SUP Yoga: ¿cómo lograr posturas en el agua?

Hace poco les comentamos sobre las alternativas de practicar yoga al aire libre y el provecho que se le puede sacar al verano, cuando el clima es más cálido. Por eso hoy queremos ahondar más en una disciplina que está relacionada con el agua y el yoga, que se puede practicar en ambientes naturales como el mar, el río o un lago y que cada día va ganando más adeptos: el SUP Yoga.

¿Qué es el SUP Yoga?

Practicar Sirsasana en el agua te da otra perspectiva del equilibrio

Esta disciplina audaz no tiene un origen ni una fecha en concreto, algunos dicen que proviene de California, otros de Miami o de Hawaii pero lo cierto es que hace al menos 10 años que existe y cada vez gana más popularidad, tanto que en octubre de 2016 batió un récord Guinness al lograr la clase más grande del mundo con 313 participantes en Minnesota, Estados Unidos.

El SUP Yoga es la combinación de dos disciplinas: el Stand Up Paddle y el yoga. A su vez, el Stand Up Paddle es una suerte de combinación entre el surf y el remo, ya que se trata de una tabla (bastante más ancha que las de surf, cabe aclarar) y un remo. La premisa de esta actividad es remar parado sobre la tabla. Ahora bien, ¿cómo interactúa el yoga con este deporte? Casi a la perfección, porque así como todos podemos practicar las asanas sobre el mat tradicional, también podemos hacerlo sobre una tabla en el agua. Aunque seguramente al principio se pierda la sensación de equilibrio, es algo que se logra revertir con la práctica.

Karina Spina, instructora y pionera de SUP Yoga en la Argentina, lo descubrió de forma natural, casi sin darse cuenta: “La primera vez que me subí a una tabla de paddle, al terminar de remar, me salió naturalmente hacer una torsión sentada, con la tabla sobre el agua. Y fue una conexión inexplicable, enseguida me di cuenta que era la combinación ideal así que empecé a investigar y vi que en Argentina no se conocía pero que la disciplina ya existía y en California había un movimiento muy importante. Después vino una etapa de mucha investigación, mucho estudio, muchas horas de entrenamiento sola con la tabla, en el río, en piscinas. Y todo lo que aprendí se lo transmito hoy a mis alumnos”.

Si bien es una actividad que tiene más de una década tanto en Europa como en Estados Unidos, a América Latina llegó un poco más tarde y se dio a conocer gracias a la difusión de personas como Karina, que hace tres años tiene su escuela llamada Yoga SUP en Martínez, Buenos Aires, sobre el Río de La Plata, con una flota propia de 16 tablas.

Las torsiones de sentada son las posturas más sencillas de SUP Yoga. Foto: Yoga SUP Argentina en Spirit Kite Beach, Martínez

Para tener en cuenta antes de comenzar

Lo mejor para iniciarse en la actividad es asistir a una escuela, con instructores capacitados, que nos enseñen cuestiones básicas, sobre todo para cuidar el cuerpo. Por ejemplo, estar guiado por alguien que conoce el entorno es clave para no correr riesgos. Cuando la práctica se da en un ambiente natural y no en una piscina, el viento es un factor fundamental. Karina asegura que con vientos fuertes de 13, 14 ó 15 nudos se puede entrenar pero no es apto para principiantes. Así que si es tu primera vez, el clima tiene que acompañarte.

Otro factor importante es el elemento, la tabla tiene que ser de buena calidad y sobre todo estar en buen estado. En el caso de los principiantes de  SUP Yoga se utilizan tablas “allround”, que son las más anchas y estables. Es importante que cuente con una superficie antideslizante y pueden ser rígidas o inflables (estas últimas, si son de buena calidad, incluso son mejores porque la superficie es más blanda y amigable). Además, es conveniente un remo regulable (tiene que ser un poco más largo que tu cuerpo) y un leash, un accesorio que sujeta tu tobillo a la tabla, así cuando te caes es más fácil incorporarte nuevamente. Como elemento extra de seguridad está el chaleco salvavidas que tiene que brindarte buena movilidad en la axila para remar cómodamente.

Diferencias entre la tabla y el mat

Al cambiar la base de apoyo, cambia todo. El mat colocado sobre tierra firme es un elemento estable que nos ayuda a no deslizarnos en el piso. En cambio la tabla de SUP, al flotar sobre el agua, genera mucha inestabilidad y se convierte en una dificultad extra. Sin embargo, no hay mal que por bien no venga y el elemento permite tener mayor conciencia de las posturas. “Muchas veces, y sobre todo las personas que hacen yoga regularmente, tienden a automatizar las posturas. Pero cuando pasan a la tabla, se les activa un estado más consciente, de aquí y ahora, de poner la mente en lo que están haciendo. Al estar en el agua se les despierta el estado de conciencia, pierden la automatización, y se concentran más en la respiración, en los apoyos, en ver qué pasa con el peso del cuerpo. Por otra parte, te da más fuerza, más resistencia. Y además, hay otra conexión que tiene que ver con el ambiente natural, el agua, el sol, el cielo, la tabla y la persona que practica”, cuenta Karina.

Clases en línea de yoga, meditación y más

El SUP Yoga tiene el poder, incluso, de mejorar y perfeccionar la técnica de yoguis avanzados. Porque la inestabilidad de la tabla y el agua hacen que el cuerpo se alinee para no perder el equilibrio y no caerse.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!
La conexión con la naturaleza es uno de los puntos fuertes del SUP Yoga. Foto: Yoga SUP Argentina en Spirit Kite Beach, Martínez

¿Cómo es una clase de SUP Yoga?

Por lo general, las clases de SUP Yoga se componen de dos módulos: el remo y el yoga. Dependiendo del clima, se puede hacer una entrada en calor en tierra, incluso con saludos al sol o directamente empezar el entrenamiento en el agua, remando. Si te vas a iniciar, el instructor deberá darte todos los tips sobre cómo manejar el remo, las diferencias entre remar con viento a favor y en contra, los giros. No te preocupes, no es nada difícil de aprender. Según Karina, la instructora pionera en la Argentina, SUP Yoga puede ser practicado por niños desde los 3 años hasta adultos mayores. E incluso asegura que no es necesario saber nadar, las clases se dan a no más de 100 ó 200 metros de la costa. Después del precalentamiento, llega lo mejor, el módulo de posturas de yoga. En la escuela de Karina trabajan con posturas fáciles, para que nadie se frustre. “Lo que busco es que la persona que se acerca encuentre su centro a través de las posturas, que se sienta parte, que se conecte con lo que está haciendo y sobre todo, que vea que es capaz de realizarlas. Cuando trabajo con quienes recién se inician y también cuando el clima es adverso, hacemos muchas torsiones sentados sobre la tabla y también la postura del niño. Después, las que tienen dificultad media son las de rodillas como el camello o el medio camello y las más complejas son las de pie: las medias lunas, las pinzas, los héroes, los triángulos, el paro de cabeza”.

Y también hay un espacio para la relajación en Savasana, la postura del cadáver, que flotando en una tabla sobre el agua se vuelve aún más placentera.

¿Cuáles son los beneficios de practicar SUP Yoga?

Además del placer de estar en un entorno natural, el SUP yoga aporta mucha diversión. Según Karina, “rompe con el silencio del yoga de salón, en el que no vuela una mosca. Acá te caés, te reís, es muy divertido. Te vas con alegría, completamente oxigenado. Te brinda un bienestar físico-emocional muy grande”.

Para Luciana, que tiene 30 años y hace dos años que practica, ya es parte de su vida: “Desde la primera vez ya sentí una conexión muy fuerte con el río, la naturaleza, el grupo y, cada vez más, me empecé a conectar conmigo misma. Con la práctica, ahondás en el conocimiento propio, en paralelo al aprendizaje que te da el deporte. Yo lo tomé muy personal y cada vez le dedico más tiempo. Físicamente se siente un mayor control corporal, controlás la tabla desde el abdomen, los glúteos y el core, que es todo el centro del cuerpo. Con SUP Yoga logré tener más conciencia corporal”.

Además, el SUP yoga aporta:

  • flexibilidad
  • tonicidad muscular y vascular
  • favorece y desarrolla la concentración
  • contribuye a la eliminación de toxinas
  • potencia el sexto chakra
  • ayuda a desafiar tus propios límites
  • revitaliza cuerpo y mente
La sensación de practicar Savasana con el sonido del agua es muy relajante. Foto: Yoga SUP Argentina en Spirit Kite Beach, Martínez

Lo último en Europa, el SUP Pilates

Además de la fusión SUP + yoga, también existe el combo de SUP + pilates. En América Latina, recién está haciendo sus primeros pasos, pero en España ya es furor. En esta disciplina se practican posturas que provienen del método creado por el gran Joseph en las primeras décadas del siglo XX. En líneas generales, el SUP Pilates también apunta a quemar calorías y brinda mayor fuerza y agilidad.

Para poder realizar los ejercicios de SUP Pilates, es clave mantener siempre activados los músculos de la pelvis y la columna vertebral, lo que ayuda al equilibrio. Las clases de SUP Pilates suelen ser coreográficas, lo que las hace más divertidas.

Beneficios del SUP Pilates

  • desarrolla mayor fuerza muscular
  • brinda más resistencia en piernas, abdomen, brazos, caderas y espalda
  • genera autoconfianza
  • desarrolla equilibrio y flexibilidad
Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Si te interesan estas actividades, ¡es hora de probarlas! Para los que estén en Buenos Aires, este jueves 10 de febrero a las 18 en el espacio de SUP Yoga de Karina Spina -ubicado en Elcano y Alvear, Martínez- habrá un evento especial de luna llena que durará hasta la noche e incluye música en vivo. También hay clases regulares en la semana y los sábados. Más información llamando al (+54 9) 113 255 7257.

SUP Yoga: ¿cómo lograr posturas en el agua?
¿Qué te ha parecido este artículo?

9 comentarios

  • Muy interesante! Nunca había oido hablar de esta disciplina, parece un giro divertido a la práctica tradicional. A mi me cuesta bastante el equilibrio de por si, no quiero ni pensar en el agua! Saludos.

    • Hola Yanina! Esperamos que te animes a probar una clase de SUP Yoga. Tomalo como un desafio personal! Saludos 🙂

  • Vi el video que publciaron en facebook y realmente parece increíble! Quiero intentarlo aunque sé que voy a caerme mil veces jajaja. Muchas gracias por presentarnos esta dievrtida disciplina!

    • Hola Kim! Gracias por seguirnos en las redes sociales 🙂 Caerse, perder el equilibrio… son todas cosas inevitables que hacen a la práctica. Lo que importa es seguir intentando! Si te animás, nos encantaría que volvieras a contarnos la experiencia.

  • Probablemente sea dificil al principio, pero me encantaría poder practicar si tan solo para hacer yoga sintiendo el movimientod el agua, que es tan hermoso! Gracias por la información.

    • Hola Micaela! Sin dudas, hay un período de adaptación y de búsqueda dele quilibrio en un contexto al que no estamos acostumbrados, pero lo vale al 100%. Esperamos que tengas la posibilidad de rpacticar SUP Yoga y vuelvas a compartirnos tu experiencia! Saludos.

  • Excelente artículo realmente una variante muy buena y desafiante, ya que la fuerza necesaria para realizar sup yoga es mucha, no para principiantes sin dudas, yo lo intente dos veces no tuve el mejor resultado epro la clave es seguir intentando, eso haré!

Día del Yoga 2018

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!

Clases en línea de yoga, meditación y bienestar