Hot Yoga

Conocé el Hot Yoga

Al igual que con la mayoría de las cosas en la vida, el secreto de un cuerpo en forma y una mente saludable es el equilibrio. Mientras que un entrenamiento con pesas te puede proporcionar el físico como el de los dioses griegos, la verdad es que es muy poco lo que te puede aportar en cuanto a flexibilidad. De hecho, un levantamiento de pesas sin un debido estiramiento antes y después del entrenamiento, es contraproducente.

El problema generalizado se presenta, cuando la mayoría de las personas no tienen tiempo para asistir al gimnasio, y si lo hacen, sacrifican los 20 minutos de estiramiento, restándole la importancia que éstos merecen. Con el Hot Yoga, es posible combinar lo mejor de ambos mundos, trabajando la fuerza, la resistencia y la flexibilidad en una sola sesión. Sigue leyendo y entérate de todas las cualidades que ofrece el Hot Yoga para tu cuerpo y mente y sácale el máximo provecho a esta disciplina.

Definición

El Hot Yoga, es una forma de yoga tradicional se practica para fortalecer los músculos, ligamentos y articulaciones, en una habitación que se calienta aproximadamente entre 80 a 100 grados Fahrenheit, con una humedad entre el 40-60 por ciento en general. A menudo se le asocia con el Bikram Yoga, pero es importante saber que se trata de dos géneros distintos del Hatha Yoga. Si bien el Bikram Yoga es un tipo de yoga caliente, el Hot Yoga no es un Bikram. En el Hot Yoga se puede aplicar cualquier variedad de posturas en un cuarto con altas temperaturas, mientras que la disciplina del Bikram si consiste en una temperatura y humedad bien específicas con una secuencia de 26 posturas fijas, en un tiempo determinado de ejecución.

Características del Hot Yoga

Hot Yoga, más que una rutina de moda
Hot Yoga, más que una rutina de moda

El Hot Yoga requiere una fuente de calor externa para climatizar una habitación cerca de los 100°  F. pero es importante mencionar que se produce el propio calor interno del cuerpo cuando se hace ejercicio. En el Hot Yoga se utilizan diversas posiciones estáticas que ayudan a estirar considerablemente las zonas específicas del cuerpo y aunado con las contracciones de otras partes, se logra mantener la estabilidad.

De corazón, esperamos que este artículo te sea de ayuda. Después de terminar la lectura, podrás dejar un comentario con tu propia experiencia en este tema. ¡Sortearemos un yoga mat entre todos los lectores que compartan sus experiencias!

Son variadas las reacciones químicas que ocurren en las células del tejido muscular cuando se practica el Hot Yoga. Estas células liberan energía en forma de calor y la velocidad de reacción genera químicos durante la contracción muscular lo que va aumentando el calor interno del cuerpo.

El hot Yoga genera una respuesta del cuerpo por el calor, que puede provocar una reacción por agotamiento. Cuando se eleva el calor interno, se produce una dilatación en los vasos sanguíneos y se comienza a sudar para enfriar el cuerpo de manera que se mantenga dentro de los límites de temperatura apropiados. Cuando esto ocurre, el individuo presenta un aumento en el flujo sanguíneo, pero al encontrarse la habitación a una temperatura cerca de los 100 grados F. el cuerpo no consigue una refrigeración, lo que puede causar una interrupción de la temperatura interna del cuerpo. Por esto es tan importante que el individuo se encuentre en condiciones de salud apropiada antes de practicar esta disciplina.

Riesgos de realizar hot Yoga

El riesgo de lesiones es bajo, sin embargo, el hecho de encontrarse en una sala con altas temperaturas, el individuo tiende a exagerar el estiramiento ya que al perder un poco de sensibilidad por el calor ocasionado, es posible excederse en los límites sin notarlo.

Beneficios del Hot Yoga

Para algunos, la práctica en el calor trae una dimensión extra a la práctica del yoga, mientras que proporciona un desafío adicional para permanecer durante toda la clase bajo el calor y el sudor. Todos estos esfuerzos, aportan una gran cantidad de beneficios y se pueden justificar por la creciente popularidad y aceptación que ha tenido esta disciplina en el Occidente, durante tantos años. Algunos de estos beneficios son:

Clases en línea de yoga, meditación y más
  • El Hot Yoga genera una eliminación masiva de toxinas en el cuerpo debido a la gran cantidad de sudor que se produce. Algo similar al efecto logrado en la termoterapia.
  • El cuerpo quema la grasa más eficientemente en el calor, y la grasa se redistribuye y es utilizada como energía durante la clase, por lo cual, el individuo podrá notar una disminución en centímetros con bastante rapidez.
  • Practicar el Hot Yoga en una habitación climatizada tiene efectos similares a sentarse en una sauna. El calor aumenta la frecuencia del pulso y el metabolismo, lo que ocasiona que los vasos sanguíneos se vuelven más flexibles. Esto permite a nuestro sistema circulatorio que fluyan más fácilmente, al tiempo que aumenta el flujo sanguíneo hacia las extremidades. El calor que se crea en los músculos permite que el cuerpo se mueva más libremente para cada postura. Además, al alcanzar la temperatura adecuada, el cuerpo se puede doblar, girar y estirar aún más, lo que permite un masaje de órganos internos. En general todas las glándulas, los órganos interiores, ligamentos y músculos se beneficiarán.
  • Cuando se lleva a cabo esta práctica a largo plazo, además de bajar de peso, es posible eliminar algunas dolencias, tales como: migrañas, dolor de espalda, dolor de cuello y enfermedades gastrointestinales.
  • La flexibilidad que proporciona este ejercicio es sumamente beneficiosa para la columna vertebral, no en vano muchos yoguis afirman que la juventud es determinada por la flexibilidad de la columna vertebral.
  • El ejercicio en una habitación caliente tiene el efecto de elevar el ritmo cardíaco, lo que obliga al cuerpo a trabajar más duro. El calor relaja el cuerpo, mejora la respiración, lo que resulta beneficioso para las personas con asma u otra enfermedad similar.
  • Esta disciplina aplicada regularmente ayuda a retrasa el envejecimiento.
  • El yoga está diseñado para aliviar el estrés y promover la conexión de la mente, del cuerpo y del espíritu. Sin embargo, la práctica del Hot Yoga requiere ir más allá de la comodidad y de la zona de confort, lo que fortalece al individuo para hacer frente a cualquier situación complicada de la vida.

Para alcanzar todo estos beneficios, lo recomendable es practicar el Hot Yoga por lo menos tres veces por semana, durante una hora.

Hot Yoga cada vez tiene más adeptos
Hot Yoga cada vez tiene más adeptos

Consideraciones

Antes y durante el entrenamiento del Hot Yoga, es necesario que el individuo tenga en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Beber mucha agua antes, durante y después del entrenamiento.
  • Usar ropa ligera que permita la transpiración de la piel por medio de los poros.
  • Debe comer algo ligero por lo menos hasta dos horas antes del entrenamiento
  • Debe tomar una bebida para reponer minerales y electrolitos después del entrenamiento, como por ejemplo: Gatorade, la Emeren-C o agua de coco.
  • Debe evitar el consumo de café antes de la clase para evitar la deshidratación.
  • No es recomendable practicar esta actividad durante el embarazo.
  • Muchas personas sienten vergüenza al generar tanto sudor, por lo que tienden a limpiarlo constantemente. Parece contradictorio, pero limpiar el sudor se obstruyen o bloquean los poros, lo recomendable es no retirarlo y dejarlo fluir.
  • La práctica del Hot Yoga, le proporcionará al corazón y al sistema respiratorio un poco de presión, por lo que las personas que padecen enfermedades del corazón, presión arterial baja o debilidad física deben tener mucho cuidado.
  • Los principiantes pueden llegar a sentirse mareado, pero es completamente normal, esto se regulariza con el control del tiempo, un buen descanso a mitad de camino y una buena hidratación.
  • A medida que el frío del invierno arrecia, aumenta la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior del local donde se practica el ejercicio, se debe tener especial atención en este aspecto para la prevención de resfriados y enfermedades. Es recomendable un buen baño entre 20 y 30 minutos después de los ejercicios y el uso de ropas apropiadas, antes exponer el cuerpo al frio.
  • Cuando la sudoración, deshidratación, náuseas, fatiga y el dolor abdominal son excesivos, se recomienda dejar de practicar esta disciplina de inmediato. Si los síntomas no mejoran después de intentarlo varias veces, es porque el cuerpo no se adapta a este sistema de yoga, por lo cual, se recomienda elegir otro.

El hot Yoga no es una actividad competitiva, por lo que cada individuo debe ir a su propio ritmo.

Posturas (asanas)

Todas las posturas del Hot Yoga se derivan del Hatha Yoga. Éstas están diseñadas para calmar y alinear el cuerpo, la mente y el espíritu. Las diferentes categorías de posturas producen diferentes efectos energéticos, mentales, emocionales y físicos, sin importar el tipo de yoga que practiques; las poses, junto con la respiración controlada, son un componente básico para cada sesión. A menos que se indique lo contrario, inhala mientras se estira o se abre el cuerpo y exhala al contraer el cuerpo. Cuando alcances la postura, respira normalmente, sin contener la respiración. Aquí te detallamos las tres posturas más populares.

Postura de Montaña:

De pie con los pies juntos y los hombros relajados, deja colgar los brazos a los lados. Inhala profundamente y levanta las manos por encima de tu cabeza con las palmas frente a frente en dirección al cielo y mantén la posición durante 30 segundos a un minuto mientras respiras normalmente. Exhala a medida que bajas los brazos. La Esta postura suele ser la posición de partida para otras posturas de pie.

Postura del Árbol:

De pie con los pies juntos y los brazos a los lados. Reposa tu peso sobre la pierna izquierda, dobla la rodilla derecha y coloca la planta de tu pie derecho en el interior de tu muslo izquierdo. Mantén las caderas hacia delante. Cuando hayas encontrado el equilibrio (vital en el hot yoga), coloca las manos en posición de oración delante de tu pecho. En la inhalación, lleva los brazos por encima de tu cabeza con las palmas frente a frente, pero separadas. Mantén la posición durante 30 segundos, libera y exhala a medida que bajas los brazos. Repite con el lado opuesto.

Postura del Guerrero:

Hay tres variaciones de posturas del Guerrero, el más básico comienza desde la base de la postura de la montaña, y luego extiende tus pies y gira el pie derecho 90 grados. Esta es una de las posturas más utilizadas en el hot yoga. Relaja tus hombros y a continuación, extiende los brazos hacia los lados con las palmas hacia abajo. Dobla la pierna derecha 90 grados, asegurando que tu rodilla no se extienda sobre el tobillo y eleva la mirada por encima de tu brazo derecho. Mantén esta posición durante un minuto, y luego cambie de lado. Ver más.

Chakras

Los Chakras son un aspecto fundamental para alcanzar la paz interior y el equilibrio a través del Hot Yoga. Los siete chakras están dispuestos verticalmente en el cuerpo desde la base de la columna vertebral hasta la parte superior de la cabeza. Los chakras son considerados como vórtices giratorios de energía que, cuando se equilibran, conducen a la paz y a una mayor conciencia.

  1. El chakra raíz (Muladhara): situado en la base de la columna vertebral, área del cóccix. Este chakra rojo representa nuestra fundación y la sensación de estar conectado a tierra. “Yo soy…”
  2. El chakra sacro (Svadhishthana): situada en la parte inferior del abdomen, dos pulgadas por debajo del ombligo, este chakra naranja representa nuestra conexión y la capacidad de aceptar a los demás. “Siento…”
  3. El Chakra del Ombligo (Manipura): situado en la parte superior del abdomen, en un área amarilla, representa nuestra capacidad de ser seguro y el control de nuestras vidas. “Hago…”
  4. El chakra del corazón (Anahata): situado en el centro del pecho, justo por encima del corazón, este chakra verde representa nuestra capacidad de amar. “Amo…”
  5. El chakra de la garganta (Vishuddha): localizado en la garganta, este chakra azul representa nuestra capacidad de comunicarnos. “Yo hablo…”
  6. El tercer ojo chakra (Ajna): situado en la frente, entre los ojos (también llamado el chakra del entrecejo). Este chakra de color índigo, representa nuestra capacidad de enfocar y ver ampliamente”. “Yo veo…”
  7. El Chakra de la corona (Sahasrara): situado en la parte superior de la cabeza, este chakra púrpura, representa nuestra capacidad de estar completamente conectado espiritualmente. “Yo entiendo…”
Nos llena de satisfacción que hayas llegado hasta aquí. Si el artículo te fue de utilidad y crees que puede ayudar a otras personas, no dudes en compartirlo. También, te invitamos a dejar un comentario y así enriquecer nuestra experiencia y la de todos los lectores de Relajemos.com. ¡Namaste!

Con el fin de alcanzar un desarrollo integral en la práctica del Hot Yoga, el individuo debe realizarse un autoestudio para estar consciente de sus debilidades tanto físicas como mentales y fortalecer éstas áreas para poder desarrollar un avance pleno dentro de esta disciplina.

Hot Yoga
¿Qué te ha parecido este artículo?

44 comentarios

  • Me encanta todo sobre el yoga me parece interesante y muy clara las explicaciones que dan, las personas que escriben deben saber mucho de yoga les agradezco muchísimo por tan importante información

    • Gracias, Laura! Esperamos que tengas la oportunidad. Es una práctica que, por suerte, se está extendiendo, así que quizás tengas un centro de hot yoga cerca tuyo en el futuro!

Clases de yoga y meditación en línea

Recibe nuestros mejores contenidos en tu e-mail!