Relajemos » Yoga » Cómo el yoga se convirtió en mi herramienta para acompañar la maternidad

Cómo el yoga se convirtió en mi herramienta para acompañar la maternidad

Eugenia Uranga: yoga y maternidad

Mi conexión con el yoga empezó a mis 20 años mientras trabajaba como Vestuarista de televisión, Profesión que ejercí y disfruté mucho.

Durante ese período, las clases de yoga se colaban de manera intermitente en mis días. Eran un bálsamo frente a un trabajo con tanta adrenalina y creatividad.

Pero luego del nacimiento de mi primer varón, Santino, atravesé una etapa de mucha desconexión y estrés. Seguía sintiendo dolor varios meses después del parto, por una gran episiotomía. Haciendo malabares con mi trabajo y sostenida por un gran marido, necesité volver a yoga.

Una gran Maestra apareció en el momento justo y me guió clase tras clase. Me fui fortaleciendo física, emocional y mentalmente, equilibrándome, conectándome con mi energía vital, pudiendo soltar “patrones viejos” y eligiendo nuevos, tomando decisiones positivas para mí. Volví a confiar en mi intuición, escuchando mi voz con mayor claridad, conectándome con mi fuerza femenina y creadora. El yoga me volvió a mí.

Eugenia Uranga

La maternidad como posibilidad de comenzar de nuevo

Siempre intuí que cuando tuviera mi familia iba a realizar un cambio y armar un proyecto más genuino, más propio. No pasaron muchos meses y tuve la visión de que ése era el momento de cerrar un ciclo contenta y abrir uno nuevo.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Así que con mucho amor dejé el canal de televisión y me enfoqué en prepararme. Me formé con mi Maestra en Yôga Antiguo Swásthya.

[También te puede interesar: Yoga para embarazadas: Beneficios, posturas y cuidados]

Nuevos desafíos

En la pérdida del segundo embarazo, el yoga me guió con sus herramientas para conectarme con mi instinto femenino y atravesarlo de forma natural.

Con alegría, mi segundo varón, Theo, llegó rápidamente, y la fuerza del embarazo me ayudó a hacer una certificación como Health Coach en el Institute for Integrative Nutrition incorporando una mirada más integral. El curso Vision de Meredith rom y the class by Taryn toomey fueron de gran movilización e inspiración.

Eugenia Uranga

Mi propia maestra

Estos últimos años han sido los más transformadores para mí. Mi formación y proceso como Maestra fueron y son atravesados por la Maternidad y la crianza de niños pequeños, “mis ninjas”.

Aprendo todos los días a ser más flexible, creativa ante los obstáculos y paciente, muy paciente. El ser emprendedora y manejar mis tiempos es, y sigue siendo, la mejor de las ventajas. Los niños chiquitos se enferman, surgen contratiempos y poder tener mayor flexibilidad es clave. Mis hijos tienen 5 y 1 1/2 años; quiero darles presencia y que también sientan y vean a una mamá que es feliz con lo que hace.

[También te puede interesar: Estimular los sentidos en el salón de Yoga, ¿cómo lograrlo a través de la ambientación?]

Mis hijos ven esto de una manera muy natural. Saben que su mamá es Maestra de yoga, pero cuando estoy con ellos soy su mamá y comparto su vida.

Creo que las herramientas del yoga se van transmitiendo muy sutilmente, en cómo me expreso, cómo los guío, enseñándoles a tranquilizarse respirando suave, con alguna reflexión que hacemos juntos. Me gusta que me vean bien, natural, presente, sin misticismos y real.

Eugenia Uranga- profesora

Los frutos

Con todo este hermoso caos mi visión se agudizó y mi proyecto empezó a tomar forma: ¡puede crear un espacio bello y suave para mujeres reales en la ciudad! Allí se brinden clases y proyectos que ayuden a restablecer la energía vital, fortalecerse, liberarse a través del movimiento, conectándose con lo intuitivo, recuperando la armonía y la voz propia, para que sea puente para la propia conexión y el autoconocimiento.

Mi consejo es que siempre hay tiempo para animarse a cambiar, a seguir formándose. La maternidad potencia no estanca. Es muy importante estar contenta como mujer y el Yoga nos da ese espacio para escucharnos, vernos y, desde ahí, guiarnos, ayudarnos, y elegir mejor. Nos da herramientas para atravesar períodos más intensos; nos ayuda a tener mayor perspectiva y ecuanimidad para saber que todo se va transformando, y fluyendo hacia donde tiene que ir.

Eugenia Uranga

Soy Euge Uranga, tengo 41 años y 2 hijos pequeños Santino y Theo.
Soy Maestra de yôga y Health Coach.
Tengo mi espacio para mujeres: yôga & self care en Villa Crespo, CABA.

3 comentarios

  • Hermosas palabras, conoci el yoga a partir del nacimiento de mi hija ,la practica es maravillosa y a sabido acompañarme en todos estos años. Hoy ya 19. Tuve y tengo hoy grandes maestros.

  • Hermosa reflexíon, el yoga y la maternidad van de la mano, ambas estan en mi camino hace más de 12 años y una se ha apoyado en la otra, las dos me han hecho mejor mujer, agradecida de corazón

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea