Secuencia de Kundalini para arrancar el día

Secuencia para arrancar el día con energía

Levantarse de la cama puede ser un acto tan automático como mecánico. Algo que hacemos absolutamente todos los días casi sin darnos cuenta. Un hábito, una rutina, que sin programarlo, ya tiene sello propio.

Están los que se levantan de un salto y con mucha energía; los que posponen la alarma una vez y los que la posponen infinitamente; los que remolonean un rato antes de salir al mundo; los que se levantan, desayunan y se vuelven a acostar; y muchos más.

Hoy te vamos a contar algunas ideas para que puedas incorporar a ese sencillo acto matinal, para que poco a poco pase a ser un ritual de bienvenida al nuevo día, más que un acto reflejo que sucede casi sin consentimiento.

Mientras dormimos, el cuerpo está en estado de reposo, en una misma posición durante muchas horas. Ésta no es ninguna novedad. Pero, ¿qué tal si comparamos este acto al de estar parados sin movernos al menos una hora? Seguro que al salir de esa postura vas a querer sacudirte un poco.

Lo mismo pasa al despertarnos; necesitamos que nuestro cuerpo se vaya enterando de a poco que está entrando en actividad para comenzar armónicamente con sus funciones diurnas.

El clásico desperece con brazos extendidos hacia atrás y los estiramientos tipo gato son una gran ayuda. Hoy te contamos algunas opciones más para que te sientas más alerta y listo para comenzar el día, de la mano de una sencilla secuencia de Kundalini.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

Secuencia paso a paso

  1. Aún con los ojos cerrados, girate sobre tu espalda (boca arriba) y comenzá a frotar suavemente tu cara con las manos.
  2. Abrí tus ojos dentro de las manos y lentamente alejalas de la cara, manteniendo los ojos abiertos para que puedas ajustarlos a la luz del cuarto.
  3. Masajeá tu cara.
  4. Estirá los brazos por encima de la cabeza. Estirate desde la punta de los dedos de las manos hasta la punta de los dedos de los pies.
  5. Hacé estiramientos de gato, llevando una pierna por encima de la otra y haciendo una leve torsión. Repetí lo mismo para cada lado.
  6. Girate hacia el lado derecho y llevá las rodillas hacia el pecho por un momento. Esto va a fortalecer tu corazón.
  7. Volvé a recostarte boca arriba, abrazá tus rodillas en el pecho, llevá la nariz entre ellas y comenzá a hacer la respiración de fuego por 1 minuto. Luego, balanceate para ponerte en postura de roca y llevar la frente hacia la cama. Relajate respirando normalmente. Esto ayuda a eliminar gases.
  8. Acostate de nuevo y comenzá a frotar palmas de las manos y plantas de los pies rápidamente. Esto rompe los cristales que se forman en las terminaciones nerviosas y le permite a la energía fluir a través del cuerpo.

¡Ya estas listo para salir de la cama!

Son los pequeños actos los que buscan mantenernos conectados con nuestra esencia
Son los pequeños actos los que buscan mantenernos conectados con nuestra esencia

 

Podés proponerte hacer esta secuencia de Kundalini al menos un día, para ver como te sentís, y luego ir incorporándola de a poco para crear el hábito. El secreto está en que puedas sostenerlo de forma constante y, para eso, la mejor aliada es la voluntad.

Algunos consejos más

  • Al cepillar tus dientes, cepillá la lengua para eliminar toxinas.
  • Masajeá tu cuerpo de pies a cabeza con aceite de almendras. Esto saca las toxinas a través de los poros abiertos y nutre la piel.

Y si aún estás ahí leyendo y querés ir más a fondo en esta práctica de despertar, estás listo para ir a hacerte un Ishnaam o hidroterapia (baño frío).

Para hacerlo, podés comenzar con las extremidades exteriores (pies, manos brazos). No mojes los muslos, ni genitales, ni cabeza primero, así no afectás el equilibrio de calcio y magnesio. Este baño tiene muchísimos beneficios:

  • Mantiene tu piel radiante.
  • Abre los poros.
  • Limpia los órganos.
  • Mantiene la química de la sangre joven y saludable.
  • Estimula la secreción saludable del sistema glandular.

No hagas este baño frío durante la menstruación, gestación, estados febriles, reumatismo o enfermedades cardíacas.

Conclusión

Es cierto que cada etapa del día tiene múltiples rutinas y si hiciéramos todo al pie de la letra estaríamos todo el tiempo cumpliendo tareas. Sin embargo, son simplemente pequeños actos los que buscan sanarnos, fortalecernos y mantenernos conectados con nuestra esencia. Estará en cada uno ir seleccionando qué hacer y cómo armar la propia versión de un día saludable que los conecte a su corazón.

[También te puede interesar: Kriyas para activar la energía Kundalini]

Próximo evento: Festival de yoga en Umepay

En enero estaré participando del Festival de Yoga Umepay. Serán 5 días (del 27/1 al 31/1) donde celebraremos el Yoga a través de tres prácticas distintas: Kundalini, Iyengar y Acroyoga.

Esta celebración nos brindará un momento para distendernos a través de la práctica del Yoga y el disfrute en la naturaleza a la vez que nos invita al encuentro con nosotros mismos y con otros.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

El Centro Umepay es un espacio en armonía con la naturaleza, a la orilla del río, con un gran salón que será nuestro espacio por unos días para poder vivir esta experiencia completa. Se encuentra en Villa Yacanto de Calamuchita (Córdoba, Argentina).

Además del Yoga tendremos momentos libres donde podremos aprovechar el río, la playa, los bosques y los caminos de Umepay.

Será una celebración alegre para divertirse con familia o amigos.

Más info: [email protected]

¡SatNam!
Daniela Kodenczyk

Daniela Kodenczyk

Me formé como instructora de Kundalini Yoga con KRI (Kundalini Research Institute) en Córdoba y la formación de Hatha la hice en Brasil junto a Pedro Kupfer. Practico hace unos 10 años aproximadamente. Lo que más me gusta del Yoga es que me recuerda quién soy en cada práctica: en lo físico, al darme placer y herramientas para que mi cuerpo funcione mejor; en lo mental porque calla mis voces internas y me trae paz; y en mi corazón porque me abre a los demás, a dar más y permitirme recibir.
Comparto prácticas desde el 2011 cuando con un grupo de amigos quisimos que el Kundalini Yoga llegue a más gente y para eso comenzamos a brindar clases de forma gratuita en la costanera de San Isidro, ahi nació Kundalini Libre. ¡Fue una experiencia de mucho aprendizaje y de recibir mucho más de lo que dimos!
Me cuesta decirme "profesora"; siento que soy más una practicante que comparte lo que aprendió, de la forma más amorosa y compasiva posible y, ¡divertida también! Me gusta que podamos ir bien hacia adentro en la clase al mismo tiempo que nos sonreimos.
Además de disfrutar mucho del yoga, amo la alfarería, me inspira cocinar, me da alegría andar en bici y mi gran terapia es bailar. Creo que ponerle corazón y consciencia a todo lo que hacemos nos ayuda a disfrutar aunque haya cosas que a veces no gusten tanto. Esa enseñanza me la dio el yoga.

6 comentarios

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!