Cómo hacer Virabhadrasana o Guerrero III

Asana Virabhadrasana III o Guerrero III

La postura del Guerrero III, llamada Virabhadrasana III, es la última de la serie “Poses del Guerrero”. Se trata de una asana dinámica de equilibrio intermedio en yoga, que crea estabilidad en todo el cuerpo. Conoce cómo hacerla correctamente para obtener sus múltiples beneficios.

Origen de Virabhadrasana III

Esta postura, llamada “Virabhadrasana III” (siber-uh-buh-DRAHS-uh-nuh) en sánscrito, lleva el nombre del guerrero mitológico hindú, Virabhadra, una encarnación alta, oscura y poderosa del dios Shiva. Virabhadra se representa con mil cabezas, mil brazos y mil ojos llameantes, y encarna el poder feroz requerido de un guerrero.

Cómo realizar la postura del Guerrero III

Llevar a cabo la posición de Virabhadrasana III es un verdadero desafío, sobre todo para las personas que tienen cierta dificultad para mantener el equilibrio. Aquí te explicamos los pasos, uno a uno, para ayudarte en este nuevo reto de posturas de yoga.

Virabhadrasana o Guerrero III - Paso a paso
Virabhadrasana III es la última de la serie “Poses del Guerrero”. Es una asana dinámica de equilibrio intermedio en yoga, que crea estabilidad en todo el cuerpo. // Fuente: Pocketmags
  • Comienza en posición Tadasana. Coloca las piernas separadas al ancho de los hombros y los brazos, a los lados. del cuerpo.
  • Mueve tu pie derecho a unos dos pies de distancia y mantén tu peso sobre tu pierna izquierda.
  • Inhala y coloca tus brazos sobre tu cabeza con las palmas de las manos enfrentadas y perpendiculares al suelo.
  • Estira la pierna derecha y comienza a llevar tu torso a una posición paralela al suelo.
  • Continúa llevando tu torso hacia adelante para equilibrar tu pierna izquierda levantándola y extendiéndola hacia atrás.
  • Finalmente, tanto el torso como la pierna izquierda deben quedar paralelos al suelo casi al mismo tiempo.
  • Encuentra un lugar en el piso y concentra la mirada en él para mantener tu equilibrio.
  • Mantén el cuello relajado, haciendo una extensión natural de la columna vertebral.
  • Intenta estirar las piernas y los brazos para que tu cuerpo se vea como la letra “T” en el lateral.
  • Mantén las caderas niveladas y apuntando hacia el piso mientras extiendes completamente la pierna izquierda. La cadera tiende a aferrarse, así que sigue apuntando al suelo.
  • Dobla el pie izquierdo y mantén los dedos en dirección hacia el suelo.
  • Lleva tus brazos alrededor de tu cuerpo cuando te sientas en confianza.
  • Mantén esta posición el mayor tiempo posible, de manera óptima, de 30 segundos a un minuto.
  • Para liberar, exhala y dobla ligeramente la rodilla izquierda llevando tu pierna derecha al suelo.
  • Deja caer los brazos a tu lado cuando te levantes y termina en la posición Tadasana.
  • Invierte los pies y repite cada paso con la otra pierna.

Recomendaciones para realizar Virabhadrasana III

El Guerrero III te ayudará a equilibrar y fortalecer todo tu cuerpo, sólo cuando realices la alineación correcta. Por lo tanto, ten en cuenta las siguientes recomendaciones cuando practiques esta postura:

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia en este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!
  • No bloquees ni hiperextiendas la rodilla de tu pierna que está de pie. Para hacerlo más fácil, pon resistencia en el músculo de la pantorrilla de la pierna de pie contra la espinilla; este micro movimiento estabilizará tu pierna inferior. Cuida, además, la alineación.

  • No lleves la pierna levantada a un nivel más alto que tus caderas o tu cabeza. Para evitar esto, debes concentrarte para mantener tus brazos, tronco y pierna levantada en una línea recta.
  • Mantén tu cuello relajado, no rígido ni comprimido. Para lograrlo, alarga tu tronco hacia adelante guiándote con la corona de tu cabeza.
  • Mantén tu columna vertebral en una línea recta.
  • Activa fuertemente los músculos de tus piernas.
  • Relaja los dedos de los pies de la pierna que se encuentra de pie.
  • Dibuja tus músculos abdominales hacia tu columna vertebral. Esto ayudará a proteger tu espalda baja.
  • Concéntrate en el estiramiento y no en la elevación de tus extremidades, porque al final no importa qué tan alto vaya tu pierna si no tienes la alineación correcta. Trabaja para mantener un equilibrio tanto de energía como de esfuerzo, en ambas piernas.

Beneficios del Guerrero III

Los beneficios que aporta la posición Virabhadrasana III son numerosos, tanto a nivel físico, como a nivel mental,; de allí la importancia y nuestro empeño en tu enfoque para alcanzar una correcta postura.

Tonifica y fortalece los músculos

La postura del guerrero III te permitirá tonificar y vigorizar todos tus músculos, centrándose principalmente en las piernas, las caderas y la espalda. También fortalece los hombros, los isquiotibiales, las pantorrillas, los tobillos y los abdominales.

Aumenta la concentración y memoria

Esta postura también te ayudará a mejorar tu capacidad de concentración, manteniendo tu mente tranquilamente enfocada cuando enfrentas alguna situación de dificultad, permitiéndote descubrir la conexión entre tu mente, cuerpo y espíritu.

Clases en línea de yoga, meditación y más

Mejora el equilibrio y flexibilidad

En todas las personas, y sobre todo en los adultos mayores, la práctica del Guerero III ayuda a mejorar el equilibrio y la flexibilidad, así como también a aprender a tener una coordinación en los movimientos que, como sabemos, es una facultad muy útil cuando se trata de realizar cualquier asana durante una práctica de yoga.

Variantes de la Postura del Guerrero III

Virabhadrasana III tiene algunas variantes, tanto para personas que practican la asana por primera vez, como para otros que ya han experimentado esta postura y tienen la capacidad de llegar a otro nivel de dificultad más avanzado. ¡Observa!

Ayuda con otros implementos

 Virabhadrasana III con silla
Si practicas la postura del Guerrero III por primera vez, te recomendamos valerte de una silla para mantener el equilibrio mientras dominas la postura. Si no tienes una silla, usa una pared u otro objeto seguro que pueda ayudarte a mantenerte en tu lugar hasta completar la asana correctamente. // Fuente: kathymorris.net

Si practicas la postura del Guerrero III por primera vez, es prudente que tomes precauciones para no lastimarte perdiendo el equilibrio. Por lo tanto, te recomendamos valerte de una silla para mantener el equilibrio mientras dominas la postura. Si no tienes una silla, usa una pared u otro objeto seguro que pueda ayudarte a mantenerte en tu lugar hasta completar la asana correctamente.

Utiliza la pared. Puedes hacerla con los brazos extendidos frente a ti con las manos en la pared o darla vuelta y apoyar el pie en la pared. De una u otra forma podrás encontrar la estabilidad que necesitas para nivelar tus caderas y lograr hacer la pose de manera exitosa.

Cambia la posición de los brazos

Puedes cambiar la posición de los brazos de varias maneras: si no puedes colocar los brazos frente a ti, trata de dejarlos a los lados o extiéndelos como los alerones de un avión. Lo importante es que encuentres la pose más cómoda que te permita llevar a cabo la postura durante un tiempo prudente, para obtener los beneficios en su totalidad.

Postura avanzada

Si ya eres un profesional avanzado en la práctica del Guerrero III, entonces puedes intentar una pose con mayor dificultad, como poner los brazos rectos de lado o en una posición Namaste invertida con las palmas de las manos juntas y los dedos apuntando hacia atrás detrás de la espalda. Esta postura cambia la posición de tu torso, así que ten cuidado porque corres el riesgo de perder el equilibrio.

Otra modalidad avanzada es ingresar a la posición del Guerrero III directamente desde Guerrero I. Para hacer esto, ejecuta el Guerrero I con los brazos extendidos sobre tu cabeza y perpendiculares al suelo. Exhala y lleva tu torso de vuelta a la pierna delantera. Desde allí, procede a la pose final del paso dos explicado anteriormente.

Otras posturas relacionadas

Para lograr alcanzar con éxito la postura de Virabhadrasana III, muchos yoguis recomiendan poner en práctica primero otras asanas semejantes, tales como:

Precauciones al realizar Virabhadrasana III

  • Ten cuidado al realizar el Guerrero III si sufres de presión arterial alta o problemas cardíacos.
  • Si has tenido dolor en el pie, la pierna, la cadera o la espalda, es mejor que evites hacer esta postura.
  • Las mujeres embarazadas siempre pueden intentar realizar la postura del Guerrero III si está en sus posibilidades y si llevan un embarazo normal, pero deberán utilizar siempre el soporte de una silla o un objeto sólido para mantener el equilibrio y evitar caídas.
  • Trabaja siempre dentro de tu propio rango de límites y habilidades. Si tienes alguna condición médica, conversa primero con un profesional antes de practicar ésta y otras poses de yoga.

Conclusión de la pose Virabhadrasana III

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Practicar Virabhadrasana III puede ser desafiante y gratificante en todos los niveles, tanto principiante como avanzado. Sin embargo, aprender a concentrarte y a mantener el equilibrio requiere de fuerza interior y humildad. No tengas miedo de caer, simplemente intenta la pose cada vez que sea necesario. Con paciencia y dedicación, podrás descubrir tu capacidad para enfrentar todos los desafíos tanto en la práctica de yoga, como en la vida, con gracia y equilibrio.

Cómo hacer Virabhadrasana o Guerrero III
¿Qué te ha parecido este artículo?

6 comentarios

  • Llevo practicando hatha yoga hace 2 años, me encanta. Guerrero 3 es un Asana muy reconfortante una vez conseguida. En mi recorrido en el yoga siempre es muy importante la respiración que ayuda mucho a la oxigenación del músculo y a la concentración. Además nos permite mantener un conteo natural.
    Gracias por la información, siempre es bueno aprender más.

  • Está postura Virabhadrasana o Guerrero III como todas las demás,son muy buenas práctico yoga hace nueve años y me va muy bien

  • Me encanta Virabhadrasana mi asana favorita muy buena información sigan compartiendo que lo disfruto y aprovecho muchisimo

Clases de yoga y meditación en línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!