Yama Aparigraha: dejar ir para fluir en armonía

Yama Aparigraha
¿Qué te ha parecido este artículo?

Los yamas son esencialmente pautas morales que nos enseñan a crear un estilo de vida puro y una relación resistente y saludable con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea. Hoy hablaremos del Yama Aparigraha, una disciplina que forma parte del camino de los ocho miembros o peldaños que nos conducen hacia el Samadhi.

Después de Bramacharya, Aparigraha es el último de los 5 yamas que conforman esos códigos morales, quizás uno de los más difíciles de poner en práctica para muchos yoguis. Pero veamos qué es el Yama Aparigraha en realidad, en qué consiste su aplicación en la vida cotidiana y cuáles son sus aportes.

¿Qué significa la palabra Aparigraha?

En sánscrito, la palabra “aparigraha” tiene tres partes. “A” significa NO. Es decir, es una negación de las siguientes frases: “pari”, que significa desde todos los lados; y “graha”, que significa agarrar o tomar. En contexto el significado sería entonces: no aferrarse o no agarrar.

Por lo tanto, este importante yama nos enseña a tomar sólo lo que realmente necesitamos para vivir nuestras vidas, mantener únicamente lo que nos sirve en el momento y dejarlo ir cuando sea necesario.

Espacio de publicidad:
Clases en línea de yoga, meditación y más
Formación Anusara Yoga Buenos Aires 2019

Esto puede parecer similar a Asteya, o no robar, pero hay una diferencia: Asteya se trata de no robar o codiciar las posesiones de otros, mientras que Aparigraha se trata de dejar de lado los apegos a las cosas, las personas, las emociones y los resultados.

[También te puede interesar: El apego, sus beneficios y sus riesgos]

Lección de Aparigraha

Aparigraha es uno de los yamas más difíciles de integrar en nuestras vidas diarias, especialmente en la sociedad basada en el consumo del mundo occidental. Por supuesto, practicar el no apego a los bienes materiales es solo la primera parte de este principio; la segunda es practicar el desapego a las personas y a las emociones. Lo importante es que siempre hay una forma de emplearla para cada circunstancia.

En el apego a lo material

Las cosas que llamamos “posesiones” pueden crear cierto tipo de locura. Sólo necesitamos mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de que somos una sociedad de “almacenamiento” de cajas, armarios, alacenas, y hogares, llenos de cosas que no usamos, pero que nos cuesta dejar de lado.

Aparigraha no se trata de no disfrutar o utilizar elementos materiales, como prendas de vestir, calzados, etc. porque ciertamente, en algún momento requerimos de ello. Por ejemplo, un empresario necesita vestirse acorde al nivel que ocupa en una gran empresa, pero esto no le impide reconocer que en algún momento de su vida ya no le harán falta, y ser consciente de que debe desprenderse de ellas en lugar de colocarlas en una caja con una etiqueta que diga “estas cosas son mías”. El yama aparigraha nos enseña a dejar de ser acaparadores de lo que ya no necesitamos.

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga

La magia del cambio de vida ofrece la sabiduría de que no se debe guardar nada que no traiga alegría y aprender a rodearse sólo de aquello que realmente nos hace feliz.

En el apego a las personas

El desapego a las personas no implica ser independiente o distante de nuestros familiares, padres, hijos, esposos, etc. Tampoco se trata de dejar ir el amor que sentimos hacia ellos. La práctica de aparigraha consiste más bien en dejar de aferrarse y de querer controlar la vida de nuestros seres queridos.

Aparigraha y los afectos
La práctica de aparigraha consiste más bien en dejar de aferrarse y de querer controlar la vida de nuestros seres queridos

El apego y el control tratan de obtener un resultado específico y cuando no se obtiene ese resultado que se desea, se sufre. En cambio, el no apego consiste en ofrecer amor, bondad y perdón sin esperar nada a cambio.

[También te puede interesar: Cómo relacioanrse amorosamente con los demás]

En el apego a las emociones

Nuestras vidas están llenas de momentos que desearíamos que nunca terminen. Podría ser algo simple como una ducha larga y caliente en un día frío; o tal vez el dulce período de luna de miel de una nueva relación.
A medida que envejecemos, comenzamos a desear que estos momentos se mantengan y se repitan más frecuentemente; deseamos poder retener nuestra juventud y nuestra vitalidad; deseamos que nuestros padres conserven su salud y que nuestros hijos se mantengan a salvo.

Pero el cambio es inevitable, y aferrarse a momentos pasados ​​o presentes no nos traerá paz. Practicar aparigraha debería simplemente ayudarnos a mantener un mayor equilibrio emocional cuando la vida nos lanza una bola curva. Ésta es la lección acertada de la última de los Yamas en nuestro camino de ocho miembros yoga. Si queremos despertar a la plenitud de nuestro ser, debemos aprender a dejar ir las cosas.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia sobre este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

¿Cómo preparse para practicar el Aparigraha?

Para comenzar a practicar Aparigraha, debemos dejar de lado parte del equipaje físico, emocional y mental que hemos acumulado a lo largo de nuestro viaje por el paso de la vida. Esa caja de fotos cubierta de polvo, la relación que realmente nunca ha sido estable, o las creencias, opiniones y juicios.

También debemos dejar de lado nuestros apegos al ego de quienes pensamos que somos y convertirnos en quienes realmente somos. Si bien muchos creen que puede ser un trayecto aterrador, también hay que tener la convicción de que será liberador.

Cuando abrazamos el yama aparigraha, nos convertimos en el ave en ciernes y nos damos cuenta de que no nacimos para quedarnos aferrados a una rama, sino  para elevarnos, y en ese momento emprendemos el vuelo.

Por supuesto, puede que no sea el vuelo más suave que tomemos. Sentiremos que estamos cayendo, probablemente golpearemos algunas ramas y no tendemos idea de lo que hay más allá de los árboles. Pero sí sabremos, con todo nuestro ser, que queremos ir hacia allá. Esto es desapego, cuando lo viejo se acaba y lo nuevo aún no ha llegado; mientras tanto no hay nada que temer.

4 maneras de poner Aparigraha en práctica

Para poner en práctica aparigraha en nuestras vidas, debemos llevarlo a todos los niveles, desde lo más simple hasta lo más crítico. Éstos son unos ejemplos claves para comenzar a emplear este importante yama, no sólo en la estera de yoga, sino en las diferentes situaciones cotidianas que enfrentamos cada día.

1. Limpia el desorden

Libera tus armarios y tu energía, al deshacerte de todas las cosas que no necesitas. Debes comenzar por repasar todo lo que posees y preguntarte: ¿es realmente esto necesario para mi vida, me aporta alguna alegría actualmente? Si la respuesta es “No”, dale las gracias por lo que sea que te haya aportado: alguna enseñanza, una experiencia, un grato recuerdo, etc. Y procede a donarlo a alguien que realmente le hace falta.

2. Perdona a los demás

Deshacernos de los rencores y perdonar a quienes pensamos que alguna vez nos hicieron daño es dar un paso hacia Aparigraha. No “perdonar” profundiza tus heridas y las mantiene abiertas. Por lo tanto, lo más efectivo y liberador es tomar la decisión de dejar atrás el resentimiento y la amargura para convertirse en una persona noble y amorosa.

3. Observa la naturaleza

No importa cuánto adoremos las hermosas flores en el bosque durante la primavera, o las flores de acacia en verano, apegarse a ellas es inútil. De hecho la naturaleza es nuestro mejor ejemplo de lo inevitable que es el cambio; basta sólo con pasar el tiempo observando el cambio en las estaciones para darse cuenta de cómo la vida da paso a más vida.

4. Aparigraha en el yoga

El espacio seguro de tu estera de yoga te permite practicar cosas que luego pueden traducirse a tu vida diaria. Para practicar aparigraha mientras estás haciendo tu práctica de asanas, intenta soltar tu apego al resultado de cada postura.

En lugar de esforzarte para realizar cada asana, concéntrate en experimentar la forma dentro de tu cuerpo tal como es en el momento. Tu intención para una práctica de aparigraha podría ser permanecer presente en todo momento, en lugar de tratar de ser mejor, más fuerte o más flexible. Lo más importante es mantener tu atención en una respiración constante.

Aparigraha en la práctica de Yoga
Para practicar aparigraha mientras estás haciendo tu práctica de asanas, intenta soltar tu apego al resultado de cada postura.

Durante nuestra práctica de yoga, tenemos tiempo para observar cómo el miedo puede restringir esta fuerza vital, a través de nuestra tendencia a contener la respiración en momentos difíciles, mientras que la exhalación nos permite movernos más profundamente en nuestra postura.

De manera similar, durante nuestra práctica, tenemos la oportunidad de observar dónde nos aferramos a nuestros cuerpos. Tenemos miedo de dejar caer nuestro cuello en ustrasana, o estamos aferrados con nuestros dedos de los pies a la colchoneta durante una secuencia de guerreros como un pájaro con miedo a volar. O, tal vez nos mantenemos apretando nuestros glúteos durante bhujangasana.

En todos estos momentos, podemos darnos cuenta de que para tener una experiencia más profunda , debemos estar preparados para dejarlo ir. Y así podemos llegar al final de nuestra práctica, listos para sentarnos en nuestra meditación con nuestras manos abiertas y nuestro recipiente vacío para ser llenado de nuevo.

Por lo tanto, la respiración es clave para practicar aparigraha dentro y fuera de la estera de yoga. Inhala tanto los buenos momentos como los malos; disfruta sin preocuparte de que en algún momento vaya a terminar, y trata de experimentar los tristes momentos sin intentar escapar de ellos.

Conclusión

Generalmente el mayor sufrimiento que nos causamos proviene del apego a todas las cosas. Cuando estamos tristes, queremos desesperadamente sentirnos felices y cuando estamos felices, nos preocupa que ese momento termine, sin darnos cuenta de que las emociones, tanto positivas como negativas, son parte de la vida. Por lo tanto practicar el yama aparigraha significa aprender a estar presente y en sintonía con las emociones, los bienes materiales, y nuestros seres queridos, siendo conscientes de que el cambio es constante y que debemos dejar fluir las cosa

9 comentarios

  • Cuanto me cuesta dejar ir! No solo en lo humano/social, sino tammbién en lo material, soy muy posesiva, conservo cosas desde hace más de 30 años, sin ningún sentido, conservo también viejas amistades desgastadas que no suman nada en mi vida, pero por algún motivo necesito que esténahí, voy a seguir leyendo sobre este principio porque me pareció muy interesante y útil para mi

  • Hermosa reflexión sobre algo muy cierto que deberiamos aplicar a la vida! Voy a tomar los consejos para dar el primer paso gracias!

  • Hermoso principio del yoga, muy sensato pero dificil de cumplir, me encantan estos textos para demostrar que el yoga lejos está de ser un “deporte”, un ejercicio físico, es una filosofía de vida compleja y requiere un compromiso bien profundo con uno mismo

  • Buenos días y, mil Gracias, por la información, es increíble como llegar a practicar yama aparigraha, se debe tener mucha pero mucha conciencia: al desapego tanto material como emocional y, me doy cuenta que este segundo punto es más complicado y, quedando aún más sorprendida de aparigraha en yoga. interesante toda la información y la tendré en cuenta a todo momento. Namaste.

  • Sigo atentamente todo lo vinculado a los yamas del yoga, ya que la parte filosofica es la que más me atrae de este fascinante mundo!!! Me encantó conocer más sobre aparigraha me identifiqué mucho con una filosofia personal de vida que incorporé recientemente y que me ha traido mucha paz interior y bienestar emocional

  • Que maravilloso puede ser llegar a ese nivel de conciencia, libre de preocupaciones, pero es difícil llegar a ese punto en está sociedad, requiere de mucha práctica.

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!