5 Posturas de Yoga para Ganar Flexibilidad

Posturas de Yoga para ganar Flexibilidad

Probablemente alguna vez hayas escuchado a alguien decir “no soy lo suficientemente flexible para hacer yoga”. Quizás hasta lo hayas pensado tú mismo. Sin embargo, esta es una expresión que deberíamos eliminar de nuestro pensamiento. Olvídate de la noción de que tienes que tener un cierto grado de flexibilidad para disfrutar de esta hermosa disciplina. De hecho, hoy compartiremos algunas sencillas posturas de yoga para ganar flexibilidad, que podrás realizar sin inconvenientes.

A diferencia de otras actividades, al practicar yoga el verdadero objetivo físico no radica en llegar a una cierta perfección en la forma de cada asana. Si bien con el tiempo vamos adquiriendo mayor destreza, consiguiendo hacer asanas cada vez más complejas, lo importante es vivir el proceso y sacar el mayor provecho para nuestra situación particular. A través de la práctica constante irá llegando la flexibilidad. Así que si eres de los que apenas pueden inclinarse hacia adelante (¡y ni hablemos de tocarse los pies!), no temas. Todo punto de partida es válido.

Posturas de Yoga para ganar Flexibilidad
Posturas de Yoga para ganar Flexibilidad

Beneficios de ganar flexibilidad

Los niños son, en general, sumamente flexibles. Durante el juego, pueden hacer con su cuerpo cosas que el adulto promedio no puede conseguir ni con el mayor de los esfuerzos. Y es que, con el tiempo, la falta de movimiento va haciendo que nuestros músculos y articulaciones se sientan más y más agarrotados, menos elásticos. Dejamos de trepar árboles, de arrastrarnos por el piso; dejamos de lado el juego físico y lo cambiamos por las actividades sedentarias.  La buena noticia es que puedes recuperar la movilidad perdida, e incluso llegar más allá.

Los motivos para recuperar y mantener la flexibilidad son muchísimos. Sus beneficios se ven reflejados fuera del mat, en la vida diaria. Entre otras cosas, ser más flexible te ayuda a:

  • Vivir un estilo de vida más activo. Un cuerpo abierto al movimiento hace que la actividad física deje de sentirse como una carga y se convierta en algo mucho más divertido.
  • Prevenir lesiones. Un cuerpo ágil se adapta con mayor facilidad a cambios y movimientos inesperados, que pueden darse tanto al practicar deportes o en el gimnasio como en la vida cotidiana.
  • Mejorar tu postura. La falta de flexibilidad causa una mayor cantidad de tensión en lugares donde no debería existir. Los dolores por mala postura más comunes son los de espalda, cuello y hombros, pero el impacto se ve también en el resto del cuerpo. Los dolores lumbares y de la espalda baja disminuyen significativamente al desbloquear los músculos inferiores del cuerpo.

Posturas de yoga para ganar flexibilidad

Quizás puedas correr una maratón sin problemas, pero sentarte con las piernas estiradas y plegarte hacia adelante te resulte una tarea titánica. Esto sucede porque, gran parte de las actividades físicas que se practican hoy en día ponen el foco en otras destrezas: fuerza, resistencia, agilidad, etc. Muchos somos culpables de dejar de lado el trabajo de elongación, tan necesario y beneficioso para el cuerpo.

Son muchos los motivos para querer mantener un cuerpo ágil y flexible, y la práctica de yoga es ideal para conseguirlo. Por eso, decidimos presentarte cinco posturas que te ayudarán a aumentar la flexibilidad de tu cuerpo. Se trata de asanas sencillas, amigables para principiantes (con alguna que otra variación quizás). Aún así, todas presentan sus desafíos, siendo el más habitual el tener paciencia y ser compasivo con tu cuerpo.

Aunque hoy sientas frustración frente a las dificultades que se presentan a la hora de realizar las posturas de yoga, sé constante con tu práctica y verás cómo poco a poco irás adquiriendo mayor flexibilidad.

1. Adho Mukha Svanasana

El perro cabeza abajo brinda un excelente ejercicio a todo el cuerpo, pero es particularmente buena para trabajar la flexibilidad de isquiotibiales, pantorrillas y tendones de Aquiles, así

Clases en línea de yoga, meditación y más
Posiciòn Adho Mukha
Posiciòn Adho Mukha

como también para estirar la columna vertebral

Para realizarla, colócate sobre cuatro apoyos, con las manos por debajo de los hombros y las rodillas bajo las caderas, Exhala y comienza a elevar las rodillas hasta despegarlas del suelo. Luego, empuja con los talones hacia abajo a la vez que elevas los isquiones hacia el techo.

Puedes leer la guía paso a paso aquí.

Se trata de una de las posturas más reconocidas del yoga. Es practicada por todos, desde los yoguis más avanzados hasta los principiantes. Si tienes los músculos de las piernas agarrotados puede resultarte muy incómodo mantener la postura, pero ¡no te angusties! Verás como con el tiempo el cuerpo va soltándose y acomodándose, y vas adquiriendo la flexibilidad necesaria hasta que llegues a considerar Adho Mukha Svanasana como una postura de descanso.

2. Ananda Balasana

La postura del bebé feliz es una asana sencilla pero realmente efectiva. Ayuda a precalentar la zona de las ingles, por lo que es ideal realizarla antes de otros ejercicios o como parte de una secuencia de elongación. A largo plazo,

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!
Ananda Balasana, la Postura del Bebé Feliz
Ananda Balasana, la Postura del Bebé Feliz

Ananda Balasana favorece la apertura de las caderas, también generando mayor flexibilidad en la columna, y promoviendo la liberación de tensiones en la espalda baja.

Se trata de una asana amigable para principiantes, ya que es muy fácil de realizar. Simplemente recuéstate boca arriba sobre tu mat y lleva las rodillas hacia el pecho. Luego, tómate los pies por el lado externo y comienza a empujar desde los talones, tratando de llevar las rodillas en dirección a las axilas.

Puedes encontrar más informacion sobre Ananda Balasana aquí.

3. Paschimottanasana

La pinza sentada es una asana simple ideal para relajar y estirar los músculos posteriores del muslo. Comienza sentado en Dandasana. Asegúrate de mantener una postura correcta, bien sentado sobre los isquiones, con la espalda recta. Con una inhalación, comienza a bajar desde las caderas (no desde la cintura)

Pacshimottasana, la postura de la Pinza
Pacshimottasana, la postura de la Pinza

, manteniendo el torso largo.

El secreto está en tener mucha paciencia. Existen personas que tienen una cierta flexibilidad natural y puedes verlos bajar el torso hacia las piernas y tomarse de los pies sin ningún esfuerzo. Ya que estás leyendo este artículo, probablemente no sea tu caso. Quizás el solo hecho de sentarte con la espalda erguida y las piernas extendidas ya se sienta como un ejercicio de elongación para ti. No cedas al impulso de forzar el cuerpo por el simple hecho de llegar a una cierta forma. La flexibilidad, así como la fuerza, se adquieren poco a poco, a través de la práctica constante.

Puedes aprender más sobre Paschimottanasana aquí.

4. Baddha Konasana

Baddha Konasana o postura de la mariposa
Baddha Konasana o postura de la mariposa

La postura de la mariposa ayuda a soltar todo el tronco inferior, trabajando la flexibilidad de algunas de las partes más cerradas del cuerpo, tales como la ingle, los aductores y la parte baja del abdomen. Es una de las mejores asanas para buscar una mayor apertura de caderas.

Para realizarla, simplemente siéntate con la espalda bien recta, junta los pies planta con planta y deja que caigan las rodillas. Mientras más acerques los pies a tu pelvis, más intenso será el estiramiento. Puedes ir dejando caer el tronco hacia adelante, siempre cuidando mantener la postura de la espalda.

Haz clic aquí para leer la guía completa de Baddha Konasana.

5. Bhujangasana

La postura de la cobra es una gran aliada a la hora de despertar la columna y prepara el camino para asanas que

Bhujangasana, la postura de la cobra
Bhujangasana, la postura de la cobra

requieren un mayor grado de flexibilidad en la espalda. Además, favorece la apertura del pecho y de los hombros, permitiendo liberar una de las zonas más propensas a acumular tensión.

Recuéstate boca abajo con las piernas estiradas y plana tus palmas a la altura de tus hombros. Mientras inhalas, comienza a elevar el pecho extendiendo los codos, sin perder la conexión entre el pubis y el piso. Lleva los hombros hacia atrás, como si quisieras juntar los omóplatos.

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Para saber más sobre Bhujangasana, puedes leer nuestra guía completa aquí.

5 Posturas de Yoga para Ganar Flexibilidad
5 (100%) 1 voto

77 comentarios

  • Me encantó el artículo , sé que la flexibilidad se va ganando poco a poco con constancia y paciencia , de hecho cada vez que uno va practicando las asanas se sienten más los beneficios . Namasté

    • Hola Nidia! Gracias por dejarnos tu opinión 🙂 Así es, la flexibilidad se gana poco a poco y siempre es alentador notar como vamos progresando (Paschimottanasana es muy buen “medidor de progreso”).
      Saludos!

  • las pondré en práctica yaque si hya algo que me cuesta en la práctica de yoga es la flexibilidad.. poco a poco voy viendo avances, epro aun lejos de mis compañeros de clase

    • Hola Cleo! No te compares con tus compañeros, cada uno tiene su propio progreso, relacionado con el punto de inicio, el estado físico, la predisposición del cuerpo, etc. Con paciencia irás ganando flexibilidad!

  • ¡Lo amé! Muchas gracias, ya hago esas posturas en la clase de Yoga, pero no estoy nada cerca de completar la pinza, pondré en práctica estas posturas especialmente.

    • Hola Grethel! Nos alegra que hayas disfrutado esta pequeña rutina para ganar felxibilidad. No te preocupes con respecto a la pinza, puede tomar años llegar a plegarse totalmente. Algunos tenemos más dificultad que otros. Namaste!

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!

Clases en línea de yoga, meditación y bienestar