 😊🕉❣🕉❤

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!