Yoga al aire libre, nuestra propuesta para el verano

¡A perderle el miedo al SUP Yoga!

Aquí en el hemisferio sur ya ha llegado el verano, el calorcito, y con él, crecen las propuestas de actividades al aire libre para el disfrute y la búsqueda de un cuerpo y mente saludables. El yoga al aire libre se está volviendo cada vez más popular, pudiendo ser practicado en bosques, en la playa e incluso sobre el agua. ¿Te animas a descubrir con nosotros esta fantásticas propuestas?

Precauciones antes de comenzar con yoga al aire libre

Con la llegada de las altas temperaturas, hay que tomar ciertas precauciones a la hora de realizar actividad física al aire libre. Para evitar golpes de calor, síncopes u otros inconvenientes de salud, se recomienda realizar ejercicio temprano por la mañana o después del atardecer y así evitar la exposición solar. Otros cuidados a tener en cuenta son usar ropa clara y holgada, de materiales livianos, y tomar mucha agua a lo largo de todo el día. Ahora bien, hay actividades que son más recomendables que otras para realizar en verano y al aire libre. Y las disciplinas integrales como el yoga son una gran opción.

¿Piensas que el Yoga en la playa puede ser incomodo? ¡Probar no cuesta nada!
¿Piensas que el Yoga en la playa puede ser incomodo? ¡Probar no cuesta nada!

Yoga al aire libre

Si tienes la posibilidad de practicar yoga al aire libre en un escenario natural, no lo dudes, hazlo. Por ejemplo, la playa es uno de los lugares más inspiradores. Además, ten en cuenta que uno de los principios básicos antes de comenzar la actividad es ubicarse en un espacio agradable, cómodo, ventilado, luminoso y sereno. Y la playa, con su belleza y armonía propias de un ambiente natural, cumple con todos los requisitos para la práctica de yoga al aire libre.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

La arena, esa suave sensación

Aunque parezca incómoda, si elegimos un buen espacio, una superficie como la arena puede ser propicia para la práctica de yoga. Una de las primeras recomendaciones es ubicarse cerca de la orilla, donde la superficie es más rígida y no en la arena blanda, donde corremos riesgo de enterrarnos. Después, es conveniente limpiar el sector con un rastrillo ya que pueden quedar restos de caracoles o piedras que nos lastimen. Luego, si bien no es indispensable un mat, se recomienda tener a mano una toalla de playa para realizar algunas asanas como las posturas invertidas en las que la arena podría molestarnos.

Aquí te recomendamos las asanas que mejor se adaptan a la arena y algunos tips para practicarlas:

  • Posturas de equilibrio. Por ejemplo, virabhadrasana (el guerrero), vriksasana (el árbol) y natarajasana (el bailarín), entre otras, son ideales para realizar sin mat ni toalla. Pruébalo, no hay nada como la sensación de poner los pies sobre la arena.
  • Posturas invertidas. Las posturas sobre la cabeza y los hombros y sus variaciones también son muy adaptables a la arena. Porque además sufres menos si te caes intentando hacerlas, pero recuerda colocarte sobre la toalla así no corres riesgos de que la arena te moleste en el rostro al elevar los pies.
  • El saludo al sol. Y claro no podíamos terminar de otra manera que con la rutina clásica de yoga al aire libre. Recomendamos especialmente realizar esta serie al amanecer.

Desafiando lo imposible: yoga sobre el agua

En lugares de aguas calmas como algunos lagos, ríos o incluso en mares tranquilos no solo se puede practicar yoga al aire libre sino también sobre el agua. Sí, sobre el agua. Ya no hablamos de contemplar el mar desde la playa sino de pararnos sobre sus aguas en la postura de perro cabeza abajo, por ejemplo.

Clases en línea de yoga, meditación y más
¡A perderle el miedo al SUP Yoga!
¡A perderle el miedo al SUP Yoga!

SUP Yoga

¿Y cómo lograrlo? Existe una actividad que ya tiene 10 años y se llama SUP Yoga. Esta innovadora disciplina combina el hatha yoga y elementos de deportes náuticos como la tabla de surf. La sigla SUP refiere a las palabras Stand Up Paddle, un deporte que se realiza remando parado sobre una tabla de surf más ancha y larga que las tradicionales. El SUP yoga es la práctica de asanas sobre esta tabla en aguas calmas de mares, ríos, lagos e incluso piscinas.

Puedes ver más información de SUP Yoga en este enlace.

Aunque hace falta adaptarse a un elemento clave para la práctica (la tabla), no es tan difícil y de hecho lo puede realizar cualquier persona con la única condición de que sepa nadar. El resto será paciencia. Porque no es lo mismo la práctica sobre una superficie estática que sobre una en movimiento por más calma que sea, claro está. Pero aquí te contamos algunas de las posturas más populares del SUP yoga para te entusiasmes.

Lo primero a tener en cuenta es que estamos sobre una superficie bastante más inestable que el suelo, por lo que es imprescindible ayudarse con la respiración para buscar concentración. Comenzar sentado en la postura fácil, con los ojos cerrados, es una buena opción. También puedes aprovechar para relajar el cuello y los hombros con algunos ejercicios básicos como los círculos completos hacia un lado y el otro.

Luego, y siempre con mucha calma, puedes pasar a sentarte sobre las rodillas para ir a la postura del niño. Desde allí puedes pasar a adho mukha o perro cabeza abajo. Chaturanga y bhujangasana también se pueden incluir en la serie.

El guerrero y sus variaciones son otras de las asanas recomendables para SUP yoga. Y finalmente, nada mejor que terminar con savasana, en una relajación profunda disfrutando del sutil sonido y movimiento del agua.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Ahora sí, ya sabes que también puedes aprovechar especialmente el verano y los ambientes naturales para practicar yoga al aire libre. Relájate, respira y que empiece la serie. Te invitamos a que hagas tu propia experiencia y nos dejes un comentario.

Yoga al aire libre, nuestra propuesta para el verano
¿Qué te ha parecido este artículo?

12 comentarios

  • Hola! yo tengo 2 tablas 1 para remar y la otra para yoga, tienen que buscar información apropiada antes de comprar una, porque según el peso de la persona que use la tabla van a ser las medidas que tendrá: ancho , el largo y el espesor son datos importantes si elegís hacer yoga y tiene que tener quillas para que sea estable, es importante atarse desde el tobillo a la tabla por si te caés (pita) y podés usar chaleco salvavidas, por último pero no menos importante es que tenga un pad de goma eva anti deslizante que es genial para la práctica. Yo le aconsejo las inflables porque te permiten llevarlas fácilmente en una mochila cuando viajás o te trasladás hacia un espejo de agua. Trabaja mucho el cuerpo porque estás haciendo fuerza continuamente para mantener el equilibrio y la paz que te da la meditación o relajación en el agua es inigualable, Se recomienda atarse a una boya para no irte con la correntada. Gracias por difundir esta variedad de Yoga, saludos!!!

    • Muchas gracias por tu aporte, Rosana! Es invaluable recibir consejos de alguien experimentado en la disciplina. Sin duda los que se animen a probar yoga sobre el agua se van a beneficiar mucho de los tips que nos dejaste.

  • Me encantó la propuesta sobre el agua, pero apenas puedo mantener las posturas de equilibriop en tierra… y una vez traté de hacer surf y no pude pararme ni por casualidad! jaja. Igual fue muy interesante leer al respecto. Practicar al aire libre siempre agrega vitalidad!

    • Hola Lourdes! El equilibrio es algo que se puede ir consiguiendo con el tiempo. Si probaste pararte en una tabla una vez y no pudiste, no es bueno que decretes que no lo podés hacer, ya que es todo cuestión de practicar y practicar. El agua es un componente de dificultad agregado, sí, pero no es imposible 🙂

    • Gracias Paola! Si te animás a probar yoga sobre el agua nos encantaría que nos contaras tu experiencia 🙂

  • La práctica de yoga en alquiler momento es extremadamente beneficiosa para nuestra salud no sólo física, sino también mental.
    Ya tengo algunos años que lleve eta práctica al exterior, y por su puesto que cada área tiene sus retos. Como practicar yoga en una tabla, en la arena, en un bosque, etc.
    Ninguna práctica es igual, y cada lugar en el que decidas intentarlo va a tener sus retos, como todo.
    Sin duda es una experiencia que no puedes dejar pasar.

    • Así es, Carolina, cada lugar tiene aparejados sus propios retos y complicaciones, pero por eso mismo te enseña a adaptarte, que es parte de lo positivo que tiene la experiencia.

  • solo en una ocasion la he practicado pero me parece fascinante ya que normalmente te acostumbras a tus cuatro paredes y puedes salir de esa area de confort

    • Ir cambiandod e escenario le aporta un componente extra a la práctica que nos enseña a adaptarnos. Si puedes volver a tener la experiencia, nos encantaría que nos contaras al respecto!

  • me alegro encontrar esta pagina , por la informacion que nos ayuda para realizar distintos ejercicios .Y muy buena sugerencia hacer yoga en el agua .muchas gracias .

    • Hola Carmen. A nosotros nos alegra que nos hayas encontrado y poder tenerte como lectora. Es una experiencia muy distinta y fantástica la de hacer yoga en el agua, te recomendamos que pruebes si tienes la oportunidad. Saludos!

Se parte de Relajemos.com!


Clases en línea de yoga, meditación y bienestar