Relajemos » Alimentación » Germinados: beneficios y cómo prepararlos en casa

Germinados: beneficios y cómo prepararlos en casa

Germinados: beneficios y cómo prepararlos en casa

Los germinados son los alimentos vivos más antiguos. Germinar es dar vida y llenarnos de vida al alimentarnos. Por eso, germinar en casa una excelente práctica, fácil y económica, que trae además múltiples beneficios.

Beneficios de germinar

  • La cantidad de vitaminas, minerales y oligoelementos se multiplica respecto de los que la semilla posee cuando solamente la activamos (remojamos).
  • También aumenta, al germinar, enormemente la cantidad de enzimas: sustancias biológicas que permiten al cuerpo realizar sus funciones de forma adecuada.
  • El germinado es un alimento “pre digerido”, es decir, sus moléculas se descomponen en moléculas más simples y así resulta más fácil para nuestro organismo poder procesarlo.
  • En los germinados se desactivan de forma más efectiva los “anti-nutrientes”: sustancias tóxicas para nuestro organismo, encargadas de mantener “dormidos” los nutrientes de la semilla en su interior, mientras ésta se encuentra en estado latente (antes del remojo).
  • Al germinar, aumenta la biodisponibilidad de los nutrientes, es decir, nuestro organismo puede asimilarlos en mayor proporción.
  • Los germinados tienen efecto desintoxicante.
    Refuerzan el sistema inmunológico.
  • Estimulan el funcionamiento del páncreas.
  • Son saciantes.
  • Aportan energía.
    Son una excelente fuente de clorofila.
  • Tienen poder antioxidante
  • Con ellos nos aseguramos un cultivo libre de agrotóxicos.
  • Elevan la vibración energética de nuestro organismo.

Cómo preparar germinados en casa

Las semillas ideales para empezar a germinar son: lentejas, fenogreco, alfalfa, girasol y quínoa.

[Lee también: ¡Aliméntate con vida! Alimentos Fermentados]

¡Prepara tus propios germinados en casa! | Fuente: thelifeco
¡Prepara tus propios germinados en casa! | Fuente: thelifeco

Los germinados pueden prepararse fácilmente en casa con sólo un frasco de vidrio perfectamente limpio, un trozo de tul o gasa que pueda cubrir la boca de éste y una banda elástica. Para hacerlo, sigue este proceso paso a paso:

  • Lo primero que se debe hacer es dejar un puñado de semillas en remojo con agua filtrada, durante toda la noche (al menos 8 hs) con el objetivo de activarlas (despertarlas).
  • Luego del remojo, se descarta el agua y se mantienen las semillas dentro del frasco, cubriendo la boca del mismo con un tul, que deberá sujetarse con una banda elástica.
  • Coloca el frasco inclinado hacia abajo, a unos 45° aproximadamente, dejando que el agua escurra sobre un plato o cualquier recipiente que permita al frasco mantenerse en esa posición. El objetivo es que drene el agua y que, al mismo tiempo, se ventile el interior del frasco a través del tul. Esto se deja al menos 24 hs en un lugar oscuro, o bien se cubre con un paño oscuro.
  • Al día siguiente, se enjuagan s las semillas llenando el frasco con agua sin retirar el tul. Descarta esa agua y vuelve a dejarlo inclinado boca abajo a 45°. Se debe repetir esta operación 2 veces al día.
  • Una vez que observamos que comienzan a aparecer los brotes, ya no es necesario mantener el frasco en la oscuridad. Se puede dejar expuesto a la luz natural, cuidando de que no reciba sol directo.
  • Los dos enjuagues diarios deben seguir realizándose hasta que los brotes alcancen unos 4 ó 5 cm aproximadamente. Eso indica que ya están listos para consumir.
  • El proceso de germinación completo puede llevar entre 4 y 7 días, dependiendo de la semilla elegida.
  • Una vez listo el germinado, quitamos el tul y la banda elástica y retiramos los brotes. Pueden consumirse en el momento o bien conservarse en la heladera, dentro de un recipiente cerrado, hasta 10 días aproximadamente.

[También te puede interesar: El verdadero valor nutricional de las semillas]

Consejos para preparar germinados

Germinar es una práctica artesanal, sujeta a las variables de la naturaleza
Germinar es una práctica artesanal, sujeta a las variables de la naturaleza

A diferencia de los procesos industriales en los que una máquina programada repite lo mismo en condiciones idénticas, germinar es una práctica artesanal y sujeta a las variables de la naturaleza (como sucede con la siembra). Te comparto algunos tips a tener en cuenta para que logres hacerlo con éxito:

También te puede interesar:
Guía de espacios de yoga, meditación y bienestar
Guía de Asanas de Yoga
  • Las semillas transgénicas o de mala calidad pueden resultar incapaces de procrear. Es más seguro elegir semillas orgánicas. Y ante la duda, probar con una pequeña cantidad en un frasco chico.
  • Hay que enjuagarlas 2 veces por día. En épocas de altas temperaturas, es mejor hacer un tercer enjuague para que no se deshidraten.
  • Mantenerlas con luz solar indirecta, alejadas del calor intenso o del rayo del sol.
  • Al dejarlas escurriendo a 45 grados de inclinación, cuidar que las semillas no cubran toda la superficie de la gasa. Debe quedar espacio libre para que se ventilen, así no se pudren.
  • El calor puede acelerar el tiempo de germinado. Al alcanzar el brote unos 3 ó 4 cm, ya se puede consumir.
  • La semilla que queda prendida al brote también se come, así como está.
  • ¡No cocines los germinados! Si los querés agregar a un plato caliente, que sea una vez que esté servido en la mesa.

Verónica Groppa

Soy Coach en dietética y nutrición natural. Estudié Asesoramiento en Dietética y Nutrición Natural en IATENA.
Tengo 43 años, estoy casada, tengo dos hijos y desde hace casi un año emprendí el proyecto Vuelta Natural, a través del cual tengo el placer de contribuir en la difusión de la alimentación consciente dictando Talleres presenciales, ofreciendo recetarios online y compartiendo gratuitamente desde las redes sociales mis recetas y tips de alimentación natural.

7 comentarios

  • Me encantó la información y los consejos, soy fanatica de la alimentacion saludable,e s un estilo de vida para mi, y el mundo de los germinados no lo había explorado en profundidad, me resultó super interesante!!

  • Me encanta hacer germinados de lentejas, ahora gracias a tus consejos voy a probar los de quinoa y girasol.
    Se podrán hacer de sarraceno??
    Gracias

  • Me encantan los germinados y ahora gracias a ti, podré prepararlos en casa, por favor envíame recetarios y gracias por tu aporte hacia una alimentación saludable, abrazos de luz de Aurora para ti, gracias!, gracias!, gracias!!!

Aprovecha el 50% de Descuento en todas nuestras Clases en Línea