Ustrasana, la Postura del Camello

Ustrasana, la Postura del Camello
Ustrasana, la Postura del Camello
¿Qué te ha parecido este artículo?

¿Necesitas una inyección de energía? ¿Te sientes bloqueado o estancado emocionalmente? ¡Ustrasana puede mostrarte el camino! Se trata de una asana simple pero sumamente intensa, con amplios beneficios a nivel físico y emocional.

Como toda flexión hacia atrás de la espalda, nos ayuda a contrarrestar los efectos de la mala postura que adoptamos en la vida cotidiana. La movilidad de la columna es esencial para poder mantener un cuerpo saludable en el tiempo.

Esta inversión de nuestra posición habitual nos brinda un cambio de perspectiva y una apertura a la que no estamos acostumbrados, ayudándonos a desintoxicarnos y renovar nuestras energías. ¡Sigue leyendo para conocer más sobre Ustrasana!

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, no dudes en compartirlo. Después de terminar la lectura, te invitamos a dejar un comentario con tu propia experiencia. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que comenten!

Apertura física y emocional

Ustrasana es una postura que promueve apertura, en todos los níveles humanos.

El más obvio es el aspecto físico: nos ayuda a abrir el pecho y los hombros. Esto no sólo es excelente para la postura, sino que además favorece la circulación. Un aumento en la irrigación de sangre a la cara  rejuvenece la piel, mientras que para el resto del cuerpo significa una desintoxicación. Por otra parte, al promover la apertura de la caja torácica, esta posición puede ayudarnos a encontrar esa sensación de respirar profundamente, llenando a pleno nuestros pulmones de aire puro.

Entre los beneficios que Ustrasana aporta a nuestra psiquis, podemos nombrar control de la ansiedad y el estrés. La apertura física promueve la apertura mental, y al liberarnos de las tensiones en los hombros, espalda y cuello, podemos encontrar la claridad para lidiar con las tensiones que invaden nuestra mente.

Por otra parte, como la mayoría de las flexiones de espalda, la Postura del Camello implica un cambio de perspectiva literal, que se traduce en una mayor capacidad para ver el mundo desde otro ángulo. Ésta capacidad mejora nuestras habilidades para solucionar conflictos y problemas.

Por último, Ustrasana es una potente asana para nuestro cuerpo emocional. La postura estimula directamente el chakra del corazón, Anahata. Al desbloquear este chakra, podemos enfrentarnos a la vida desde un lugar de amor, compasión y empatía.

La apertura del pecho nos coloca en una posición de vulnerabilidad que a menudo tratamos de evitar (una manifestación física de esto es el encorvarse, por ejemplo). No te sorprendas si la Postura del Camello trae a la superficie emociones que creías sepultadas o situaciones que pensabas habías superado. Puede ser una postura muy intensa y hasta dolorosa para quienes estén pasando por una etapa dificil en la vida, como la pérdida de un ser querido. Pero, a su vez, nos brinda las herramientas necesarias para procesar ese duelo sin ocultarlo.

Ficha técnica

Pose del Camello Paso a Paso

  • Arrodíllate en tu mat, con las rodillas separadas a distancia de las caderas y los tobillos alineados con la misma separación. Apoya el empeine firmemente sobre el suelo.
  • Tómate un momento, como siempre, para chequear tu postura. Es importante que el punto de partida para cualquier asana sea correcto.
  • Rota ligeramente los muslos, y afirma, pero sin edurecer, los glúteos.
  • Coloca tus manos en la parte baja de la espalda, con los dedos apuntando hacia abajo.
  • Comienza a ejercer una leve presión con las manos y siente como el coxis tiende hacia adelante.
  • Inhala profundamente. Eleva y amplia el pecho, sintiendo como se expande tu caja torácica en este posición.
  • Poco a poco, comienza a inclinarte hacia atrás, manteniendo el mentón cerca del esternón.
  • Si eres principiante o tienes poca flexibilidad en la espalda, lo más probable es que no puedas llegar a la forma final de la postura. En este caso, mantén las manos en la espalda baja y sostén la postura. Poco a poco irás adquiriendo flexibilidad.
  • De ser posible, una vez hayas arqueado todo lo posible sin alterar la posición de las piernas, lleva las manos a tus pies. Hazlo una por vez, para que sea más fácil mantener el equilbirio. La base de tu mano debe quedar sobre el talón y los dedos apuntando hacia abajo. Haz presión con ellas; extiende y rota los brazos.
  • Una vez hayas llegado a este lugar, puedes mantener el cuello en posición neutral o dejar caer la cabeza. Esto último puede ser peligroso para las cervicales, así que es importante hacerlo a consciencia, de preferencia bajo guía de un instructor.
  • Sostén la postura. En un principio, ya que puede ser muy incómoda, trata de mantenerte unos 15 segundos. Puedes ir aumentando gradualmente el tiempo hasta llegar al minuto.
  • Para salir, coloca las manos sobre tus caderas y utilízalas como ayuda para guiar al cuerpo a su posición original. Lo último que debes acomodar es la cabeza.

Beneficios de Ustrasana

  • Excelente para estirar todo el cuerpo, tobillos, muslos, e ingle.
  • Contrarresta y equilibra las posturas de flexión hacia adelante.
  • Fortalece y flexibiliza la espalda.
  • Trabaja los abdominales
  • Ayuda a abrir el tercer chakra (Anahata).
  • Buena para combatir dolores menstruales.

Consejos para principiantes

Como comentamos anteriormente, los principiantes o personas con poca movilidad en la espalda encontrarán dificil llevar las manos hacia los talones. Para solucionar este problema, tienes varias opciones:

  • En lugar de apoyar los empeines, apoya los dedos de los pies. Esto eleva ligeramente los talones y hace más facil alcanzarlos.
  • Si aún no lo consigues, puedes colocar bloques a los lados de tus talones para que la distancia a cubrir sea menor.
  • Por último, si ninguna de estas  opciones ha dado resultado, puedes practicar con ayuda de una silla. Colócate de espaldas a ella, con los pies debajo del asiento, y apoya las palmas de tus manos sobre éste.

Precauciones

Como todas las asanas que requieren arquear la espalda, es mejor que, en un principio, sea realizada bajo la supervisión de un instructor. Evítala completamente si sufres de problemas o lesiones en la columna y en el cuello.

Tampoco es recomedable para personas con problemas de presión, hernias, o cirugía abdominal reciente.

 

Asanas complementarias

  • Setu Bandhasana, la Postura del Puente
  • Bhujangasana, la Postura de la Cobra
  • Balasana, la Postura del Niño

Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

5 comentarios

  • Hey! Muy buen tutorial para llegar a la postura final 🙂
    Muy bonita postura, me ha hecho llorar varias veces… En fin! Que salga todo lo que tenga que salir 🙂

    • Gracias Oliver! Nos alegra que hayas disfrutado de nuestra guía. Tal cual, que salga lo que tenga que salir. Es mejorar enfrentarlo que reprimirlo. Namaste!

  • Me encantó la información tan completa de la postura, de a poco me voy iniciando en yoga y cada vez la encuentro más interesante! Seguiré descubriendo cosas en el blog. Saludos!

    • Gracias Daniela! Nos alegra que te haya gustado nuestra guía de Ustrasana y espermos puedas seguir decubriendo cosas nuevas con Relajemos! si tienes un tema específico que te gustaría que tratemos, no dudes en hacérnoslo saber 🙂

  • Me gustaron todas las indicaciones técnicas y que se señale cuáles son los efectos a nivel de la psiquis. Muy completa información y muy importante las sugerencias acerca de hacerlo bajo la supervisión de un instructor debido al nivel de complejidad de Ushtrasana. Me gustaría saber más de los efectos en las glándulas endocrinas.

Recibe lo mejor de Relajemos.com en tu e-mail!