Yoga para hombres: porqué cada vez es más fuerte

El yoga para hombres nutre al cuerpo de fuerza, además de equilibrio y flexibilidad

Resulta curioso que una actividad que alguna vez fue practicada exclusivamente por hombres, hoy encuentre a mujeres ocupando a más del 80% de los mats. Es que el yoga para hombres en tiempos modernos sigue siendo, para muchos, un tabú: mientras que en Estados Unidos los hombres representan casi un 40% de los practicantes de yoga (tendencia que se está viendo en varios países, incluso algunos de Sudamérica como Argentina), en otros sigue teniendo el sello femenino: el 70% de los hombres colombianos, sin ir más lejos, afirma que nunca pensó ni pensaría realizar esta actividad.

7 motivos para que los hombres realicen yoga

En los tiempos modernos, suele pasar que las mujeres (esposas, parejas, amigas, hermanas, madres, etc) sean quienes empujan a sus hombres cercanos a realizar yoga. Si bien motivos sobran, aquí te contamos los principales 7 que, según los expertos, deberían fomentar el yoga para hombres:

Flexibilidad: ¡por fin puedo tocar mis pies!

El cuerpo masculino es hasta un 40% menos flexible. Encima, las rutinas de ejercicios más practicadas por hombres (gimnasio, crossfit, etc) tienden a empeorar este porcentaje por endurecer el músculo y con ello perder flexibilidad. La buena noticia es que a través del yoga, el hombre puede recuperar gran parte de la flexibilidad natural del cuerpo humano, incluso, hasta poder llegar a tocar los dedos de los pies, algo que para muchos es imposible luego de la niñez.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

En forma complementaria, la flexibilidad lograda en clases de yoga permitirá un mayor desempeño de los músculos en una rutina de gimnasio. ¿Cómo? A través de la recuperación y reparación de tejidos. Si, como lo lees, el yoga permitirá indirectamente que intensifiques tu rutina de gimnasio, si lo que quieres es marcar tu cuerpo rápidamente, este es un buen camino.

Un poco de calma a una mente ocupada

Ninguna sorpresa descubrimos al decir que, hombres y mujeres por igual, sufren constantemente de estrés y otras presiones mentales. La oficina, los medios de transporte colapsados, la economía, la familia y en general los problemas de la vida desafían la salud mental de todas las personas. Pero, admitamoslo, son los hombres a quienes más les cuesta admitirlo y buscar una salida.

A través del yoga, se podrá calmar el ser interior, tranquilizar los pensamientos y enfocar la mente. ¿El resultado? Una cabeza más ordenada, más en paz con el mundo exterior y, más importante aún, con el mundo interior.

Clases en línea de yoga, meditación y más

¿El yoga no requiere fuerza? ¡Ni lo digas!

Cuando apenas comencé a practicar yoga y contaba mis primeras experiencias, al mismo tiempo que intentaba convencer a amigos de sumarse, una de las respuestas más típicas era “¿qué tanta fuerza se puede necesitar para eso?“. Bueno, alcanza con 10 minutos de práctica para darse cuenta de lo contrario.

La conjunción de asanas permitirá un trabajo enfocado en lograr mayor flexibilidad y fuerza del cuerpo, al mismo tiempo que se trabaja aeróbicamente el cuerpo (sobretodo en determinados tipos de yoga, puedes probar ashtanga para empezar con ritmo) y, lo mejor, como se trabaja con el peso del propio cuerpo, disminuye considerablemente el riesgo de lesiones.

Quienes quieren ir un poco más lejos, pueden probar vinyasa yoga (del que hablamos más en profundidad en esta nota) o, incluso, el hot yoga, que con salones a más de 40° de temperatura es el complemento ideal para quemar grasas (aunque nosotros preferimos decir que purifica el cuerpo).

Mejora la “postura del oficinista”

Pasar todo el día sentado frente a una computadora arruina nuestra postura. Y la mayoría de las prácticas deportivas (gimnasio, running, etc.) no ayuda en absoluto. Aquí el yoga también se vuelve un elemento de gran ayuda. Especialistas afirman que la práctica de yoga en simultáneo con tu rutina de ejercicios habitual te permitirá estirar los músculos y la columna, mejorando notablemente la postura en pocas semanas.

Más relajado, duerme mejor

Relacionado con la relajación que se logra tras una sesión de yoga, te sorprenderás al ver cómo esta práctica ayudará en forma inmediata a dormir mejor por las noches. Si sufres de insomnio, si te levantas por las noches sin sueño y no puedes volver a dormirte, si tu reloj biológico te despierta siempre una hora antes de lo necesario, antes de acudir a un médico para que te medique, intenta con unas clases de yoga, ¡no podrás creer lo rápido que vas a ver cambios en este sentido!

Limpia tu ser interior

Gracias a los movimientos físicos del yoga y a cómo éstos se realizan conjuntamente con técnicas de respiración, lograrás una profunda desintoxicación del cuerpo. La estimulación del sistema digestivo, por sobre todo, es uno de los beneficios más notables.

Mejora tu vida sexual

Al mismo tiempo que trabaja en simultáneo tu cuerpo y tu mente, no debería sorprender que el yoga ayude a mejorar la vida sexual de hombres y mujeres. Y hasta estudios científicos han demostrado estos efectos. Mientras que en las mujeres el yoga estimula el deseo, el auto conocimiento y la percepción de satisfacción a nivel general, el yoga en hombres logrará -sobre todo desde lo mental- efectos maravillosos.

La práctica regular de yoga para hombres logrará una mente más enfocada, un cuerpo más relajado y una respiración más consciente. Estos tres elementos desarrollados, a la hora del acto sexual, tendrán efectos beneficiosos indudables.

El yoga requiere altos niveles de fuerza corporal
El yoga requiere altos niveles de fuerza corporal

Entonces, ¿porqué los hombres no practican yoga?

Siendo tantos los beneficios probados del yoga para hombres, resulta extraño que sigan siendo tantas más las mujeres en los salones. Por supuesto, hablamos de la cultura occidental, siendo que en la oriental el yoga para hombres está más que desarrollado (incluso hay más yoguis que yoguinis).

Yoguini es un término femenino derivado de yogi, utilizado para mencionar a mujeres que practican yoga. Yogi o yogui, según sánscrito, se refiere exclusivamente a un practicante varón de yoga. Los más estrictos el lenguaje se refieren a un yogi únicamente para hablar de un practicante varón avanzado.

El principal motivo que aleja a los hombres de los salones de yoga es uno poco ámplio: la percepción de que es una práctica para mujeres. Muchos hombres no se sienten cómodos en salones en los que todas las demás personas son mujeres, y esto los aleja un poco.

El segundo motivo puede ser la creencia de que el yoga es poco exigente comparado con otros ejercicios como el gimnasio. Claro, el hombre está mucho más atraído por el desarrollo del cuerpo físico, y aún no todos ven los beneficios de estimular el cuerpo espiritual y la mente. Siendo así, es más probable que un hombre se incline a otras prácticas.

El tercer motivo es el aburrimiento. Muchos hombres, incluso sin haber pisado nunca un salón de yoga, tienen la creencia de que es una rutina totalmente aburrida, muy lenta y con poca exigencia. Bueno, no tenemos que decir que es una creencia falsa, pero aún así, existe, y hay que trabajar en erradicarla.

Yoga para hombres: logra fuerza, flexibilidad y equilibrio
Yoga para hombres: logra fuerza, flexibilidad y equilibrio

Cómo estimular el yoga en hombres

Si quieres que algún hombre cercano se anime a probar el yoga, aquí algunos consejos que probablemente puedan servirte.

  • Estimula sutilmente, sin presionar de más. En la psicología masculina, nada peor que insistir de más en algo para lograr el efecto contrario al deseado
  • Hay muchos tipos de yoga, intenta encontrar el más indicado para cada persona
  • Así mismo, hay tantos estilos de clases de yoga como profesores en el mundo. Si la primera clase no le gustó, puede que la segunda con otro profesor le encante
  • Muchos hombres no se sentirán cómodos empezando en yoga en la misma clase que sus parejas o que cualquier otra mujer conocida. Dejalo ir solo y que auto descubra esta actividad
  • Intenta resaltar los efectos que el yoga vaya logrando en él. No solo los físicos, aunque son fundamentales (cómo el yoga ayuda -por ejemplo- a una rutina de GYM), sino también los mentales (cómo lo ayuda a estar más calmo, enfocado, etc.)

Estamos convencidos que si la mayoría de los hombres le da al menos 5 clases de prueba al yoga, la terminará adoptando dentro de su rutina habitual. ¡Es cuestión de probar y no desanimarse después de la primera clase!

Yoga para hombres como complemento de una rutina de ejercicios

Otra falsa creencia que puede alejar a los hombres de los salones de yoga es que no se puede combinar con otras actividades o deportes. El yoga, gracias a que trabaja la fuerza, elongación y flexibilidad muscular, es un complemento perfecto para clases de gimnasio, rutinas tipo crossfit, running, e incluso para deportes como fútbol, rugby, tenis, etc.

Cualquier hombre que dentro de su día a día realice cualquiera de estas actividades, puede probar introduciendo una clase de yoga a su semana y ver cómo impacta en su rendimiento. De a poco, podrá ir intensificando la actividad y, con cada paso, serán más evidentes los beneficios.

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad, no solo para hombres que estén interesados en comenzar en yoga, sino también para mujeres que buscan herramientas o caminos para acercar a alguien a esta bella actividad.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

¿Tienes experiencias de algún tipo con el yoga para hombres? No dudes en dejarnos tus comentarios y así ayudar a otras personas.

Yoga para hombres: porqué cada vez es más fuerte
¿Qué te ha parecido este artículo?

15 comentarios

  • hola!!coincido conque hay pocos hombres en las practicas,aquí en Uruguay es así también.Es algo que va cambiando poco a poco,hasta hace dos años no tenia compañeros en mis clases,ahora van algunos.Cabe agregar que el instructor es un hombre joven y dinámico.He tenido muy buenos instructores varones,hay que animarse!!Saludos Ines

  • hoy hay muchas falsas creencias de lo q es Yoga..invluso las mujeres tbien piensan q es star sentados y meditar..los hombres dicen q es algo poco masculino

    • Así es, Lauyo. En la cultura occidental reinan muchísimos preconceptos acerca del yoga. Afortunadamente, de a poco empezamos a ver cambios en la forma de pensar de las personas 🙂

  • Es hermoso practicar yoga.. Hace dos años que comencé y se ha vuelto una rutina diaria en mi vida; he notado grandes cambios físicos y mentales.. Lo que muchas veces sucede con las personas que no quieren realizar este ejercicio es que lo asocacian a que proviene de una religión oriental y piensan que uno al realizar la meditación para relajarse puede aplicar cosas raras .. He hablado con mucha gente que tienen un pensamiento cerrado por demás religioso y piensa que algunos de los ejercicios son para adorar a dioses o cosas así jaja realmente me causa mucha gracia.. Este motivo que comento puede ser un gran obstáculos tanto para hombres como mujeres para que se animen a realizar este bello ejercicio que tantos beneficios aporta al cuerpo y a la salud

  • He practicado artes marciales desde los doce años. Ahora con 54 enamorado del Yoga Dinámico. …sudo muchísimo y lo disfruto aún más!

    • Excelente, Cristian! Esperamos que sirvas de ejemplo para que otros hombres se animen a probar yoga 🙂

  • Coincido que son menos yoguis que yoguinis los practicantes, aunque al menos en argentina se va dando cada vez mas la practica en hombres muchas veces recomendada como complemento para deportes se va adoptando mas.

    • Así es, Tullio, por suerte se van perdiendo los prejuicios y poco a poco vemos cómo va aumentando el número de hombres que se animan a practicar yoga 🙂

    • Hola, Vanina! Lamentablemente esto es muy común. Esperamos que cambie un poco la mentalidad para que cada vez más hombres se animen.

  • Me alegra muchísimo que se esté desestimando el ridiculo mito de que el yoga es cosa de mujeres. Practico yoga como complemento al deporte y es un excelente aliado para encontrar el equilibrio.

    • También nos alegra que se esté desmitificando poco a poco en Occidente. El yoga no distingue géneros, es una práctica integral destinada a cualqueira que desee practicarla.

    • Me pasó exactamente igual, Oscar.
      Tenía todos los prejuicios posibles respecto del yoga.
      Soy nadador y hace un tiempo decidí probar una rutina de yoga como complemento para mi actividad física.
      Me resultó tan interesante y complementario que hoy, además de la natación, estoy cursando el Instructorado en Yoga y tengo la idea de especializarme en yoga para nadadores.
      Nunca creí que algo así podría convertirse en parte de mi vida misma. Alucinante.
      ¿Dónde practicás vos?

  • Tenía todos los prejuicios posibles respecto del yoga.
    Soy nadador y hace un tiempo decidí probar una rutina de yoga como complemento para mi actividad física.
    Me resultó tan interesante y complementario que hoy, además de la natación, estoy cursando el Instructorado en Yoga y tengo la idea de especializarme en yoga para nadadores.
    Nunca creí que algo así podría convertirse en parte de mi vida misma. Alucinante.

    • Gran testimonio, Francisco! La mayoría de los hombres que practican yoga llegaron a esta fantástica disciplina de igual forma: buscando un complemento para otra actividad física de mayor impacto (pasa exactamente lo mismo con Pilates). Nos alegra mucho que le hayas dado una oportunidad y te hayas quedado encantado. Esperamos que más hombres se animen 🙂

Se parte de Relajemos.com!


Clases en línea de yoga, meditación y bienestar