Relajemos » de Interés y Bienestar » Artritis: Cómo aliviar el dolor y el malestar desde la práctica del Yoga

Artritis: Cómo aliviar el dolor y el malestar desde la práctica del Yoga

Artritis: Yoga para aliviar el dolor y el malestar

La osteo-artritis (OA) es una enfermedad auto-inmune que involucra la inflamación de una o más articulaciones (rodillas, codos, dedos, cuello y caderas), afectando el sistema músculo-esquelético.

Hay diferentes tipos de artritis, siendo la osteo-artritis (enfermedad articular degenerativa) la más común.

Una articulación osteo-artrítica es aquella en la que el cartílago que amortigua los extremos de los huesos ha perdido elasticidad y se ha deteriorado. Éste, a diferencia de la mayoría de otros tejidos del cuerpo, no tiene su propio suministro de sangre.

Es decir, depende del lubricante natural de la articulación (líquido sinovial) para transportar los nutrientes y los desechos dentro y fuera del área. Cuanto más se doblan las articulaciones, más fluido circula a través de ellas, lo que aumenta la capacidad de un mayor movimiento.

Espacio de publicidad: Congreso Online de Emociones y Salud

¿Cómo diferenciar una articulación sana de una afectada por osteo-artritis?

En una articulación sana, un revestimiento de cartílago bien lubricado cubre los extremos de los huesos permitiendo que se deslicen suavemente uno sobre otro.

En una articulación afectada por osteo-artritis, el cartílago protector está dañado y desgastado. Esto genera que el hueso frote dolorosamente sobre el otro. El dolor suele ser constante y perfectamente localizado debido a la inflamación alrededor de esa articulación.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Este desgaste del cartílago puede ser producto de enfermedades, factores genéticos, lesiones deportivas, malos hábitos posturales, distensiones musculares, obesidad, o debido a una lesión articular previa.

Yoga para la artritis

Hay evidencias que muestran que la inactividad debilita los músculos y reduce los movimientos en las articulaciones. De modo que se produce un círculo vicioso: por un lado, el dolor conduce a movimientos restringidos; y, por el otro, la falta de movimientos hace que el músculo se debilite y se comprima, generando una mayor desalineación y más dolor.

Es aquí donde el Yoga juega un papel importante, ya que su práctica (las asanas) ayuda a prevenir o minimizar la erosión del cartílago que causa la artritis articular, creando una mayor facilidad de movimiento y disminución del dolor en las articulaciones que ya han sufrido el daño.

Las asanas forman parte de la medicina preventiva, ya que en las personas que no trabajan activamente la flexibilidad en sus músculos y otros tejidos, el rango de movimiento en sus articulaciones se vuelve más restringido a medida que envejecen. Por lo tanto, la práctica del yoga lleva las articulaciones a un amplio rango de movilidad, creando nuevos y más saludables surcos de movimiento que distribuyen el líquido sinovial sobre la superficie del cartílago que cubre los huesos.

Como decíamos antes, cuando el cartílago está bien lubricado, la superficie de la articulación se desliza más fácilmente reduciendo el desgaste y evitando la fricción entre los huesos que trae como consecuencia el dolor. El movimiento de las articulaciones también ayuda a llevar los nutrientes al cartílago.

El yoga no sólo ejercita de manera segura los músculos, los ligamentos y los huesos dentro y alrededor de las articulaciones, sino que también desencadena una respuesta de relajación que puede ayudar a reducir el dolor.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

El estrés juega un papel importante en el agravamiento de los síntomas de la osteo-artritis ,y a su vez, contribuye a los brotes de inflamación en la artritis reumatoide.

El yoga ayuda a tomar conciencia de los desajustes habituales y los patrones de movimientos que pueden contribuir a problemas futuros o actuales. Una buena práctica de asanas ayuda a generar la conscientización de los patrones de mala adaptación y a comenzar a cambiarlos; aprendiendo también a involucrar activamente los músculos que pueden ayudar a realinear las partes óseas de las articulaciones.

La práctica de yoga ayuda a reducir el dolor en las articulaciones causado por la artritis | Fuente: Freepik
La práctica de yoga ayuda a reducir el dolor en las articulaciones causado por la artritis | Fuente: Freepik

Recomendaciones

A menudo las personas que tienen artritis tienen una disminución de la fuerza muscular, energía física y resistencia, en parte debido a la tendencia a ser sedentarios.

Para una persona con artritis, generalmente es mejor moverse dentro y fuera de las asanas en lugar de mantenerlas. Las transiciones deben ser lentas y suaves siempre coordinadas con la respiración.

Si hay evidencia de fatiga muscular, como temblores o aumento de la incomodidad, es mejor salir de la postura, ya que los músculos cansados ​​pueden no ser capaces de mantener una buena alineación y el resultado puede ser un mayor daño a la articulación.

Las prácticas de Hatha Yoga, Iyengar, Yoga Restaurativo, Yin Yoga y Yoga en silla son las más accessibles para personas con osteo-artritis siempre y cuando cuenten con instructores que guíen el recorrido de cada alumno y alumna, evitando asanas extremas.

Cada persona es diferente, por lo tanto, es recomendable hablar con el instructor antes de comenzar la práctica para comentar sobre cada situación específica y como su clase puede ayudar a aliviar sus síntomas.

Beneficios del yoga para la artritis

Las personas con osteo-artritis que practican yoga en mi estudio han experimentado mejoras en su calidad de vida:

  • Alivio de los síntomas físicos y emocionales.
  • Disminución del dolor.
  • Reducción de la rigidez.
  • Sensibilidad en las articulaciones.
  • Mayor rango de movimiento.
  • Fortalecimiento muscular.
  • Mayor energía.
  • Aumento de la resistencia respiratoria.
  • Disminución de signos de estrés.
  • Beneficios psicológicos debido a su naturaleza meditativa.
  • Disminución de los síntomas depresivos.
  • Mejoramiento del funcionamiento del sistema inmunológico.

El Yoga es seguro, factible y placentero para ser practicado por personas que tienen osteo-artritis. El movimiento consciente y la escucha activa con compasión (Ahimsa) son las claves para que ésta práctica sea beneficiosa y fáctible para ésta patología.

En resumen, el Yoga puede desempeñar un papel importante para reducir el estrés y la frustración que resultan del dolor y así aumentar su auto-estima y bienestar que muchas veces se ve comprometida bajo éstas situaciones.

Belén Dominguez

Belén Dominguez, creadora de Espacio YogaBel se ha especializado en Yoga Restaurativo en Londres luego de hacer su formación en Hatha Yoga en el British Wheel of Yoga. Viene enseñando el Yoga como herramienta sanadora desde hace nueve años en Londres y desde hace dos en Buenos Aires. Se ha especializado en Yoga para la salud mental (ansiedad, stress, depresión, alzheimer, trauma y adicciones). Hoy da clases y workshops en Buenos Aires y en Londres.
Instagram: belu.dominguez.yoga

4 comentarios

  • Gracias excelente nota! Me ayuda mucho para aclarar mis pensamientos acerca del yoga, si bien tengo claro que es un beneficio para el cuerpo, la mente, la vida! a veces siento dudas por los intensos dolores articulares que sobrellevó, gracias por dar tanto

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea