Relajemos.com » Yoga » Yoga para cada momento del día

Yoga para cada momento del día

secuencias de yoga para cada momento del día

Posiblemente ya conozcas que practicar yoga en cada momento del día y de manera regular resulta una rutina más que beneficiosa para tu cuerpo, mente y corazón. Las secuencias de yoga ayudan a ganar fuerza y flexibilidad, reducir el estrés, aumentar la energía y el buen humor, concentrarte, despejar la mente, entre muchos otros beneficios.

Sin embargo, algunas personas ven como “imposible” practicar dentro de su rutina diaria, principalmente por la poca disponibilidad de tiempo. Pero… ¿esto es realmente así o podemos darle lugar a la práctica sin que eso implique realizar grandes cambios en nuestras actividades?

[También te puede interesar: Yoga para principiantes]

En esta nota podrás conocer la importancia de practicar secuencias de yoga en distintos momentos del día, y cuáles son los beneficios más importantes, ¡para que lleves tu mat adonde vayas!

¿Es posible hacer yoga en cualquier momento del día?

No hay una hora específica en que sí o sí debas practicar. Puedes intercalar el yoga con tus actividades diarias y volver la práctica parte de tu rutina, según puedas o más lo necesites.

Además, no necesitas casi nada para hacer yoga en cualquier momento del día; solo se recomienda usar un mat o tapete, 5m² de espacio y un poco de silencio.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

[También te puede interesar: Claves para crear un nuevo hábito (y cómo hacer para mantenerlo)]

Yoga en tu rutina: ¿qué momento del día es más adecuado para ti?

Secuencias de yoga en la mañana

La mañana es un momento ideal para comenzar el día con una buena rutina de yoga, aunque para muchos puede parecer un gran desafío.

Una rutina de yoga por la mañana puede incluir sesiones de entre 30 y 60 minutos después de despertarse; o bien algunas repeticiones del Saludo al Sol.

Cada rutina dependerá del tiempo disponible, la personalidad, objetivos, tipo y nivel de práctica de cada persona.

Sí es cierto que para practicar yoga por la mañana deberás ser disciplinado (despertarte un poco antes de lo habitual, por ejemplo), pero comenzar el día así te ayudará a movilizar el cuerpo, energizarte y despejar tu mente para iniciar la jornada con más tranquilidad y foco.

Beneficios de hacer yoga a la mañana

  • Dinamismo y energía: la práctica del yoga matutino permite hacer circular la energía en el cuerpo, gracias a las posturas, pero también a traer más conciencia y disciplina en la respiración (pranayama).
  • Serenidad: temprano en la mañana todo está en calma. La atmósfera pacífica invita a la interiorización, a practicar respiraciones profundas y lentas; induce a la mente a calmarse, a prestar atención a las sensaciones corporales y a escuchar los sentidos.
  • Paciencia: el cuerpo toma tiempo para relajarse, liberar la tensión y se relaja gradualmente.
  • Flexibilidad y fuerza: las prácticas preparatorias de las posturas, y las posturas en sí mismas, hacen posible estirar los músculos, movilizar las articulaciones y trabajar los músculos.
  • Motivación y realización: el aumento de energía, el bienestar del cuerpo y la mente relajada, hacen posible motivarse para afrontar las actividades del día.
  • Satisfacción: tomarse la primera hora del día para uno mismo evita la frustración de no hacer nada productivo, y dejará el sabor gratificante de ganar energía y ser más activo todo el día.

Práctica de yoga en la oficina

Un buen porcentaje de trabajadores manifiesta sentirse estresado en el trabajo y otro gran grupo dice sufrir de problemas de espalda. Entonces, ¿por qué no considerar realizar algunas sesiones de yoga en la oficina?

[También te puede interesar: Ejercicios de Respiración Consciente para hacer en tu trabajo]

Es posible practicar yoga en el trabajo (en una silla, por ejemplo) con posturas discretas. Pero también cada vez hay más empresas que abren a su staff la posibilidad de hacer yoga y meditación, debido a sus beneficios, incluso, para el trabajo mismo.

Beneficios de practicar yoga o meditación en el trabajo

El yoga en la oficina puede ser una herramienta eficaz en la prevención de las enfermedades, pero de forma inmediata ayuda a:

  • Disminuir y prevenir los dolores musculares
  • Eliminar el dolor de espalda
  • Relajar las articulaciones
  • Mejorar la postura
  • Controlar el estrés

Adicionalmente, los grupos de trabajo que realizan una pequeña sesión de yoga, pueden adquirir una mayor concentración y ser más productivos y creativos. Todo esto logra crear un bienestar general y un ambiente más ligero para trabajar.

Secuencias de yoga en la tarde

Yoga para cada momento del día
No hay una hora específica en que sí o sí debas practicar. Puedes intercalar el yoga con tus actividades diarias y volver la práctica parte de tu rutina, según puedas o más lo necesites. //Fuente: unsplash

Por la tarde, antes de la cena, también puede ser un buen momento en el día para hacer una rutina de yoga.

Mientras más alta es la temperatura corporal, mejor es el rendimiento físico. Por lo tanto, de 16h a 17h, es el momento ideal para practicar una secuencia de yoga de este tipo. A medida que el cuerpo está caliente y los músculos tónicos, la persona puede empujar su cuerpo más lejos y tener un mejor progreso en su disciplina.

Beneficios de practicar yoga a la tarde

Una rutina de yoga en horas de la tarde, puede convertirse en casi una ceremonia para marcar el final de tu jornada laboral y tu transición a un tiempo más relajado. Además:

  • Ayuda a aumentar la fuerza
  • Favorece la resistencia
  • Mejora la flexibilidad
  • Aporta relajación y descanso
  • Aumenta el apetito para la cena
  • Ayuda a olvidar las cargas del día

Secuencias de yoga por la noche

Finalmente, a última hora de la noche, justo antes de ir a la cama, puede ser un momento óptimo para poner en práctica ejercicios de yoga suave. Asanas como algunos pliegues hacia adelante, giros supinos y posturas con las piernas levantadas, pueden preparar perfectamente tu cuerpo y tu mente para dormir profundamente y amanecer más saludable.

Beneficios de hacer yoga antes de ir a dormir

  • Ayuda a deshacerse de la ansiedad acumulada durante el día
  • Permite dormir mejor
  • Logra relajar la mente y el cuerpo
  • Alivia las frustraciones y el estrés

¿Algún momento del día no es apto para practicar yoga?

Realizar invertida con el estómago lleno luego de comer no es una experiencia placentera y además tu cuerpo necesita energías para hacer la digestión.

Por lo tanto, el único momento del día en que realmente debes evitar practicar yoga es inmediatamente después de las comidas. La recomendación es tratar de dejar pasar al menos dos horas después de comer antes de iniciar una secuencia de yoga, para lograr tener una digestión completa y saludable.

[También te puede interesar: ¿Qué comer antes de tu clase de yoga?]

¿Qué te impide hacer yoga en cualquier momento del día?

Además de tiempo, que ciertamente es la barrera más común en las personas que quieren pero no hacen yoga, algunas presentan limitaciones físicas que consideran un obstáculo para realizar sesiones de yoga. Por ejemplo, señalan:

  • Falta de flexibilidad
  • Dolor de espalda o en las rodillas
  • Sobrepeso
  • Movilidad reducida por la edad avanzada

Si bien podrían parecer barreras para la práctica de yoga, una de las grandes riquezas de la disciplina es su capacidad de adaptación. Existen distintos estilos y posibilidades de adaptar la práctica a cada persona.

Lo importante es no obligar a las posturas a ir más allá de lo que el cuerpo puede, para evitar lesiones que pueden durar tiempo en sanarse.

Por lo tanto, la recomendación es que en cuanto se sienta dolor, no se deben forzar las articulaciones, sino más bien reducir la tensión si es necesario. En caso de no poder adoptar una postura sin lastimarse, la persona deberá buscar una variación más simple. Para eso, tener el acompañamiento de un profesor capacitado que pueda guiar y adaptar la práctica es fundamental.

Recomendaciones para practicar yoga en cualquier hora del día

Posiciones básicas

Al empezar cada secuencia de yoga en cualquier momento del día se recomienda tomarse un momento de quietud para luego iniciar las secuencias.

La posición del cadáver, que no es más que estar acostado sobre la espalda, o Sukhasana (postura fácil) que es estar sentado con las piernas cruzadas, son algunas de las asanas básicas recomendadas para comenzar y/o terminar las secuencias.

Inspiración

En la inspiración, la presión del aire en el cuerpo envuelve la columna vertebral, así que cada vez que tomes aire debes intentar mantenerte lo más recto posible. Aunque ciertamente encontrarás resistencia en algunas partes de tu cuerpo, es normal. No fuerces para compensar.

Exhalación

Al exhalar, relaja todo tu cuerpo. Sentirás que eres más móvil cuando tus pulmones están vacíos, porque liberas la presión de tu cuerpo. Luego debes concentrarte en aflojar y relajar todos los músculos.

Si estás en una posición límite de tu cuerpo, la inspiración será difícil o incluso incómoda. Aquí es donde debes hacer todo el trabajo: utiliza la respiración para adoptar la posición en la que te encuentras y tu cuerpo se relajará solo para adaptarse.

Disfruta tus sesiones de yoga a la hora que sea

Cuando realices tus secuencias de yoga en cualquier momento del día, recuerda que más que algo que “debes” hacer puede convertirse en un acto sagrado para ti; un momento donde te conectas contigo, escuchas tu cuerpo y te relajas. Ten en cuenta tus niveles de energía y las metas que quieras alcanzar para adaptar tu práctica, pero, especialmente, ¡disfrútalo!

Dejar un comentario

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea